Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Clima Laboral  ›  Cómo combatir el aburrimiento en el trabajo
Clima Laboral Gestión del talento

Cómo combatir el aburrimiento en el trabajo

Aburrimiento en el trabajo

El aburrimiento en el trabajo es un fenómeno tan habitual como desconcertante, asumiéndose erróneamente que se trata de una falta de profesionalidad por parte del empleado. La realidad es que la empresa tiene mucho que decir al respecto.

Mantener la atención en el trabajo es fundamental para alcanzar los objetivos previstos, cumplir con todas las tareas a tiempo y contribuir a la buena marcha del negocio, ya sea trabajando en solitario o en equipo. No obstante, muchos empleados sienten con relativa frecuencia una serie de síntomas que evidencian el aburrimiento en el trabajo.

El ensimismamiento o los bostezos recurrentes son las dos expresiones más fácilmente reconocibles. Evidentemente, no hablamos de quedarnos dormidos en la oficina, sino de desconectar durante unos instantes o de atravesar dificultades para concentrarnos en los trabajos pendientes.

Una tendencia que, de acuerdo con diferentes estudios como el elaborado en 2012 por el Karolinska Institute de Suecia, no solo va a más sino que, en casos extremos, puede llegar a incapacitar al trabajador. Pero, ¿cómo se produce el aburrimiento en el trabajo y qué puede hacer la empresa para evitarlo?

¿Qué es el aburrimiento en el trabajo?

No existe una definición clínica al respecto pero por aburrimiento en el trabajo entendemos un estado de insatisfacción por parte del empleado en el que influyen tanto las características del puesto de trabajo como la percepción que de ellas tiene el profesional.

Dicho de otro modo, el aburrimiento laboral se origina la mayoría de las veces por la realización de tareas mecánicas y/o la baja satisfacción del empleado con su situación en la empresa.

Las señales del aburrimiento son muy variadas pero lo más usual es que el empleado:

  • Dedique más tiempo del necesario para cumplir una determinada tarea
  • Necesite repetir varias veces el mismo paso
  • No preste atención a ciertas indicaciones
  • Sienta que las horas pasan con exasperante lentitud
  • Vivir con angustia los momentos previos al inicio de la jornada laboral.

Por todo ello, un empleado aburrido en el trabajo es una fuente constante de problemas, aunque estos parezcan bastante leves en un primer momento.

Y es que, el aburrimiento, en tanto que consecuencia de la insatisfacción laboral, puede afectar al compromiso del trabajador y, por extensión, a su productividad. También puede producirse un empeoramiento del clima laboral.

¿QUIERES SABER EL COMPROMISO DE TUS TRABAJADORES?
Cómo calcular el eNPS (Employee Net Promoter Score)

Aburrido en el trabajo, ¿culpa del empleado o de la empresa?

Vaya por delante que el aburrimiento en el trabajo no implica necesariamente una mala praxis por parte del profesional o de la compañía.

Sin embargo, de cara a buscar soluciones para combatir el aburrimiento en el trabajo, sí que resulta interesante saber qué parte es responsable en mayor medida de esta situación.

Por un lado, el profesional puede sentirse escasamente realizado a nivel laboral y, en consecuencia, perder buena parte del interés que tenía en sus responsabilidades en la empresa.

Esto puede deberse desde a unas aspiraciones laborales poco realistas por parte del empleado hasta a una situación generalizada de insatisfacción en la que confluyan elementos propios de la vida laboral y de la personal.

La empresa también tiene mucho que decir al respecto porque el aburrimiento del personal puede ser sintomático de una deficiente gestión de los Recursos Humanos, una mala dirección de los equipos de trabajo o un exceso de carga burocrática para los trabajadores.

CÓMO CONSEGUIR EMPLEADOS FELICES
Descubre las claves para mejorar la satisfacción y el compromiso de tus trabajadores.

El síndrome Boreout

A resultas de la extensión de esta problemática a nivel internacional, los investigadores Rothlin y Werder acuñaron el término de “síndrome Boreout” para referirse a una situación de “aburrimiento crónico” de la que resulta muy difícil salir cuando esta se ha prolongado demasiado en el tiempo.

Esta explicación está muy relacionada con el principio de “presentismo laboral”, esto es, el escenario en el que un trabajador está físicamente presente en su puesto pero su mente se encuentra en otro lugar.

Las tareas monótonas, una deficiente estructura organizativa, las escasas posibilidades de promoción interna, el desempeño de funciones para las que el profesional está sobrecualificado o la falta de un plan de incentivos para mejorar el rendimiento laboral, son algunas de las causas del síndrome de Boreout.

Cómo detectar el aburrimiento en el trabajo

Descubrir que un empleado está aburrido en el trabajo es un poco más complicado que detenerse a observar quién es el primer profesional que bosteza o parece dormitar en su puesto (aunque estas señales arrojan pocas dudas al respecto).

Hay evidencias algo más sutiles de que la plantilla no está motivada o satisfecha.

  • Irascibilidad: los empleados aburridos pueden reaccionar con agresividad cuando se les recrimina alguna actitud o se les reclama mayor atención.
  • Apatía: la otra cara de la moneda son los trabajadores que, lejos de enojarse, afrontan las críticas con aparente indiferencia.
  • Impuntualidad y ausencias: a medida que el trabajador pierde la motivación para desempeñar sus funciones, los retrasos y las ausencias tienden a aumentar.
  • Descenso de la productividad: es habitual que los trabajadores que se aburren experimenten una caída sostenida en su productividad.
  • Conflictividad recurrente: si la situación de aburrimiento laboral se ha extendido a varios empleados, el riesgo de conflictos aumenta significativamente.

La forma más fácil de diagnosticar el aburrimiento es comprobar una caída en el desempeño del trabajador. Para medirlo, un software de recursos humanos automatiza y perfecciona la valoración y análisis del rendimiento.

También puede interesarte:  Gestión de los Recursos Humanos de una empresa: ejemplos de éxito
Software de evaluación del desempeño

Consecuencias del aburrimiento en el trabajo

A las señales anteriores, que ya de por sí suponen una larga lista de problemas y disfunciones, la extensión del aburrimiento en el trabajo puede conllevar otras consecuencias de mayor gravedad tanto para los trabajadores como para la empresa.

  • Estrés: aunque el estrés por aburrimiento en el trabajo pueda sonar como algo paradójico, la realidad es que los trabajadores insatisfechos pueden llegar a sentir una fuerte angustia que, finalmente, desemboque en cuadros de estrés.
  • Salud mental: vinculado a lo anterior, la salud mental de los trabajadores puede deteriorarse significativamente a resultas de su frustración profesional.
  • Baja cooperación: los trabajadores poco motivados o aburridos no están precisamente interesados en cooperar entre ellos, afectando negativamente a los equipos de trabajo.
  • Pérdida de competitividad: las disfunciones internas y la falta de compromiso de los empleados no tardarán en repercutir en una merma de la competitividad de la empresa.
  • Menor retención del talento: el empleado aburrido en el trabajo no se lo pensará dos veces cuando surja la posibilidad de asumir responsabilidades más estimulantes en otra empresa.
  • Deterioro de la imagen de marca: como consecuencia última, las empresas con empleados aburridos pueden ver lastrada su imagen de marca, tanto por las opiniones negativas de estos como por sus posibles problemas con los clientes.
Cómo crear equipos de alto rendimiento
Las 5 claves de los equipos más productivos.

7 estrategias para combatir el aburrimiento en el trabajo

Aceptando que la mejor solución para combatir el aburrimiento en el trabajo es la de actuar proactivamente y reaccionar con rapidez cuando se detecte este problema, las empresas pueden seguir una serie de estrategias para que la plantilla recupere el pulso.

1. Programas de promoción interna y planes de carrera

No se trata de hacer creer a los empleados que podrán acabar siendo directores generales pero sí que su esfuerzo y dedicación serán recompensadas con mayores responsabilidades en el futuro.

Los planes de carrera son claves para mantener elevada la motivación de la plantilla y reducir la tasa de rotación.

De cara a construir planes de capacitación, un software de formación puede ayudar a detectar lagunas formativas y capacitar a los trabajadores para asumir funciones más exigentes y de mayor valor agregado. De este modo, las habilidades y los conocimientos teóricos no serán un obstáculo para la promoción laboral.

Guía de la promoción de empleados en una empresa
Tipos de promoción interna o ascensos en el trabajo.

2. Liderazgo motivacional

El líder cobra un especial protagonismo para evitar que los empleados caigan en la espiral de rutina y desmotivación que conduce finalmente al aburrimiento en el trabajo. El liderazgo empresarial puede contribuir a que los trabajadores se sientan comprometidos dentro de los equipos y que se vean directamente interpelados para seguir mejorando.

3. Conciliación laboral y familiar

Aunque la empresa no apueste por la conciliación familiar no tiene por qué desembocar en un empleado aburrido en el trabajo, sin embargo, cualquier facilidad al respecto puede ser sinceramente valorada por este.

Es por ello que esta y otras medidas de flexibilidad horaria pueden aumentar el grado de compromiso de la plantilla y evitar, así, que la llegada a la oficina sea poco menos que un trauma. Otra opción sería implantar el teletrabajo para dotar de mayor autonomía a la plantilla.

Guía Teletrabajo

4. Comprobar la evolución del clima laboral

No hay más ciego que el que no quiere ver y, por desgracia, en muchas empresas este problema se repite sistemáticamente. El deterioro del clima laboral puede ser una señal de que los trabajadores no se sienten a gusto en la empresa.

El software de encuestas a empleados permite calibrar diferentes variables que afectan al rendimiento laboral y ayuda al departamento de RR. HH. a anticiparse a los problemas o a comprobar si, tras las primeras actuaciones, estos continúan latentes.

encuesta recursos humanos

5. Planes de incentivos

Aunque un determinado puesto de trabajo cuente con unas condiciones salariales aparentemente atractivas, un empleado ambicioso agradecerá contar con un plan de reconocimiento a los que poder acceder si se esfuerza en el cumplimiento de sus obligaciones. O si desarrolla tareas adicionales para el equipo o la empresa.

Un plan de incentivos puede ser altamente motivador para la plantilla, reduciendo el margen para el aburrimiento.

Un software de evaluación del desempeño facilita la tarea de medir el rendimiento laboral de los trabajadores a fin de constatar si son merecedores o no de recibir una determinada gratificación o un beneficio laboral. El sistema permite evaluar diferentes variables de acuerdo con criterios previamente definidos.

Cómo definir un plan de incentivos laborales
5 ventajas de diseñar un plan de incentivos.

6. Evitar la sobrecualificación de los puestos de trabajo

Ocupar a empleados altamente capacitados en puestos de trabajo que no suponen ningún reto profesional o que requieren bajos niveles de exigencia y atención, es una invitación manifiesta al aburrimiento.

Un software de organigrama contribuye a arrojar claridad sobre la estructura organizativa de la empresa y permite definir con mayor precisión los puestos de trabajo disponibles.

CONTENIDO DESCARGABLE | Cómo redactar una descripción de puestos de trabajoPlantilla que te ayuda a describir las funciones de un puesto.

7. Comunicación regular y constructiva

En determinadas ocasiones, la desconexión entre la plantilla y los managers está detrás del aburrimiento en el trabajo. El portal del empleado y del mánager habilita un canal de comunicación regular entre ambas partes y aporta privacidad y confianza a las conversaciones entre estos. De este modo, los trabajadores se sienten escuchados y los problemas no se enquistan.

POTENCIA TU GESTIÓN CON UN PORTAL DE RECURSOS HUMANOSRefuerza la comunicación de todos los miembros de la empresa

Reducing Boredom, un objetivo muy factible

La antítesis del síndrome de Boreout es la filosofía de Reducing Boredom, una corriente que gana peso en los departamentos de Recursos Humanos y que defiende una gestión proactiva de las plantillas para combatir el aburrimiento en el trabajo.

Algunas de las medidas más habituales en este sentido son la rotación de personal (los empleados asumen diferentes roles en los equipos con carácter temporal) o los desafíos profesionales, esto es, la definición de retos específicos para los trabajadores más exigentes.

Generalmente, se trata de cuestiones relacionadas con la búsqueda de nuevas soluciones operativas y que requieren de una elevada creatividad. No cabe, por tanto, el aburrimiento.

Software evaluacion del desempeño

Dejar un comentario.

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]