Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Cómo desarrollar un plan de carrera para tus empleados
Gestión del talento

Cómo desarrollar un plan de carrera para tus empleados

plan de carrera

Para mantener motivados a nuestros empleados es importante darles la oportunidad de crecer profesionalmente. Los planes de carrera son la mejor forma de permitir que los trabajadores se formen y proyecten su carrera a largo plazo dentro de nuestra compañía.

A lo largo de la historia, las empresas se han tenido que enfrentar a la desmotivación de sus empleados. Un problema que puede repercutir negativamente en su rendimiento y, por tanto, resultar en un inconveniente a medio y largo plazo. Por fortuna, es posible combatirlo mediante una sencilla iniciativa: el plan de carrera profesional.

Qué es un plan de carrera para empleados

Un plan de carrera o plan de desarrollo profesional es una técnica de retención del talento que consiste en crear un plan de formación y capacitación para ofrecer a nuestros empleados la oportunidad de crecer profesionalmente dentro de nuestra empresa

El plan de desarrollo de carrera permite al empleado definir sus metas a largo plazo y le aporta las herramientas necesarias para poder alcanzarlas. Al mismo tiempo, se genera cierta fidelización con la compañía pues, es la empresa quien está dotando al trabajador de los medios necesarios para seguir avanzando en el ámbito profesional.

La promesa de una formación útil y de calidad es un gran incentivo para mantener la motivación de nuestros equipos.

Ventajas del plan de carrera

Contar con un plan de desarrollo profesional no es solo beneficioso para nuestros empleados, sino que las mejoras derivadas de este tipo de programas también se ven reflejadas en nuestra compañía.

De cara a la plantilla, los planes de carrera son una oportunidad para recibir una formación de calidad y útil para el desarrollo de su profesión. A su vez, las actitudes adquiridas en el proceso abren la oportunidad de postularse a otras posiciones dentro de la misma compañía.

Sentirse integrado y valorado por la empresa crea en los empleados una sensación de felicidad y satisfacción que, incluso, mejorará su vida personal.

Por el lado de la empresa, los beneficios que obtenemos vienen derivados directamente de las ventajas que recibirán nuestros empleados. Se trata de un efecto dominó positivo pues, unos empleados formados, satisfechos y motivados desempeñarán mejor sus labores y favorecerán al rendimiento general de la compañía.

Además, la formación permite la implementación de nuevas y mejores tecnologías pues, contaremos con un programa educativo que integre el uso de sistemas innovadores.

Finalmente, crear un plan de carrera profesional puede inducir una mejora de nuestra imagen pues, en la era de las redes sociales, muchos empleados comparten sus opiniones sobre las empresas en las que trabajan.

El plan de carrera, clave en la retención de talento

Los incentivos económicos ya no resultan tan efectivos como en otras épocas a la hora de retener el mejor talento en nuestra compañía. Ahora, los mejores empleados demandan otras ventajas como una mejor conciliación con la vida personal o la posibilidad de desarrollar su carrera profesional a largo plazo.

Por ello, el plan de desarrollo profesional puede diferenciarnos frente a otras compañías de características similares a la nuestra. A pesar de no disponer de la mejor oferta económica, un buen plan de formación nos puede convertir en un lugar deseado para trabajar.

Cuanto más personalizado sea el plan de formación, mejor aceptación tendrá en nuestra plantilla pues cada empleado tiene unas necesidades diferentes y distintas expectativas con respecto al futuro de su carrera.

También puede interesarte:  Cómo solicitar la baja por maternidad

Aquellos talentos que perciban nuestro plan de carrera como una formación competitiva y de vanguardia desearán apostar por una proyección a futuro en nuestra compañía.

Estos empleados contentos y motivados, además, se convertirán en el mejor altavoz para atraer a otros candidatos a nuestros procesos de selección pues, nada resulta más atractivo que una empresa donde sus propios empleados actúan como embajadores de marca.

Cómo diseñar un plan de carrera ganador

Contar con un plan de desarrollo profesional no es suficiente para recolectar sus frutos, sino que debemos asegurarnos de crear un plan de carrera competitivo que se convierta en objeto de deseo. Crear un plan efectivo es muy sencillo si seguimos una serie de pautas que facilitarán la labor.

Fija los objetivos

Lo primero que debes hacer es identificar las necesidades de la empresa de cara a cumplir los objetivos de esta. Una vez que tenemos definidas las debilidades, podemos fijar unos objetivos de formación que estén enfocados a suplir las deficiencias de nuestra plantilla y a mejorar las competencias en las que ya destacamos. De esta forma nos aseguramos de que formación y proyección de futuro apuntan a la misma dirección.

Define las competencias de cada posición

Tener claras las habilidades necesarias para desempeñar cada posición en nuestra compañía es la base para construir un plan de desarrollo profesional que realmente cumpla con las necesidades que puede tener un empleado para poder optar a un ascenso.

Conoce a tus empleados

Tener conversaciones en grupos reducidos con tu equipo es la mejor forma de identificar las necesidades y expectativas que este tiene de cara al futuro. Cuanto mejor conozcas a tus trabajadores, más efectivo será el plan de carrera a la hora de retener el talento y de mejorar el rendimiento.

Además, estas conversaciones pueden aportar datos que pasaron desapercibidos en las primeras fases y que pueden suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso de nuestro plan de desarrollo profesional.

Título de la imagen

Ten en cuenta que la capacitación no implica la disposición

Dicho de otra forma, un empleado puede contar con todas aptitudes necesarias para un ascenso, pero sus propias circunstancias imposibilitan que pueda ocupar este puesto. Aquí entran en juego factores como la conciliación familiar o las propias aspiraciones del empleado.

Diversifica la formación

Es esencial combinar distintos formatos educativos:desde sesiones de coaching grupales hasta conferencias con expertos o talleres prácticos donde poder aplicar los conocimientos adquiridos.

Una formación dinámica resultará más amena y realista para los trabajadores.

Apóyate en un software de formación empresarial

Diseñar un plan de desarrollo profesional es una tarea meticulosa que requiere de la intervención de varios profesionales a lo largo del proceso. Recopilar toda la información y mantener la sincronización entre los encargados de confeccionar la formación se puede facilitar mediante la implantación de un software de gestión de talento, como puede ser el LMS Learning de Bizneo HR.

LMS Learning incorpora una serie de funcionalidades que facilita la gestión de solicitudes para la formación, la planificación y convocatoria, así como la evaluación de los cursos una vez finalizados. Sin duda, este tipo de programas son una buena herramienta para conseguir una gestión inteligente de la formación dentro de nuestra compañía.

Título de la imagen

Ejemplos de éxito

Para mantener motivados a los empleados a lo largo de todo el proceso, puede resultar útil contar con referentes reales que consiguieron sus objetivos gracias a la formación que ahora otros están recibiendo. Fijar modelos hace que los empleados puedan concretar mejor sus propias metas.

Comunica el plan

Crea un plan de comunicación que informe a los empleados de las posibilidades que ofrece la formación. No basta con su existenci, sino que debemos asegurarnos de que comprenden las oportunidades que la formación les proporcionará.

Valora el proceso

Debes tener un sistema de medición que permita saber si se han conseguido los objetivos planteados o, si de lo contrario, debemos reformar el plan de carrera para enfocarlo mejor en la próxima edición.

Contar con la valoración de los participantes es fundamental de cara a las posibles mejoras que podamos aplicar en el futuro. 

Título de la imagen

Dejar un comentario.