Home  ›  Gestión del talento  ›  Cómo definir un plan de incentivos laborales
Gestión del talento

Cómo definir un plan de incentivos laborales

plan de incentivos laborales

Definir un buen plan de incentivos hará que tus trabajadores estén más motivados y mejoren su productividad. Es una herramienta indispensable para cualquier responsable de Recursos Humanos

Elaborar un plan de incentivos laborales atractivo se convierte en una prioridad empresarial cuando una compañía quiere crecer y diferenciarse del resto de competidores. El mercado laboral está en constante movimiento y las empresas necesitan contratar personal cualificado, retenerle y motivarle, para que cada vez sea más productivo.

En la actualidad existen muchas maneras de incentivar a los trabajadores, pero cada entidad tiene que ajustar estos premios a las características de su plantilla.

Según el Estudio de Tendencias Laborales de Sodexo, las compañías que cuentan con un plan de incentivos bien diseñado aumentan sus ventas en un 50% y obtienen unos beneficios un 27% superiores al resto de las empresas de su sector. ¿Cuáles son las ventajas de un plan de incentivos? ¿Cómo se diseña? ¿Qué empresas lo ponen en práctica actualmente?

Qué son los incentivos laborales

Los incentivos laborales son aquellas iniciativas que lleva a cabo la empresa con el objetivo de motivar a los trabajadores para que sean más eficaces y obtengan resultados más rápidamente, con mayor calidad y generando un menor coste a la compañía.

Existen dos tipos de incentivos laborales: económicos y no económicos.

Los Incentivos laborales económicos

Los Incentivos laborales económicos son las recompensas monetarias que la empresa da al empleado por la consecución de unos objetivos determinados, de manera que aumenta la implicación, la productividad y la satisfacción del profesional. Algunos de estos incentivos económicos son el pago de primas anuales, un aumento de sueldo o beneficios sociales como planes de pensiones, seguro médico, etcétera.

Los Incentivos laborales NO económicos

Los Incentivos no económicos cumplen las mismas funciones que los anteriores, pero en lugar de motivar al empleado con cantidades económicas se hace con otros tipos de estímulos como: concediendo una mayor flexibilidad horaria que permita conciliar la vida laboral y familiar, el reconocimiento de los logros, la facilidad para elegir las vacaciones y los días libres o permitiendo crecer al trabajador dentro de la entidad.

Qué es un plan de incentivos laborales

Un plan de incentivos laborales es un programa en el que se han estudiado y planificado cuáles son los incentivos idóneos según la empresa y el tipo de empleados, con el objetivo de motivar a sus trabajadores para que aumenten su producción y mejoren sus resultados laborales.

Estas bonificaciones adicionales al sueldo habitual pueden ser, como hemos visto, económicas o no. Para el empleado tiene que ser algo que le suponga una recompensa o un premio a su esfuerzo. Solo así el plan de incentivos será eficaz.

Es fundamental, además que este proyecto de incentivos sea entendible y que tanto los objetivos como los incentivos, sean medibles cuantitativamente.

Por último, una vez fijado el plan de incentivos, la empresa debe evaluarlo periódicamente porque el entorno, los objetivos y las motivaciones de los empleados y de la compañía cambian y puede que haya que hacer ajustes cuando pase un tiempo.

Hemos elaborado una completa guía en la que enseñamos todas las virtudes de un plan de reconocimiento e incentivos en tu empresa:

Objetivos del plan de incentivos laborales

Los principales objetivos del plan de incentivos son:

  • Motivar a los empleados.
  • Permitirles que crezcan profesionalmente.
  • Mejorar el clima laboral al marcar objetivos grupales por los que tendrán que trabajar en equipo.
  • Aumentar la productividad.
  • Fidelizar al trabajador para que no se vaya a otra empresa.
  • Atraer nuevos profesionales con talento.
  • Medir la productividad de la compañía, analizar los resultados y mejorar los procesos.
VIDEO RECOMENDADO: EMPLOYER BRANDING Y FIDELIZACIÓN DEL TALENTORetener vs. fidelizar: razones para proteger el talento y que no se marche.

5 ventajas de un plan de incentivos

Implantar un plan de incentivos en la empresa tiene muchos beneficios para los trabajadores, pero también para las compañías:

  • Mejora la productividad de los empleados: los trabajadores se esfuerzan para alcanzar los objetivos marcados y, de esta manera, obtener los incentivos correspondientes. Por lo tanto, al aumentar su rendimiento, crece también su productividad. Además, como todos los trabajadores “juegan” con las mismas condiciones y tienen las mismas posibilidades de promocionar, ganar incentivos y crecer, fomenta la igualdad entre ellos.
  • Atrae profesionales cualificados: si una empresa cuida a sus trabajadores, más candidatos querrán formar parte de ella y profesionales más capacitados acudirán a los procesos de selección.
  • Aumenta la motivación de los empleados: tener objetivos claramente marcados y que la consecución de los mismos les aporte beneficios directos de algún tipo, supone un extra de motivación para cualquier trabajador. Además, al ver recompensado su esfuerzo, el trabajador será más leal a la empresa.
  • Evaluación de los resultados: gracias al plan de incentivos, en todo momento, la compañía tendrá un feedback sobre el rendimiento de sus empleados lo que permitirá observar las fortalezas y debilidades de cada trabajador, pero además, situarles en el puesto que más se adecúe a sus posibilidades.
  • Fomenta el trabajo en equipo: si el plan de incentivos está orientado al logro de objetivos comunes, mejorará el clima laboral y el rendimiento en general de todo el departamento.
También puede interesarte:  La función de retribución en Recursos Humanos

Cómo diseñar un plan de incentivos

El mercado laboral es muy diverso y cada vez más exigente. Existen trabajadores muy preparados y otros no tanto y Recursos Humanos debe encontrar el perfil que más le interese a la empresa para cada puesto, así como lograr a los profesionales más talentosos para tareas de responsabilidad.

Para lograrlo, la empresa tiene que ser capaz de planificar un plan de incentivos capaz de motivar a los empleados. Un plan de incentivos debe diseñarse de la siguiente manera:

ESTA HERRAMIENTA DE SONDEOS Y ENCUESTAS ES ÚTIL PARA COMENZARHacer un sondeo ayuda a descubrir las prioridades del equipo por encima del salario

Marcar objetivos claros

Solo definiendo minuciosamente los objetivos del plan de incentivos, los trabajadores podrán lograr los resultados que desea la empresa, comprometerse con la filosofía de la misma, mejorar los procesos de trabajo y aumentar su productividad.

Para conseguirlo debemos plantearnos cuestiones como: ¿qué queremos lograr?, ¿nuestra prioridad es aumentar las ventas, reforzar el compromiso del equipo o mejorar los procesos de trabajo?

Lo mejor es marcar objetivos trimestrales, semestrales y anuales. En esta primera fase es necesario que la empresa tenga claro, también, cuál es el presupuesto con el que cuenta para ajustar el plan de incentivos.

Adecuar los incentivos laborales a los diferentes perfiles de trabajadores

La compañía tiene que conocer cuáles son las necesidades e inquietudes de sus empleados para que los incentivos propuestos estimulen realmente a los trabajadores.

Es algo complejo porque en las empresas hay personas muy diferentes y, a priori, habría que crear una gran diversidad de incentivos. Esto se puede solucionar con la creación de un cuestionario online que permita al departamento de RR. HH conocer las preferencias y adecuar el plan.

Un mismo empleado puede tener intereses diferentes en función de la etapa de la vida en la que se encuentre. Por eso es importante mantener un contacto habitual con ellos y saber cómo motivarles en cada periodo que atraviesen.

Seleccionar los incentivos finales

Una vez que la empresa ha creado un catálogo o un cuestionario en el que pide la opinión de sus empleados, llega el momento de escoger cuáles son los incentivos beneficiosos para el trabajador y para la empresa.

Este paso es importante porque si escogemos correctamente los incentivos será más sencillo contar con profesionales eficientes y fieles a la compañía.

Publicar los objetivos y el plan de incentivos escogido

Cuando la empresa ha terminado de diseñar el plan de incentivos por completo, es necesario que envíe a los empleados una nota informativa en la que puedan consultar toda la información y tengan la opción de resolver sus dudas.

Todos los trabajadores necesitan sentir que les tienen en cuenta y que valoran su trabajo. Los incentivos laborales son muy importantes para construir una imagen de marca fuerte.

Te recomendamos leer también: 7 herramientas fundamentales para la gestión de empleados.

Ejemplos de plan de incentivos laborales

Conscientes de la importancia de implantar un plan de incentivos laborales, cada vez son más las empresas de renombre que lo llevan a cabo. Os dejamos algunos ejemplos:

Los incentivos laborales de Moz y Mattel

En su plan de incentivos figura lo que llaman “tiempo libre remunerado”. ¿En qué consiste? Hoy en día pasar tiempo con la familia es fundamental para todos los trabajadores. Conciliar su vida profesional con la personal cobra una gran importancia. Se estima que el coste medio de un viaje para una familia de cuatro personas es de cerca de 4.300 euros.

Esto supone un estrés para sus empleados porque es un gran desembolso económico. Por eso, Moz les ofrece, como incentivo, un bonus de 2.000 euros para ayudar con estos gastos. Mattel, en cambio, les permite disfrutar de 16 horas libres y remuneradas para participar en los eventos escolares de sus hijos u otras actividades familiares.

Los incentivos de Facebook

El cuidado de los hijos es un gasto muy elevado y genera mucha ansiedad a los padres. Por eso, la red social de Marck Zuckerberg ayuda a sus empleados en este sentido. ¿Cómo? Facebook ofrece a sus trabajadores, que hayan sido padres, la opción de coger cuatro meses de vacaciones totalmente remuneradas, el reembolso íntegro de la guardería y les regala 4.000 dólares para los gastos del bebé.

Los incentivos laborales de Motorola 

La mitad de sus empleados trabaja desde casa. Y es que la posibilidad de teletrabajar es un incentivo muy valorado. De hecho, se calcula que un 36% de los trabajadores prefiere esta opción a que les aumenten el salario. El trabajo a distancia no solo es motivador para los empleados, sino que además les ahorra el tiempo y el dinero que gastan en los desplazamientos.

Netflix: la flexibilidad horaria como incentivo laboral

Esta empresa apuesta por la flexibilidad horaria. Su incentivo laboral consiste en permitir a sus trabajadores distribuirse su jornada laboral como prefieran para que sea más fácil compaginarlo con cualquier otra cosa que quieran hacer. ¿Cómo hace esto Netflix? Teniendo una gran confianza en sus empleados. 

Si estos dan resultados no importa cómo distribuyan su tiempo. Por eso la compañía no hace un seguimiento de las horas que trabajan diariamente y el empleado puede gestionarse las vacaciones como más le convenga.

VIDEO RECOMENDADO: SUPEREMPLEADO VS. SUPERCONSUMIDORAprovecha las potencialidades de tus trabajadores para tu imagen de marca.

Los incentivos laborales de Zynga

Esta empresa que se dedica a la creación de videojuegos para plataformas sociales, apuesta por el entretenimiento como manera para incentivar a sus empleados. En sus instalaciones, los trabajadores pueden relajarse y quitarse el estrés practicando deporte en las múltiples salas de juegos que existen o en las canchas de baloncesto que ponen a su disposición.

software de RRHH

2 comentarios

  • Gran artículo, gtran información, muy bien estructurada… Grandes ejemplos empresariales

  • Muchas Gracias por la elaboración del articulo. Claro y conciso

Dejar un comentario

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]