Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Cómo lidiar con el absentismo laboral en la organización del futuro
Gestión del talento

Cómo lidiar con el absentismo laboral en la organización del futuro

El absentismo en el trabajo se define como la no asistencia al lugar de empleo en un día laborable. En un sentido más amplio, alude a la costumbre de un empleado que, aun estando presente, abandona deliberadamente el desempeño de los deberes que le corresponden. ¿Qué ocasiona este fenómeno? ¿Cómo impacta en el funcionamiento de tu empresa? ¿Cómo hacerle frente?

¿Cuáles son las causas de absentismo laboral?

Generalmente, el absentismo en el trabajo obedece a los factores que se exponen a continuación.

Enfermedades y lesiones. Las faltas por trastornos respiratorios se incrementan durante los meses más fríos del año. Los problemas de salud, y el absentismo resultante, también son consecuencia de los malos hábitos de los trabajadores. Por otro lado, las incapacidades ocasionadas por accidentes y sobrecargas musculares son comunes en las empresas que requieren un esfuerzo físico regular de sus empleados.

Malas condiciones laborales. Otra de las causas de absentismo laboral es la fatiga física y emocional. Se trata de una situación común en empresas donde los trabajadores laboran, con regularidad, más de ocho horas al día, lidian constantemente con una carga de trabajo excesiva o sufren el hostigamiento continuo de superiores o compañeros.

Débil sentido de compromiso. Quienes no disfrutan de su empleo tienden a poner pretextos para no presentarse a su lugar de trabajo. Otros sí asisten asiduamente, pero descansan más tiempo del permitido, tienen un rendimiento mínimo y están mental y emocionalmente desconectados durante las horas laborales.

¿Cómo impacta el absentismo laboral en el seno de las empresas modernas?

Cuando el absentismo laboral se convierte en una práctica generalizada, afecta seriamente las actividades y la productividad de la compañía. ¿De qué manera lo hace? Veamos.

Disminuyen las ganancias. El absentismo descontrolado limita la capacidad de la empresa para cumplir con los objetivos trazados. Dependiendo del giro del negocio, pueden presentarse retrasos en la producción, o descuidos en la atención a los clientes. Como consecuencia, la imagen corporativa y la rentabilidad se ven afectados.

Aumentan los gastos. Cuando alguien falta sin previo aviso, otra persona tiene que cubrirlo, lo que implicará pagarle horas extras. Si el problema del absentismo es grave, el departamento de Recursos Humanos se envolverá en un ciclo interminable de despidos, contrataciones y capacitaciones, lo que representa una enorme fuga de dinero.

También puede interesarte:  ¿Cómo se pagan las vacaciones no disfrutadas por los trabajadores?

Perjudica a todo el equipo. Aun los mejores colaboradores pueden perder la motivación al verse obligados a cubrir las inasistencias y completar las labores inconclusas de otros. En cuanto a los supervisores, se enfrentan a la difícil tarea de hacer ajustes y ejercer mayor presión en su personal a fin de cumplir con las metas del departamento.

¿Cómo puedes hacerle frente?

Como parte del área de Recursos Humanos, es tu responsabilidad mantener el absentismo en el trabajo dentro de límites razonables. Las siguientes estrategias te ayudarán a lograrlo.

Establece políticas claras. Todo el personal de la empresa debe saber cuáles son los motivos válidos para faltar al trabajo, y cómo justificarlos correctamente. También deben estar al tanto de las repercusiones de ausentarse sin una razón de peso. En colaboración con los supervisores de cada área, debes asegurarte de que el reglamento se haga cumplir.

Sácale provecho a la tecnología. Actualmente, existen sistemas automatizados que se ocupan de realizar un seguimiento puntual del absentismo. Son una herramienta muy valiosa para Recursos Humanos. Además, los avances tecnológicos fomentan la flexibilidad. Por ejemplo, si un empleado no puede presentarse en las instalaciones de la empresa por motivos de salud, el teletrabajo permitirá que siga siendo productivo desde su hogar.

Lanza campañas efectivas. Reducir el absentismo laboral es el resultado de un estrategia integral. Entre las medidas propuestas, te sugerimos crear espacios adecuados para la práctica de actividades físicas; proporcionar un menú saludable en los comedores; promover el uso de equipo de seguridad en las tareas que así lo requieran; y crear un programa de recompensas para los trabajadores más comprometidos.

Ganarle la batalla al absentismo en el trabajo es posible. Una vez que lo consigas, los beneficios para todo el personal de la compañía no se harán esperar.

Dejar un comentario.