Inicio  ›  Actualidad laboral / Tendencias  ›  Recursos Humanos en una empresa: 11 claves y herramientas para lograr el éxito
Actualidad laboral / Tendencias

Recursos Humanos en una empresa: 11 claves y herramientas para lograr el éxito

recursos humanos en una empresa

Analizamos cómo podemos mejorar el departamento de Recursos Humanos en una empresa. Algo que pasa desde la implantación de nuevas herramientas hasta por la adopción de políticas específicas de RRHH.

Recursos Humanos en una empresa: qué hace

La misión principal de un departamento de Recursos Humanos en una empresa es la de realizar todas aquellas tareas relacionadas con la gestión de personas y atracción de talento de la compañía. Un cometido que incluye diferentes funciones –como el reclutamiento y la selección, la administración de personal, la retribución, etcétera– enfocadas a garantizar el bienestar de los trabajadores dentro de la organización.

Sin embargo y dada la amplitud de procesos que implica la gestión de los Recursos Humanos en una empresa, pueden cometerse ciertos errores. Hoy analizamos algunos de los más frecuentes y planteamos medidas de crecimiento y superación para esta área de RRHH tan importante en el desarrollo de las personas y en los resultados de negocio de cualquier compañía.

8 errores frecuentes que puede cometer el área de Recursos Humanos en una empresa

Así, encontramos algunos comportamientos negativos que pueden arraigarse en el departamento de Recursos Humanos en una empresa. Unos errores que pueden ser fruto de la falta de tiempo o de recursos, de desconocimiento u otros pero que, por fortuna, pueden evitarse.

1. Exceso o falta de personal en los Recursos Humanos en una empresa

En algunas empresas puede existir un exceso de personal y burocracia como consecuencia de la implantación de procesos demasiado complicados. Esto, además, hace que se eleven los costes del departamento. Pero es posible que ocurra todo lo contrario, que haya falta de personal, algo propio de las empresas más pequeñas. Sin embargo, no siempre sabe gestionarse el multitasking de la manera adecuada.

2. Métodos de selección poco apropiados

Esto a su vez puede dar lugar a otros problemas como:

  • Criba curricular inapropiada: un proceso adecuado debe permitir crear killer questions, filtrar por capacidades, etcétera. Todas estas acciones mejoran la criba de currículums.
  • Ralentización de los procesos: sobre todo si no tenemos opción para filtrar adecuadamente, colgar las ofertas ágilmente en diferentes portales, etcétera.
  • Contratación alocada: y falta de adecuación del candidato al puesto de trabajo.
  • Falta de definición en las funciones del puesto.
  • Escaso flujo de candidatos.
  • No se detecta el talento interno.

3. Métodos de clima laboral inapropiados.

El clima laboral es uno de los factores que incide sobre la productividad. Un buen clima laboral favorece la consecución de objetivos, mientras que uno malo genera conflictos y malos resultados de negocio. Por eso, conviene contar con políticas de clima laboral y de medición del clima laboral –como encuestas de satisfacción al empleado–.

Fomentar un buen clima laboral pasará, entre otros, por favorecer la comodidad del empleado, cuidar el ambiente de la oficina (incluso el mobiliario y la decoración), contar con políticas de incentivos, horarios flexibles, promover la formación, apostar por la conciliación, valorar el feedback de los trabajadores y más. Además, hay que reconocer sus logros.

4. Falta de herramientas de análisis del desempeño

La ausencia de una herramienta adecuada para realizar evaluaciones de desempeño a los empleados (o, directamente, no pasarlas) constituye otro gran error. Se trata de un sistema que sirve para determinar el cumplimiento laboral del trabajador y sus capacidades, pero que también sirve para detectar qué carencias y necesidades tiene el departamento y la empresa desde el punto de vista de la plantilla.

Si no pasamos una evaluación de desempeño a nuestros empleados no sabremos en qué situación se encuentran ni podremos darles la formación ni implementar las políticas necesarias para que se desarrollen dentro de la organización. Además, esto puede llevar aparejados problemas de clasificación de los trabajadores.

5. Problemas de comunicación en los Recursos Humanos en una empresa

Con problemas de comunicación en los Recursos Humanos nos estamos refiriendo, sobre todo, a aquellos que tienen que ver con la relación con otros departamentos y con la comunicación interna de la compañía. El departamento de Recursos Humanos en una empresa debe velar por una comunicación horizontal, es decir, porque esta no se produzca de arriba hacia abajo, de líderes a empleados.

Es básico que la entidad sepa qué piensan sus trabajadores de ella. Y para esto se debe fomentar una transparencia y una cultura organizacional muy abierta, que ofrezca la confianza, garantías y canales más adecuados para hacerlo.

6. Falta de adaptación tecnológica del área de Recursos Humanos en una empresa

En ocasiones el área de Recursos Humanos carece de la formación necesaria para sacarle todo el rendimiento a las herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías. Incluso puede que la empresa no invierta en este tipo de herramientas. Sin embargo, hacerlo cuenta con numerosos beneficios y permite agilizar numerosos procesos que más tarde comentaremos.

Además esto se encuentra relacionado con el hecho de no incorporar perfiles nuevos al departamento, sobre todo los que son emergentes en TIC como expertos en Big Data, Realidad Virtual aplicada a los Recursos Humanos, etcétera.

7. Falta de concienciación y errores legales

Entre los errores más preocupantes que puede cometer el departamento de Recursos Humanos en una empresa encontramos los que tienen que ver con la falta de concienciación y el incumplimiento de la legislación, en especial con aquella normativa relacionada con la protección de datos de los candidatos. Por ejemplo, algunos fallos recurrentes son:

  • Guardar un currículum que se recibe para un proceso después de que este termine: los currículums impresos han de destruirse una vez haya finalizado la selección. Ahora bien, es posible mantenerlos en formato electrónico.
  • Dejar la pantalla u ordenador encendidos cuando se sale de la oficina: nuestro ordenador almacena multitud de información sensible que estamos obligados a proteger.
  • Dejar documentos encima de la mesa: recordemos que trabajamos con información confidencial y sensible. También es frecuente dejarlos en la impresora o el escáner.
  • Archivar la información sensible en soportes sin cifrar: y tampoco almacenarlos bajo llave.
  • No cifrar los correos electrónicos que tienen datos sensibles.
También puede interesarte:  De junior a senior: cómo crecer en el área de Relaciones Laborales y Recursos Humanos

8. Olvidar la importancia de la formación y la promoción

La función de formación es una de las más importantes del departamento de Recursos Humanos en una empresa. Se trata de un aspecto clave para el crecimiento y motivación de los trabajadores, e incluso para la captación y detección de talento interno. Esto, a medio y largo plazo, repercutirá positivamente en los resultados de negocio de la compañía. Además, es importante que los empleados conozcan estas opciones y planes de crecimiento, es decir, que sepan que se apuesta por ellos.

6 herramientas para mejorar los Recursos Humanos en una empresa

1. Redes sociales internas

Se trata de un canal de comunicación muy útil que sirve no solo para realizar comunicados internos de forma masiva, sino para darle voz al empleado. De esta manera podremos conocer sus necesidades, inquietudes, descubrir qué imagen tienen de la empresa, etcétera. Además, el hecho de darle al trabajador un medio para expresarse le hará sentirse parte de la compañía y mejorará su compromiso con la misma.

2. Herramientas de selección y reclutamiento

Existen herramientas como la de Bizneo HR que agilizan el proceso de reclutamiento y selección de los candidatos. Con este ATS podrás optimizar tus procesos, ahorrar tiempo e incrementar la eficiencia de estas gestiones. Además y en el caso de Bizneo HR, la herramienta te permite colgar la oferta en más de 80 fuentes de reclutamiento automatizadas, maximizar su difusión y alcance, generar una base de datos y monitorizar el ROI de los canales de reclutamiento.

3. Herramientas de gamificación

Para mejorar la motivación de los empleados. Se trata de herramientas que pueden emplearse en cualquier departamento y nicho, y que favorecen la retención y el sentimiento de los trabajadores hacia la entidad.

En concreto, lo que se hace es implementar soluciones propias del juego y sí, que implican diversión) a otro ámbito. El quid de la cuestión radica en establecer qué tareas y procesos se quieren incentivar y determinar qué premios se quieren dar para fomentar la participación de los empleados.

Además de para motivar, es muy interesante aplicar estas técnicas de gamificación a la formación, pues concebir el aprendizaje como un juego reduce la tasa de abandono de los estudiantes, favorece la retención y agiliza todo el proceso educacional en términos generales.

4. Plataformas de e-learning

Durante los últimos años y gracias a la popularización de Internet, la formación ha cambiado. Acceder a ella resulta mucho más sencillo, y las diferentes opciones se encuentran tan al alcance de la mano, que ha nacido lo que se conoce el life-long learning. Este término se refiere a la responsabilidad de cada persona sobre su propia formación y reciclaje.

Para facilitar la adopción de nuevos conocimientos desde el departamento de Recursos Humanos en una empresa resulta de gran ayuda desarrollar una plataforma de e-learning específica. Una herramienta que mejorará el desarrollo profesional del empleado y que incidirá también en los resultados de negocio.

5. Herramientas para evaluación del desempeño

Apostar por herramientas de evaluación del desempeño como la de Bizneo HR te permitirá detectar los puntos fuertes y débiles de tu equipo, así como identificar el talento clave de la organización. Asimismo, se mejora el proceso de toma de decisiones y se reducen las incertidumbres –tenemos los datos en la mano–.

La herramienta también te permitirá gestionar mejor el cambio y saber si tu plantilla está preparada para dar el próximo paso. Otro de sus puntos fuertes es que te brinda la oportunidad de detectar las necesidades de formación y reducir los sesgos.

6. Soluciones de firma electrónica

Los departamentos de Recursos Humanos en una empresa trabajan con multitud de documentos y llevan a cabo numerosos procesos para los que se requiere de determinadas firmas de los empleados (responsables de equipo, puestos de responsabilidad u otros). Contar con un sistema de firma electrónica permite optimizar todas estas tareas.

Recursos Humanos en una empresa: 5 consejos para coordinar el departamento

Más allá de las herramientas específicas, no podíamos dejar de mencionar una serie de consejos generales para mejorar la coordinación de los Recursos Humanos en una empresa.

1. Mide los resultados de tus acciones

Fijarse plazos, y analizar los resultados de nuestras acciones son clave para saber cuáles son las debilidades y fortalezas del área de Recursos Humanos en una empresa. Esto nos permitirá ahorrar tiempo y dinero y prevenir las crisis fruto de una mala toma de decisiones continuada.

En concreto, deberíamos medir los procesos críticos para el desarrollo y éxito de la compañía: como los procesos de selección y reclutamiento y su éxito, el coste que suponen, la calidad de la contratación, el tiempo que se le destina, etcétera. También es conveniente analizar los procesos que necesitan una inversión superior al del resto: por ejemplo, si se invierte mucho en formación pero luego hay fuga de talentos.

2. Estructura bien el departamento de RRHH

Estructurar bien el departamento de Recursos Humanos en una empresa y organizar bien los procesos de RRHH será fundamental para garantizar el éxito de este área. Para hacerlo deberemos determinar quiénes se ocupan y cómo de cada función, analizar si se está olvidando alguna, preguntarnos si están todos los roles claros, y más.

Se trata de detectar carencias e incluso si existen duplicidades, exceso de personal e incluso si el coste del departamento es acorde a los resultados y rendimiento de la compañía.

3. Apuesta por la tecnología

Por la implementación de las tecnologías comentadas y por el software de Recursos Humanos, pues te permitirán agilizar multitud de procesos. Apuesta también por las competencias digitales de los integrantes del departamento y por la incorporación de perfiles emergentes en este sector, como lo s expertos en gamificación, Big Data, etcétera.

4. Apuesta por el mentoring

El mentoring o sistemas de mentores consiste en implantar programas de tutelaje de manera que un mentor o trabajador con más experiencia ejerza de “tutor” de otro empleado. Se trata de una herramienta muy útil que favorece la transmisión de conocimiento y que mejora la satisfacción del tutor y el tutelado, y la retención de talento.

5. Lidera, no mandes

Cuando hablamos de liderazgo nos referimos a la capacidad del individuo para desarrollar el potencial y hacer crecer a un equipo de personas que tiene bajo su mando. Algo que en gran medida dependerá de sus habilidades sociales –de motivación, comunicación, etcétera–.

No obstante, existen diferentes estilos de liderazgo, desde uno más autoritario hasta otro más participativo, consultivo y demás. La idea es adaptarlo al equipo de personas con las que se trabaja.

Dejar un comentario.