Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Ventajas de implementar un programa de referidos
Gestión del talento

Ventajas de implementar un programa de referidos

programa de referidos

Si tratamos bien a nuestros empleados nadie será mejor embajador de nuestra marca que ellos. Por ello, mediante un buen programa de referidos, nuestros trabajadores pueden acercarnos al mejor talento gracias a sus recomendaciones.

Crear un programa de referidos que permita a tus empleados recomendar a sus mejores contactos es una de las mejores maneras de llegar a candidatos que se adapten a nuestras necesidades –tanto de productividad como de cultura organizacional–. Estos contarán con el respaldo de empleados en los que ya confiamos, y cuya valoración del trabajo y competencias ya conocemos.

Este método supone una mejora incalculable en la labor del reclutador, que conseguirá cerrar el cerco cada vez más sobre aquellos trabajadores que, no solo están más cualificados a desempeñar las labores requeridas, sino que encajan en la filosofía de la empresa y la asimilan como propia.

Qué es un programa de referidos

Un programa de referidos es un método de selección interna mediante el cual los reclutadores piden a empleados de su confianza que recomienden a sus contactos para una vacante dentro de la compañía.

Son muchos los beneficios que ofrece este método, pero el principal de ellos es que nos permite asegurarnos –en mayor medida– de que la persona elegida podrá asimilar correctamente los valores de la compañía. Nuestro empleado ya habrá hecho la primera criba.

Del mismo modo, contar con nuestros empleados como prescriptores de nuestra compañía como un lugar agradable para desarrollarse profesionalmente también es una buena carta que hará que los mejores talentos se interesen por participar en nuestros procesos de selección y que, frente a dos ofertas competidoras, podría decantarse por la de nuestra compañía. 

Título de la imagen

Beneficios del programa de referidos

Las ventajas de este tipo de programas sobre otros métodos de reclutamiento son numerosas y van desde lo económico hasta aspectos más humanos y subjetivos.

  • Bajada de costes en el proceso de reclutamiento: al reducir el cerco de búsqueda, los costes disminuyen gracias a la mayor eficacia de este método. De hecho, este método puede resultar hasta un 50% más barato que otros.
  • Menor índice de rotación del personal: mediante el programa de referidos podremos llegar a empleados que mostrarán mayor fidelidad hacia la empresa. A largo plazo, es menos probable que se produzca rotación en los equipos. Esto se traduce en una reducción importante de costes.
  • Mejor talento: los candidatos referidos suelen ser profesionales punteros y responsables. De lo contrario, no se habrían ganado la confianza del empleado que ha decidido recomendarlos como trabajadores fiables.
  • Mejor adaptación: puesto que los referidos conocen de cerca a algún trabajador de nuestra empresa, lo normal es que ya conozcan los sistemas de trabajo dentro de la empresa, así como las relaciones entre compañeros y el ambiente en general. De esta forma, tras la incorporación de los referenciados, la adaptación será rápida y sencilla.
  • Menor tiempo de búsqueda: gracias a que el cerco de búsqueda es reducido, el proceso de reclutamiento decrece, dando una media de 29 días desde el momento en el que se anuncia la vacante.
  • Aumento en la productividad: otra de las ventajas que se puede medir a largo plazo es que aumenta la productividad. Esto significa que, mediante este método hemos dado con el candidato idóneo para el puesto de trabajo que ofertamos.

Características de un buen programa de referidos

A pesar de que cada empresa funciona diferente y debe encontrar por sí misma la fórmula que mejor se ajusta a su modelo, existen ciertas características que comparten todos los programas de referidos exitosos:

  • Marketing: tal y como si se tratara de una oferta comercial, las ofertas de trabajo deben darse a conocer y comunicarlas de la manera correcta, en este caso, a los empleados. Nuestros trabajadores deben estar informados de las vacantes para que así, puedan recomendar a profesionales de su círculo para presentarse a la convocatoria.
  • Ofrece recompensas: una buena idea es premiar a aquellos empleados que recomienden exitosamente a uno de sus contactos. No importa demasiado la cuantía con la que se premie, sino que debemos asegurarnos de crear un espacio seguro en el que el empleado sienta libertad para recomendar a su conocido sin miedo a represalias.
También puede interesarte:  7 pilares de un buen proceso de reclutamiento y selección de personal

Por muy alta que sea la recompensa, si avergonzamos o culpabilizamos al empleado tras una recomendación errónea, este nunca más volverá a aventurarse.

  • Inclúyelo en la filosofía empresarial: debes construir una cultura empresarial donde los empleados perciban que no solo los reclutadores deben encontrar el mejor talento, sino que cualquier empleado, puede intentar reclutar a aquellos profesionales que destaquen. Si nuestros trabajadores se sienten parte de la empresa, desearán aportar lo mejor para el crecimiento de la misma.
  • Hazlo sencillo: cuanto más fácil sea la opción de recomendar, más implicación por parte del trabajador veremos. Las ofertas que se publiquen en redes sociales, son las más sencillas para compartir pues, con un solo clic, se las podemos hacer llegar a nuestros contactos.

Por el contrario, un sistema complejo que quite mucho tiempo hará que los trabajadores se desmotiven y decidan ignorar la opción de recomendar a sus contactos.

Cómo diseñar un programa de referidos

Crear un programa de referidos es un proceso que se debe iniciar desde el primer contacto con nuestros futuros empleados. Conseguir que estos se fidelicen a la empresa es solo el primer paso para que, en el futuro, se decidan a recomendar a sus contactos.

  • Atrae talento: debemos empezar de forma tradicional, publicando ofertas competitivas que atraigan a buenos profesionales. En este primer paso, a cuántos más candidatos lleguemos, mejor.
  • Convierte: estos interesados en la oferta deben encontrarla lo suficientemente atractiva como para posicionarse como candidatos.
  • Contrata: selecciona no solo a los candidatos que mejores competencias técnicas tengan, sino también a aquellos que mejor encajen con la filosofía de la empresa.
  • Enamora: si durante todo este proceso has sido considerado, educado y abierto con los candidatos, ahora que son empleados, deben encontrarse con un buen recibimiento. Hacer toda la experiencia de la incorporación agradable es fundamental para que el empleado cree un vínculo duradero con la empresa.
  • Convierte a los empleados en promotores: si has conseguido de forma exitosa enamorar al empleado, ahora, debes poner sobre la mesa el programa de referidos. Tus empleados, que han tenido una buena experiencia desde el primer contacto con la empresa, se sentirán orgullosos de poder recomendarla.
Título de la imagen

Ejemplos de programas de referidos

  • Prêt-a-manger: en esta compañía de alimentación inglesa cuentan con un programa de referimiento mediante el cual, un empleado que lleve más de seis meses en la empresa puede recomendar a un contacto y si, tras 3 meses la relación es exitosa, el empleado promotor recibe un aumento de salario.
  • Google: el gigante tecnológico contaba con un programa de referidos que ofrecía altas bonificaciones a los empleados promotores, pero, más tarde, descubrieron que los regalos de experiencia eran más efectivos. Ahora, a los empleados que recomiendan a un contacto y resulta exitoso, les ofrecen entradas para partidos u otras actividades de su interés.
  • Deli: esta empresa cuenta con un programa de puntos para los empleados que recomienden a sus contactos. Cada cierto tiempo, se celebran reuniones donde los empleados con más puntos reciben premios y el reconocimiento de todos sus compañeros.


Dejar un comentario.

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]