Inicio  ›  Actualidad laboral / Tendencias  ›  Las fuentes de reclutamiento, clave en la búsqueda de candidatos
Actualidad laboral / Tendencias

Las fuentes de reclutamiento, clave en la búsqueda de candidatos

fuentes de reclutamiento

Contar con un amplio abanico de fuentes de reclutamiento es fundamental para hallar a los candidatos más adecuados para nuestra compañía.

Encontrar el talento más adecuado para cada compañía es una tarea propia de los Recursos Humanos que no siempre resulta fácil. Un punto en el que optar por las fuentes de reclutamiento apropiadas y suficientes resulta clave. Estamos hablando de difundir nuestra oferta de empleo lo máximo posible, y de llevarla a otro nivel.

Tipos de fuentes de reclutamiento

Como sabemos, existen dos tipos de reclutamiento de personal básicos: el reclutamiento externo -que busca el talento fuera de la empresa– y el interno –que intenta encontrarlo dentro de ella–. Para cada uno de ellos se utilizan diferentes fuentes:

Fuentes de reclutamiento externo

Las fuentes de reclutamiento externo son aquellas que no pertenecen a la empresa. Estamos hablando de buscar a través de servicios de empleo o Internet; e incluso de externalizar el proceso y de apostar por el headhunting.

Sus principales virtudes son que permiten acceder a una ingente cantidad de talento, suponen un ahorro en formación, fomentan la competitividad y la diversidad, y son un soplo de aire fresco para la compañía.

Sin embargo, resulta imprescindible que sepamos a qué fuentes nos estamos dirigiendo y dónde estamos buscando para asegurar un proceso de calidad.

9 fuentes de reclutamiento de personal externo

  1. Portales de empleo: cuanto mayor sea la calidad del portal de empleo, mejor será el proceso de reclutamiento. Es el caso, por ejemplo, de Indeed.
  2. Redes sociales: que, además nos permitirán generar valor de marca.
  3. Eventos: especializados del sector. Es una manera muy interesante de asegurarse de que el candidato está enfocado en lo que buscamos y en nuestro sector.
  4. Bolsas de empleo: las universidades y escuelas suelen contar con bolsas de empleo donde los estudiantes se han inscrito. Se trata de una fuente de reclutamiento de personal ideal para perfiles que están empezando en el mundo laboral.
  5. Ferias de empleo: se trata de una opción muy viable que nos permitirá analizar el talento de primera mano y atraer perfiles más específicos.
  6. Página de empleo de la compañía: donde subir las distintas ofertas junto con los valores corporativos.
  7. Blog corporativo: muy similar al punto anterior.
  8. Contenido multimedia: vídeos en YouTube o similares que muestren "lo genial" que es trabajar con nosotros, por ejemplo.
  9. Agencias de colocación: tipo ETT, que pueden ayudarnos en algunos casos puntuales, en especial si el proceso de contratación ha de ser rápido.
También puede interesarte:  ¿Qué tipos de contrato existen?

Fuentes de reclutamiento interno

Se trata de las propias personas de la organización y de los sindicatos. No obstante, no siempre son una fuente directa –no se les contrata a ellos directamente– sino que puede encontrarse a un candidato a través de sus recomendaciones, por ejemplo.

Entre sus ventajas, destacan que nos permiten ahorrar gastos dentro del proceso de reclutamiento, constituyen una fuente de motivación para los empleados, desarrollan su competitividad, y permiten implementar planes de carrera interno. También mejora la imagen de marca empleadora.

Por el contrario, cuando se promueve al personal interno se está perdiendo en cierto modo la oportunidad de incorporar nuevo talento con ideas innovadoras, sin sesgos. También se corre el riesgo de perder a la persona que se promociona en el puesto que desempeña actualmente.

4 fuentes de reclutamiento interno

  1. Los becarios: cuyas aptitudes encajen con nuestros valores de negocio.
  2. Antiguos trabajadores: de los que se haya prescindido en otros momentos y con los que hayamos tenido una colaboración satisfactoria.
  3. Enlaces sindicales: con cuya colaboración se puede contar para difundir la oferta y preguntar referencias.
  4. Programa de referidos: cuando los empleados se convierten en prescriptores de la marca. Aquí las recomendaciones vienen de los propios profesionales, de manera que este método resulta muy beneficioso.
Si quieres saber más sobre el reclutamiento de personal –desde métodos concretos hasta un caso práctico– no te pierdas este artículo.

La importancia de elegir bien las fuentes de reclutamiento

Para llegar a nuestros candidatos ideales, al target de nuestro departamento de Recursos Humanos, tendremos que elegir bien las fuentes de reclutamiento. La cuestión se agrava cuando pertenecemos a una mediana o gran empresa con más de 30 procesos de reclutamiento al año.

Para cubrir nuestras necesidades y ese volumen de captación de talento deberemos difundir al máximo y en el mayor número de canales y portales como Indeed nuestras ofertas. Un punto en el que el ATS de Bizneo HR puede resultar de gran ayuda. Entre otros, permite:

  • Acceder a más de 80 fuentes de reclutamiento de manera automatizada, es decir, sin tener que colgar la oferta en cada portal, universidad, agregador, escuela de negocios, etcétera.
  • Gestionar todo el proceso desde un mismo lugar.
  • Maximizar la difusión de las ofertas de empleo.
  • Monitorizar el retorno de la inversión del proceso de reclutamiento.
  • Acabar con las gestiones repetitivas y automatizar tareas.

Dejar un comentario.