Inicio  ›  Selección de talento  ›  Inbound Recruiting: la seducción como arma para captar talento
Selección de talento

Inbound Recruiting: la seducción como arma para captar talento

Qué es Inbound Recruiting

En un mundo en el que cada vez existen más formas de reclutamiento, el Inbound Recruiting ha llegado para quedarse. ¿Quieres saber en qué consiste?

Cuando una empresa se dispone a encontrar a los candidatos idóneos para un puesto de trabajo, las formas habituales de hacerlo suelen limitarse a: anunciar la oferta de empleo a través de un portal web, o a buscar en LinkedIn. Sin embargo, durante los últimos años la forma de reclutar nuevos talentos ha cambiado. Un punto en el que no podemos dejar de hablar del Inbound Recruiting.

Qué es el Inbound Recruiting

El Inbound Recruiting es una de las técnicas de selección de personal pensadas para atraer talento a las compañías de un modo innovador y efectivo. Tan es así, que su modus operandi está marcando tendencia en el ámbito de los Recursos Humanos.

Y es que este método de seducción le cede la iniciativa a los aspirantes y les muestra cómo la empresa responde a sus necesidades. Serán ellos quienes decidan cuándo contactar con la compañía.

Es decir, se trata de una técnica a medio y largo plazo que permite tener una cartera de talentos activos (potenciales trabajadores) y que se centra en las personas, en lo que puede resultarles atractivo, y en enamorarlas. En definitiva una manera más empática de captarlas. Pero, ¿cómo se consigue y qué ventajas tiene?

Ventajas del Inbound Recruiting

En un mundo en el que la competitividad de las empresas se ha incrementado, la necesidad de distinguirse del resto se ha convertido en algo fundamental. Algo que también se traslada a la contratación. Por fortuna, el Inbound Recruiting es una potente herramienta de diferenciación que, además:

  • Permite atraer a un talento preseleccionado, adecuado y comprometido (o al menos al que le parece atractiva) con nuestra empresa.
  • Los candidatos convierten de manera más efectiva. O sea, la contratación se produce antes.
  • No se contrata ni contacta en frío.
  • Permite definir una estrategia más global acorde con nuestros valores de marca.
  • Se convierte en un gran recurso a largo plazo.

Fases del proceso de Inbound Recruiting

Un proceso de Inbound Recruiting efectivo puede estructurarse en diferentes fases. Desde la atracción del candidato a una oferta de empleo hasta el enamoramiento del mismo. Pero vayamos con más detalles.

1. Atracción

La atracción de talento en Inbound Recruiting va más allá de la publicación de las ofertas de empleo en diferentes fuentes de reclutamiento. Queremos que el candidato venga a nosotros, de manera que deberemos parecerle atractivos.

Para eso primero nos deberá conocer y, segundo, deberá asociarnos con unos valores corporativos y de marca empleadora envidiables. Aquí hay que cuidar:

  • El Employer Branding.
  • La imagen de la empresa en redes sociales.
  • Nuestra página de empleo corporativa.

Hacerlo nos permitirá incrementar las visitas a nuestras ofertas a través de las redes sociales, el career site y más. Unas visitas que podemos registrar a través de las propias inscripciones en las ofertas de empleo, formularios, etcétera. Todo fundamental para obtener información de los aspirantes y llevar a cabo un buen proceso de Inbound Recruiting.

2. Conversión

El segundo paso será traducir esas visitas, esa curiosidad, en candidatiuras. Si la atracción ha funcionado, seguramente no tarden en llegar las primeras entradas a nuestro buzón.

Es el momento en el que el usuario se convierte en candidato y en el que este pasa a formar parte de una base de talento. Sobre ella seleccionaremos al futuro trabajador.

También puede interesarte:  Entrevista por competencias. ¿Qué son y qué tipos existen?

A través de diferentes herramientas online de reclutamiento, podremos llevar a cabo una comunicación personalizada con el candidato. Aquí será clave la omnicanalidad y la comunicación fluida para dale feedback y que se sienta cómodo. Hay que estar a la altura de sus expectativas.

3. Contratación

Una vez elegido el candidato, el siguiente paso de una estrategia de Inbound Recruiting será contratarle y cerrar el proceso de selección. En este punto es importante haber cuidado las comunicaciones con el candidato durante todo el proceso.

Hay empresas que, precisamente y por no hacerlo, acaban perdiendo talentos que deciden marcharse de forma voluntaria y no seguir con las entrevistas. Un software como el ATS de Bizneo HR te permitirá hacerlo de forma automatizada, programar mensajes según la fase del proceso, etcétera.

4. Enamoramiento, el objetivo del Inbound Recruiting

Durante el proceso de selección e Inbound Recruiting habrás fomentado diversas actividades, newsletter y procedimientos mediante los que transmitir el alma de la empresa a los candidatos. Si el proceso ha sido adecuado, además, estos candidatos o futuros empleados compartirán su buena experiencia con otras personas.

De esta forma, no solo consigues un buen feedback por parte de ese trabajador, sino que además este no dudará en promocionar tu negocio Para asegurarte de que está funcionando puedes pasar encuestas a los empleados, preguntarles directamente, y otros.

El Inbound Recruiting ha llegado para cambiar las tornas a la hora de reclutar personal apostando por una relación más humana y atractiva entre empresa y candidatos. Un paso más que burla viejas formas de contratación además de asegurar futuros beneficios (o incluso leads) al mismo tiempo que ahorramos tiempo y presupuesto en el proceso de selección.

Cómo diseñar una estrategia de Inbound Recruiting

Para diseñar una buena estrategia de Inbound Recruiting será fundamental saber lo que queremos. Es decir, tendremos que planificarnos bien para centrarnos en nuestros objetivos. Lo primero será identificar el tipo de talento que queremos captar, sus características y demás para saber dónde podemos encontrarlo.

Una vez determinada esta cuestión, escogeremos aquellas herramientas que nos permitirán ejecutar la estrategia de Inbound Recruiting: desde nuestra página web hasta las redes sociales de la compañía. De ser necesario, también las mejoraremos.

Asimismo, tendremos que contar con una propuesta de valor determinada y de ser capaces de difundirla adecuadamente. Una vez comiencen a acudir los candidatos deberemos garantizar que cumplimos con sus expectativas y que se sienten cómodos durante el proceso.

Recomendaciones de un proceso de Inbound Recruiting

Para atraer talento con el Inbound Recruiting deberemos poner en marcha una serie de consejos. Por ejemplo, este tipo de estrategia es impensable si no queremos dedicar tiempo a las redes sociales y a cuidar nuestra imagen. Esto, además, pasa por ser transparente en determinados aspectos como la responsabilidad social.

También tendremos que trabajar nuestra visibilidad, participando en eventos, congresos, seminarios y otros actos del sector en el que nos movemos. Los concursos que valoran la innovación, la sostenibilidad, etcétera; pueden ayudarnos al respecto. Y los medios de comunicación –a los que podemos dirigirnos con notas de prensa e informes– son otra excelente aliada.

La constancia y la paciencia, por muy obvias que puedan parecer, serán muy necesarias. No podemos perder de vista que el Inbound Recruiting funciona a medio plazo y que son necesarios unos tiempos para transmitir esa imagen y atractivo de marca. Y, por supuesto, tendremos que cuidar el talento interno.

Lo más importante, no obstante, será conocer de primera mano nuestras virtudes y defectos para saber "vendernos" y convencer al candidato. Es una forma de enseñar por qué debe escogernos a nosotros en lugar de a nuestra competencia.

 

Título de la imagen

Dejar un comentario.