Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Formación  ›  La formación de los trabajadores, clave de crecimiento empresarial
Formación Gestión del talento

La formación de los trabajadores, clave de crecimiento empresarial

formacion trabajadores

La formación de los trabajadores es uno de los aspectos más determinantes en el éxito de cualquier empresa. Es por eso que los departamentos de RR.HH deben enfocar este sensible apartado como una apuesta de futuro que responda a unas necesidades muy específicas.

¿Es posible que un candidato cuyas competencias sorprendieron a los responsables del proceso de selección acabe convirtiéndose en un empleado incapaz de afrontar los cambios? Sí, por desgracia. Sin embargo, los departamentos de Recursos Humanos pueden hacer algo al respecto: apostar por la formación de los trabajadores.

Se trata de un elemento clave en cualquier plan estratégico empresarial. Básicamente porque actualizar los conocimientos de la plantilla y prepararla para asumir nuevos retos es un factor de crecimiento y motivación en sí mismo.

La importancia de la formación de los trabajadores

El principal activo con el que cuenta una empresa es el talento de los profesionales que forman parte de la misma. Pero, al igual que sucede con otras áreas del negocio, las habilidades y los conocimientos pueden quedar desfasados con el paso del tiempo.

Consecuentemente, las empresas deben contar con planes de formación para conseguir que sus profesionales estén al día de los últimos avances técnicos y teóricos que afectan a su puesto de trabajo.

Esta necesidad de formación de los trabajadores busca que mantengan actualizadas sus competencias y se muestren intelectualmente activos. Algo que ha dado lugar al concepto de formación continua.

Esta expresión hace referencia a que el proceso de aprendizaje no concluye en ningún momento de la vida laboral. Las empresas deben favorecer, por tanto, que sus empleados muestren interés por seguir formándose.

¿BUSCAS TALENTO?
Las Competencias Laborales más demandadas

Cómo ha evolucionado la formación de trabajadores

La formación de los trabajadores no es un asunto novedoso en las empresas. Hace ya muchos años que la mayoría de grandes compañías cuentan con planes de este tipo. Sin embargo, no siempre se ha puesto el acento en lo esencial, esto es, en adquirir destrezas para trabajar con nuevas realidades comerciales o actualizar los conocimientos básicos para cumplir sus tareas.

De manera convencional, las empresas se limitaban a contratar cursos temáticos para trabajadores, que estos debían superar para conseguir un determinado complemento salarial o, simplemente, como una obligación contractual más.

Estos cursos se hicieron especialmente populares en los primeros compases de Internet. Las compañías, interesadas en incorporar los nuevos sistemas informáticos, precisaban de trabajadores capaces de trabajar con ordenadores y con los primeros paquetes ofimáticos. La creciente sofisticación y especialización de los programas informáticos convirtió los planes formativos en una absoluta necesidad para las empresas.

La actualidad de la formación de los trabajadores

En la actualidad, la formación en las empresas ha adquirido un carácter mucho más concreto. Dependiendo de las características de su puesto de trabajo o de los proyectos en los que participe, cada trabajador deberá realizar un curso u otro, una situación que obliga a los departamentos de RR.HH a contemplar muchas más variables. Y a dedicar más tiempo a esta cuestión.

Para ahorrar tiempo y dinero, las empresas pueden apostar por digitalizar el proceso. Un software de formación ayuda a crear un plan formativo, supervisa todo el proceso y, lo más importante, garantiza el crecimiento del trabajador. Facilita que tus empleados alcancen todo su potencial.

Portal del software de formación

Ventajas de la formación de los trabajadores

Es innegable que la realización periódica de cursos para empleados se traduce a medio o largo plazo en una serie de ventajas tanto para estos como para las empresas. Estos serían los beneficios más relevantes de la formación continua:

Permite cubrir puestos con talento propio

Cuando una empresa desea implementar un nuevo sistema o detecta algunas carencias técnicas en su plantilla, el recurso más habitual para solventarlo es contratar a nuevos profesionales.

Un buen plan de formación de trabajadores puede dar respuesta a parte de las necesidades operativas que vayan surgiendo, al tiempo que se evita el tener que realizar un proceso de selección a las primeras de cambio.

Aumenta las opciones de crecimiento interno

Si la compañía se beneficia de la mejor formación de sus empleados a la hora de adaptarse a los cambios del sector, los trabajadores también pueden crecer profesionalmente dentro de la empresa.

De este modo, los empleados que muestren más interés en actualizar sus conocimientos o mejorar sus competencias verán recompensado su esfuerzo con nuevas responsabilidades dentro de la empresa.

Promoción Interna | Guía del desarrollo de empleados en una empresa
5 razones para apostar por el ascenso en el trabajo.

También puede interesarte:  Promoción Interna | Guía de la promoción de empleados en una empresa

Mejora la satisfacción de los empleados y la retención del talento

Si una empresa consigue formar profesionales más competentes y, además, les facilita vías de promoción en el seno de la compañía, será mucho más probable que los mejores trabajadores deseen continuar en la plantilla.

Es muy importante que los planes formativos estén asociados con una serie de incentivos para los trabajadores, de tal manera que estos se sientan reconocidos por la empresa y afronten sus obligaciones con mayor motivación.

Prepara a la plantilla para afrontar nuevas realidades

La formación no tiene por qué presentar un carácter finalista. Quizá las habilidades y los conocimientos que se adquieran a través de un curso para trabajadores no demuestren su utilidad a medio plazo.

No obstante, cuando se planteen esas situaciones novedosas para las cuales han sido preparados los empleados, la empresa agradecerá haber apostado a tiempo por la formación.

Cómo diseñar un plan de carrera profesional
9 pasos para implementar un plan de crecimiento para tu plantilla.

La formación de los trabajadores mejora la productividad

Más allá de la temática de los cursos formativos que se desarrollan en las empresas, una de las consecuencias más positivas de los mismos es el aumento de la productividad de los empleados.

De este modo, la empresa gana en competitividad sin necesidad de realizar grandes inversiones ni de contratar a más personal.

Si quieres saber más sobre cómo mejorar la productividad laboral de tus empleados no dejes de leer este artículo.

La formación de los empleados tiene beneficios fiscales

De cara a arraigar el concepto de formación continua en las empresas españolas, estas pueden aprovecharse de una serie de bonificaciones fiscales por la realización de cursos para sus trabajadores.

Generalmente, estas bonificaciones se aplican sobre las cotizaciones sociales de los empleados por cuenta de la empresa.

Consejos para mejorar la formación de tus trabajadores

Hemos constatado que la formación de los empleados puede beneficiar a la empresa de múltiples maneras. Ahora bien, para que los cursos tengan un impacto más positivo e inmediato en el día a día de la compañía, conviene prestar tomar en consideración varias cuestiones de cara a construir un plan de formación.

Detecta las carencias formativas

¿Cuáles son las principales necesidades operativas de la empresa? Si se van a estrechar lazos con clientes u otras compañías del extranjero, tal vez la principal área a reforzar sea la de los idiomas.

Si se constata que la plantilla presenta carencias formativas en materia de lenguas extranjeras, sería interesante diseñar un plan específico para aprender los idiomas requeridos.

Digitaliza los departamentos

El proceso de digitalización de la actividad empresarial es imparable y alcanza ya a prácticamente todos los departamentos.

Si se desea implementar nuevos sistemas informáticos o automáticos en un departamento cuyo personal no cuenta con los conocimientos básicos para trabajar en un entorno tecnológico, es prioritario habilitar un programa de Recursos Humanos a medida. En caso contrario, la digitalización de la empresa será incompleta o imperfecta.

Programas de Recursos Humanos y cómo implementarlos
Descubre las ventajas de contar con un software de Recursos Humanos

Conocer la formación de los empleados

Suele ponerse el acento en las necesidades formativas de los trabajadores pero, ¿ha comprobado la empresa cuáles son las aptitudes y el bagaje académico de los empleados?

El departamento de RR.HH debe recabar los datos sobre la formación de los empleados para mantener actualizadas sus fichas. Esta tarea resulta mucho más sencilla con un sistema informático

Gamificación y otras propuestas de formación de trabajadores

Los tiempos en que los estudiantes ejercían un rol totalmente pasivo en el proceso de aprendizaje han quedado atrás y las empresas no pueden mantenerse al margen de esta tendencia.

Los cursos para trabajadores deben abrirse a nuevas propuestas didácticas, como la gamificación, los juegos de roles o el constructivismo. Con estos recursos, el aprendizaje será más significativo.

Cómo garantizar la formación de los trabajadores

Una vez que la empresa tiene claro lo que persigue con la formación de los empleados, llega el momento de diseñar un plan de formación a medida de la empresa. Se trata de un proceso que consta de cuatro fases:

  • Identificación de las necesidades formativas de la plantilla: tal y como se ha indicado en el apartado anterior, se analizarán los principales campos en los que se desea mejorar la formación de los empleados dependiendo de los objetivos de la empresa.
  • Diseño del plan: constatadas las necesidades o los problemas a que se enfrenta la empresa, conviene detallar cómo se superarán. El plan de formación debe incluir los cursos que se van a impartir, la temporalización de los mismos, la relación de trabajadores que deben superar cada uno de ellos y los objetivos específicos que se persiguen en cada opción formativa. También hay que desglosar los contenidos de los cursos escogidos y toda la información relevante que se conozca.
  • Valoración de resultados: una vez haya finalizado el curso, se procederá a recabar las opiniones de los asistentes, así como de los responsables de la empresa que hayan seguido su desarrollo. Esta información es muy importante para revisar el plan de formación de cara al futuro.

En otro apartado, se aludía a la necesidad empresarial de profundizar en la digitalización de sus diferentes departamentos. En esta línea, la gestión de la formación de los trabajadores también puede automatizarse en gran medida con la implementación de un software de gestión de formación.

Control de un plan de capacitación de personal

Los sistemas más avanzados permiten acceder al historial formativo de los empleados, control y seguimiento de los cursos para observar con datos cómo ha evolucionado gracias a ellos, si le ha permitido mejorar su desempeño o no...

Programa de formación para empleados

Dejar un comentario.

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]