Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Cómo evitar el estrés laboral
Gestión del talento

Cómo evitar el estrés laboral

estrés laboral

El estrés laboral es una de las amenazas silenciosas que puede afectar a cualquier organización. Se trata de un problema que repercute sobre el rendimiento de los empleados y su relación con el resto de compañeros.

Aunque los empleados cumplan con sus funciones de manera eficaz, están expuestos a factores que pueden generar estrés laboral. Este se manifiesta de manera física y emocional,  y afecta tanto al bienestar de la persona como a la del equipo y, por tanto, a los resultados de negocio. 

Saber detectarlo y abordarlo a tiempo es una tarea clave para el Departamento de Recursos Humanos, el área responsable de dividir correctamente las labores y de fomentar dinámicas equilibradas e integradoras para que el empleado no sufra estrés en el trabajo y rinda en plenitud de sus aptitudes laborales. 

¿Qué es el estrés laboral?

La Organización Mundial de la Salud define el estrés laboral como “la reacción que puede tener el individuo ante exigencias y presiones laborales que no se ajustan a sus conocimientos y capacidades y que ponen a prueba su capacidad para afrontar la situación”.

Por tanto, su rendimiento profesional y personal se ve afectado. Algo que también influye en el rendimiento de sus compañeros de trabajo y en el equipo del que forma parte. El estrés en el trabajo termina afectando a los intereses de la organización. Cuando se sobrecarga al empleado de trabajo, se le exigen unas tareas que no se corresponden con sus capacidades, y cuando no se le respalda, su compromiso e identificación con la compañía pueden verse afectados...

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, “aunque el estrés puede producirse en situaciones laborales muy diversas, a menudo se agrava cuando el empleado siente que no recibe suficiente apoyo de sus supervisores y colegas, y cuando tiene un control limitado sobre su trabajo o la forma en que puede hacer frente a las exigencias y presiones laborales”.

Algunas de las razones que explican el estrés laboral son la desorganización laboral, una mala estructura organizacional y la mala gestión de las responsabilidades. Esto propicia sobrecargas y desequilibrios laborales que impactan en el rendimiento profesional de un empleado y, por tanto, en los resultados globales de la empresa.

Por desgracia, el estrés laboral se ha incrementado en hasta siete puntos porcentuales respecto a 2010. En concreto, tres de cada diez españoles sufren estrés laboral “siempre” o “casi siempre”, según los datos recabados. Por tanto es fundamental prevenirlo antes de que se produzca un despido por bajo rendimiento.

Consecuencias físicas del estrés laboral

Algunos de los síntomas de estrés laboral y problemas físicos son:

Trastornos digestivos

Algunas personas experimentan problemas de este tipo cuando se sienten nerviosas o alteradas. Estos nervios dificultan la digestión y repercuten en el funcionamiento del aparato digestivo en general. Hasta puede producir cambios en la secreción gastrointestinal y en la mucosa del estómago; y afectar a la absorción de los nutrientes. Los síntomas más habituales son gases, hinchazón abdominal e incluso estreñimiento.

Aumento de la tensión arterial

Las personas estresadas tienen más riesgo de desarrollar problemas de hipertensión. ¿Por qué? En periodos de ansiedad generamos más cortisol y adrenalina. Esta última eleva el ritmo cardíaco, la respiración y la tensión. También dilata los bronquios y reduce la circulación sanguínea en determinadas zonas para enfocarla hacia los músculos.

Dolor de cabeza

Fruto de las presiones, de la sobrecarga. A este tipo de dolores de cabeza se les conoce como cefaleas tensionales y suele manifestarse en mialgias en los senos paranasales, brotes alrededor de los ojos, presión en la zona frontal y migraña (con dolor, náuseas y cambios visuales propios de esta patología).

Trastornos musculoesqueléticos

Lumbalgias y alteraciones de los miembros superiores y extremidades inferiores. Son una de las enfermedades de origen laboral más comunes en Europa. Suelen desembocar en cuadros de dolor que obligan a pedir la baja laboral. En los casos crónicos pueden dar lugar a una discapacidad o a la obligación de dejar de trabajar.

Cansancio o agotamiento físico

El estrés nos mantiene en tensión, con todo lo que eso acarrea y desgasta. Especialmente si este estado de alerta es permanente. Será entonces cuando aparezca la fase de agotamiento, fruto de las sustancias y hormonas segregadas y a las que nos hemos referido anteriormente.

Consecuencias psicológicas del estrés en el trabajo

  • Angustia: propiciada, por ejemplo, por la incapacidad de llevar a cabo las labores en los tiempos requeridos, como consecuencia de una falta de formación, exceso de trabajo, presiones de los superiores, etcétera. Las crisis de angustia pueden causar síntomas físicos como dolor en el pecho, dificultad para respirar, mareos y náuseas.
  • Ansiedad: si bien la ansiedad es una respuesta adaptativa y todas las personas la han sufrido alguna vez, padecerla en grados extremos en el trabajo puede conllevar problemas graves. Es importante diferenciar qué es una ansiedad razonable y qué no lo es. Por ejemplo, si esta se circunscribe a una situación determinada y tiene una intensidad acorde con la situación; o si se trata de algo más intenso y patológico.
  • Irritabilidad: directamente relacionada con la frustración anterior.
  • Falta de concentración: cuando el estrés por llegar a los objetivos acaba por ocupar gran parte de los pensamientos del empleado. También se traduce en dificultades para pensar y tomar decisiones: ocasionadas por la angustia, la frustración, la celeridad que se le exige, etc.
  • Dificultades para disfrutar del trabajo: aunque el trabajador disfrute con su trabajo, adore su profesión; las condiciones en las que ejecuta sus labores también inciden en su felicidad laboral. Y el estrés puede acabar con ella.
  • Depresión: el estrés laboral mantenido en el tiempo y la ansiedad pueden acabar sumiendo al trabajador en una depresión. Se manifiesta en forma de sensación de tristeza, desmotivación y desánimo contínuo ligados al puesto de trabajo. La baja por depresión es una de las más solicitadas en nuestro país. En cualquier caso, no hay que confundirla con otros problemas como la depresión postvacacional.
También puede interesarte:  Cómo hacer una auditoría de Recursos Humanos

Consecuencias del estrés laboral para la empresa

Para la empresa también tiene consecuencias, dependiendo de cuántas personas sufran estrés habrá mayores inconvenientes. Algunas de ellas, descritas por la Organización Mundial de la Salud, son:

  • Aumento del absentismo: según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, entre el 50% y el 60% del absentismo laboral se debe a consecuencias psicológicas del estrés. La entidad considera este como uno de los mayores problemas en el trabajo y cifra su coste económico en 136.000 millones de euros al año. La mayor parte de este importe se deriva de las bajas laborales. Descarga aquí la guía gratuita: Todo sobre absentismo laboral y cómo reducirlo.
  • Aumento de la rotación del personal: el estrés laboral es una de las principales razones de rotación en las empresas. Hasta 1 de cada 5 trabajadores quiere cambiar de trabajo porque se siente estresado.
  • Deterioro del rendimiento y la productividad: esto afecta a todos los niveles. No obstante, en general sufren más estrés las personas que se encuentran en los primeros rangos de las organizaciones, entre los primeros 5 a 10 años. También quienes, ya más avanzados en su carrera profesional, se enfrentan a nuevos retos y desafíos.
  • Incremento de los accidentes laborales: el estrés laboral puede hacernos tomar decisiones poco meditadas, precipitadas. En aquellos puestos en los que se trabaja con maquinaria o similares incrementa el riesgo de accidentes.
  • Menor dedicación y compromiso laboral: porque el trabajador no se siente agusto dentro de la compañía. Esto puede acabar afectando al clima laboral y al resto de trabajadores. Más allá de la productividad comentada.
  • Aumento de las quejas de usuarios y clientes: cuando nuestra productividad como empresa y clima laboral se ve afectado, también lo hace la calidad de nuestros servicios.
  • Daños a la imagen de la empresa, tanto interna como externamente.
  • Problemas legales debido a demandas presentadas o acciones tomadas por parte de los trabajadores. Sobre todo cuando la situación estresante la genera alguna ilegalidad relacionada, por ejemplo, por el incumplimiento de los horarios legales de trabajo.
Puede interesarte saber más sobre: Riesgo Psicosocial laboral: qué es y cómo evaluarlo en la empresa (Modelo descargable)

Herramientas para detectar el estrés laboral

Debido al impacto que el estrés laboral puede tener dentro de la organización,  conviene que la empresa destine los recursos y herramientas necesarias para detectarlo. Una de las maneras de hacerlo, de acuerdo con las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud, es plantearse preguntas como:

  • ¿Existe algún problema?
  • ¿Es posible que el estrés laboral esté afectando a la salud de los trabajadores?
  • ¿Cómo puede resolverse el problema del estrés?
  • ¿Se vigila la totalidad del sistema?

Para abordar estas cuestiones Bizneo HR ofrece un software de encuestas y sondeos para conocer el estrés o riesgo psicosocial como parte de sus paquete de servicios y productos a empresas.

Esta opción permite a las empresas y sus directivos medir el impacto que tienen sus acciones, fomentar una cultura de opinión y de mejora continua, generar un clima conversacional, con base en la escucha atenta, la información y la evaluación de manera digital y focalizada.

Además de esto, la eficacia del servicio aporta datos e información sobre el clima laboral, la satisfacción de los empleados, las necesidades de formación, el estado de la cultura organizacional, entre otros aspectos que son considerados para evaluar de manera efectiva si la compañía está experimentando estrés laboral.

Otro de los métodos que la entidad ofrece para abordar el estrés en el trabajo es el software de evaluación del desempeño.

Medir el desempeño del trabajador permite detectar problemas en la productividad y analizar si estos, por ejemplo, están causados por el estrés laboral. Por supuesto, estas evaluaciones deben ser continuadas en el tiempo.

¿Cómo evitar el estrés laboral?

Según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, hay tres escalas de prevención que se deben tener en cuenta al momento de tratar el estrés en el trabajo.

Prevención primaria: reducción de estrés

Engloba medidas formativas como:

  • Educación para incentivar las mejoras particulares
  • Capacitaciones para promover la actualización y el espíritu crítico dentro de las capacidades de la persona.

Prevención terciaria: reducción de los efectos del estrés laboral

En este nivel se sugiere:

  • Desarrollar un sistema de gestión más sensible y con mayor capacidad de respuesta.
  • Mejorar los servicios de salud ocupacional.

Además de estas medidas, es recomendable generar dinámicas en las que se integran a los empleados y a sus familias a través de dinámicas distendidas. El establecimiento de estrategias de motivación también es una manera de crear un ambiente laboral competitivo sin alcanzar niveles de estrés, además de servir para fomentar el compromiso y la identidad con la empresa.

VIDEO: EMPLOYER BRANDING Y FIDELIZACIÓN DEL TALENTORetener vs. fidelizar: razones para proteger el talento en este webinar on-demand.

Dejar un comentario.