Inicio  ›  Selección de talento  ›  Cómo mejorar la Candidate Experience de tu proceso de selección
Selección de talento

Cómo mejorar la Candidate Experience de tu proceso de selección

Candidate Experience

El candidato que se enfrenta a un proceso de selección tiene como principal objetivo encontrar trabajo pero esto no significa que sea lo único que le importa. Los valores y la imagen de la empresa son igualmente relevantes para los profesionales, de ahí el interés por ofrecer una Candidate Experience atractiva.

Cuando un candidato se adentra en un proceso de selección, la desorientación suele ser la tónica predominante. No importa el número de veces en que se haya visto en una tesitura similar ni las características del empleo, los nervios y la tensión siempre estarán presentes. Algo que puede mitigarse en cierta medida con una buena Candidate Experience.

Este término se utiliza para describir la experiencia de los aspirantes durante el proceso de selección y tiene una importancia clave en la propia imagen de la empresa. No en vano, encontrar trabajo no es la única motivación de los candidatos; también quieren saber si les gustaría trabajar en esa compañía.

Qué es la Candidate Experience

La Candidate Experience es la impresión general que se lleva el candidato de un proceso de selección. Es por tanto la suma de múltiples variables, la mayoría de las cuales pueden controlarse desde la empresa pero otras son totalmente imprevisibles (dependiendo del carácter o del temperamento del candidato).

Cuando los candidatos se encuentran inmersos en el proceso de selección, agradecerán contar con información sobre el estado del mismo, detalles sobre los siguientes pasos a dar y, lo más importante, comprensión y empatía por parte de los responsables de la contratación. La Candidate Experience no puede pasarse por alto a la hora de planificar el proceso.

Detalles aparentemente tan insignificantes como atender las llamadas de los candidatos, dirigirse a ellos con el respeto que todo profesional merece, indicarles en qué deberían mejorar o agradecerles su interés en formar parte de la empresa pueden afectar notablemente a la imagen de la compañía.

Cómo afecta la Candidate Experience

Participar en un proceso de selección de personal es una de las mejores formas de conocer cómo funciona realmente una empresa, cuáles son sus valores y qué trato dispensa a la plantilla. En consecuencia, todo cuanto suceda durante ese periodo puede reforzar o dañar algún aspecto del negocio.

Candidate Experience y ventas

En un mundo fuertemente interconectado, no hay nada que suceda en un proceso de contratación que no pueda ser conocido por el público si los candidatos afectados deciden contarlo.

Así, la marca en cuestión puede sufrir un gran deterioro comercial si se extiende la idea de que no trata bien a sus empleados, especialmente en los mercados occidentales, mucho más sensibles a estas cuestiones.

A la imagen de marca empleadora

Otra consecuencia negativa de no tratar correctamente a los candidatos y descuidar la Candidate Experience es el deterioro de la capacidad de la empresa para atraer el mejor talento (o para retenerlo). Los profesionales más cualificados no buscan únicamente buenas condiciones salariales, también valoran el ambiente de trabajo y el compromiso de la empresa con su plantilla.

Otras consecuencias de una mala Candidate Experience

Hace algunos años, un estudio sobre la Candidate Experience realizado en una conocida multinacional reveló que algo más del 40% de los candidatos que reconocieron haber tenido una mala experiencia al postularse para un empleo en esa compañía aseguraron que no volverían a ser clientes de la misma. Y más del 60% de ellos transmitieron una imagen negativa sobre la empresa a sus conocidos.

En línea con lo anterior, las empresas pueden ver cómo algunas vacantes no se cubren con tanta facilidad como antes, fruto del menor interés en formar parte de la plantilla.

No podemos olvidarnos tampoco del empeoramiento del clima laboral en la oficina cuando se constata que no se ha tratado correctamente a los nuevos trabajadores o a quienes aspiraban a serlo.

Ventajas de una buena Candidate Experience

Por el contrario, cuando la empresa se toma en serio la Candidate Experience y mejora el funcionamiento de sus procesos de selección, las ventajas no tardan en llegar.

  • Reducción de los costes del proceso de contratación: cuando la imagen de la empresa es sólida, no es necesario realizar fuertes inversiones para publicitar un proceso de contratación. Por tanto, cuando los candidatos que quieren encontrar trabajo saben que una determinada empresa les tratará con gran deferencia, le darán prioridad sobre otras.
  • Aumento de las recomendaciones profesionales: es probable que los candidatos que se han llevado una buena impresión del proceso de contratación, aun no habiendo sido seleccionados, recomienden a otros profesionales presentarse en futuras ocasiones.
  • Menor tasa de rotación: en realidad, la forma en la que una empresa trata a los candidatos será prácticamente la misma que cuando estos sean ya sus trabajadores. Por consiguiente, si la Candidate Experience ha sido positiva, los nuevos empleados se mostrarán mucho más comprometidos con la empresa y esta verá cómo se reduce la tasa de rotación de su plantilla.
  • Perseverancia de los candidatos inicialmente descartados: cuando un candidato es rechazado por una empresa, lo más lógico es que no vuelva a participar en un proceso de selección de esa compañía. No obstante, si la Candidate Experiencia ha sido positiva es más probable que vuelva a enviar su candidatura en el futuro.
También puede interesarte:  Currículum ciego | Qué es y cómo usarlo

Cómo mejorar tu Candidate Experience: 8 pasos imprescindibles

Dado que la Candidate Experience es, por definición, subjetiva, ninguna empresa puede asegurar al 100% que su proceso de selección será positivo para todos los candidatos. En cualquier caso, sí que puede dejar una buena imagen en la gran mayoría de casos con una serie de sencillos pasos.

Cuida la oferta de trabajo

Independientemente de los canales de difusión que se usen para anunciar la oferta de trabajo, para una buena Candiate Experience, esta debe presentar una redacción impecable y respetar el estilo comunicativo que la empresa utiliza habitualmente. Así, una oferta excesivamente alegre o despreocupada puede transmitir desconfianza, tanto hacia el empleo como hacia la empresa.

Sé transparente

Ningún detalle mínimamente relevante para el candidato puede ocultarse si queremos garantizar una buena Candidate Experience. La empresa tiene que comunicar en algún momento del proceso cuáles son las funciones del puesto de trabajo que se oferta, las responsabilidades que se asumirán, cuál será el salario base y qué duración tendrá el contrato.

De igual manera, no es lícito manipular la información que se facilita a los candidatos para atraerlos. Por ejemplo, si la empresa contempla el teletrabajo pero solo en casos excepcionales, no debería publicitarlo.

Comunica bien

Gracias a la comunicación a distancia que pueden utilizar las empresas, no es aceptable que se sirvan solamente de un canal o que este sea muy restrictivo (el tablón de anuncios de la compañía, por ejemplo).

Conviene ser muy claros a la hora de dirigirse al trabajador para evitar confusiones. No estaría de más que se genere un feedback para que los candidatos conocieran en qué han fallado o qué se ha valorado más.

Haz seguimiento de cada fase

Los procesos de selección se dividen en varias fases, que suelen ser eliminatorias. Resulta conveniente notificar a los candidatos el cierre de una fase o el inicio de la siguiente, así como informarles sobre la resolución adoptada. Para ello, puede enviarse un mensaje estandarizado a todos los candidatos.

Herramientas como el ATS de Bizneo HR permite hacerlo de manera automática a medida que el aspirante pasa por las diferentes etapas del proceso.

Escucha activamente para garantizar una buena Candidate Experience

El candidato es más que consciente de que si quiere encontrar trabajo tiene que poner en valor todo lo que puede ofrecer a la empresa.

Precisamente por eso, los responsables del proceso de contratación, o, más concretamente, de las entrevistas, deben prestar atención a todo lo que dicen los profesionales. Evitar hacer preguntas a las que ya han contestado o incidir en algún aspecto comentado por los candidatos son actitudes positivas.

No sobreexijas

Todos los profesionales que participan en un proceso de selección quieren dar lo mejor de sí mismos y mostrarse como los candidatos ideales para el puesto que se oferta. Esto no justifica que la empresa abuse de la situación para exigir un trabajo de preparación excesivo a los candidatos.

Previsiblemente, si estos tienen que dedicar muchas horas al proceso de selección, algunos de los mejores profesionales desistirán de participar.

Cuida tus redes sociales, es clave en la Candidate Experience

El proceso de reclutamiento y selección empieza con la búsqueda de candidatos y con su atracción. Algo en lo que las redes sociales influyen: en primer lugar las redes sirven para dar a conocer la compañía, para que los futuros candidatos investiguen sobre ella y para que se hagan una composición de lugar.

Tanto, que la presencia de la empresa en las redes sociales es también un poderoso recurso para potenciar su imagen e incluso para conseguir autocandidaturas. Un paso más del reclutamiento social que abordamos en otros artículos sobre Social Recruiting.

Esto puede ayudar a los candidatos a fijarse en sus ofertas de trabajo y a seguir el desarrollo del proceso a través de este canal.

No tardes más de lo necesario

Las prisas no son buenas consejeras, especialmente cuando lo que está en juego es el futuro profesional de muchas personas y el horizonte más inmediato de una empresa. No obstante, los procesos de selección no pueden eternizarse, dado que suponen un desgaste físico y mental para quienes se postulan a las vacantes ofertadas.

Del mismo modo, conviene no olvidar que algunos candidatos pueden venir de puntos muy alejados geográficamente. Hay que limitar el proceso a las fases y las entrevistas personales que sean estrictamente necesarias.

Cómo medir tu Candidate Experience

No es fácil medir el grado de satisfacción de los candidatos con la Candidate Experience de la empresa, muchos rehusarán participar en cualquier encuesta por simple despecho (si casi nadie quiere tomar parte se trata de una señal inequívoca de que la experiencia ha sido negativa).

Sea como fuere, las encuestas de satisfacción son una herramienta muy útil para que los departamentos de Recursos Humanos comprueben si el proceso de selección ha sido positivo. Lo ideal es realizar estas encuestas de manera sostenida en el tiempo para comprobar si la valoración mejora o empeora proceso tras proceso.

Cómo mejorar tu Candidate Experience con Bizneo HR

Una forma de asegurar una adecuada Candidate Experience es contar con un software de Reclutamiento y Selección como el ATS de Bizneo HR. ¿Por qué?

Permite controlar cada fase o eliminatoria del proceso de selección y notificar el estado de la candidatura en cada una de ellas. Mensajes personalizados que harán sentir al candidato que la empresa se preocupa por informarle del proceso.

Logra una criba efectiva gracias a Killer questions. Poder filtrar con los términos y condiciones que queramos a todos los candidatos que llegan permite ahorrar tiempo tanto para la empresa como para el candidato.

De la misma manera, solo avanzará en el proceso de selección si de verdad está capacitado para el puesto al cumplir con los requisitos marcados con las killer questions.

Si se exige responsabilidad y liderazgo, no tiene sentido que el trabajador continúe con esa oferta si luego no va a ser capaz de asumir esas actitudes. Es decir, no hará perder tiempo a la persona ni involucrarse en un proceso de selección para el que no está preparado.

Título de la imagen

Dejar un comentario.