Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Cómo mejorar la imagen corporativa de tu compañía
Gestión del talento

Cómo mejorar la imagen corporativa de tu compañía

Componentes de la imagen corporativa

Los empleados también forman parte de la imagen corporativa e identidad corporativa de una compañía

Que contar con una buena imagen corporativa resulta clave a la hora de mejorar los objetivos de negocio es una realidad por la que ya apuestan cientos de empresas. Sin embargo, en el proceso de crear y mantener esta percepción de marca son muchas también las que incurren en algunos errores graves. Uno de los más importantes tiene que ver con olvidar a los propios empleados, uno de los elementos clave de la imagen corporativa.

Mejorarla e implementar soluciones para que esta situación cambie será tarea del departamento de Recursos Humanos. Pero, ¿qué medidas concretas podemos poner en marcha?

Qué es la imagen corporativa

La imagen corporativa es la percepción que se tiene de nuestra compañía, cómo se percibe nuestra marca, productos y servicios. Una percepción que está relacionada con lo que los trabajadores piensan de ella.

Se trata de un concepto que entronca directamente con la identidad corporativa. Esta segunda, sin embargo, tiene más que ver con lo que la empresa quiere que el resto perciba sobre ella, así como con sus valores, objetivos y cultura organizacional.

Tipos de imagen corporativa

Dicho lo cual, encontramos diferentes tipos de imagen corporativa de una empresa, en función, precisamente, de quién y cómo se perciba.

  • Imagen subjetiva: lo que los propios empleados perciben sobre la entidad desde dentro de la organización.
  • Imagen deseada: como su propio nombre indica, se trata de la imagen corporativa que quieren dar los creadores de la firma.
  • Imagen percibida: es la imagen corporativa que carece de atributos internos o subjetivos, tal y como se percibe fuera. Se trata de la imagen sobre la que se trabaja.
  • Imagen difundida: se trata de la imagen corporativa que difundimos al target al que queremos llegar. Aquí tienen cabida los usuarios, clientes, inversores, colaboradores.

Beneficios de contar con una buena imagen corporativa

Contar con una buena imagen corporativa ofrece numerosos beneficios, tanto para crecer como organización, como para conseguir nuevos clientes, mejorar nuestra imagen de marca empleadora, y similares. Entre otros:

  • Una buena imagen corporativa nos permitirá distinguirnos del resto, en especial de nuestra competencia. La clave está en que se nos identifique rápidamente.
  • Unifica todos los elementos comunicativos, y proporciona una sensación de homogeneidad.
  • Representa visualmente los valores y cultura de la organización.
  • Refuerza el vínculo de los trabajadores con la empresa: aumenta su sentido de pertenencia.
  • Mejora la imagen de marca empleadora: y ayuda a captar nuevos talentos.

Elementos de la imagen corporativa

Pero, ¿de qué se conforma la imagen corporativa de una empresa? Estos son algunos de los elementos de la imagen corporativa más importantes.

El nombre y logotipo de la empresa, elementos de la imagen corporativa

El nombre y logotipo de la empresa son dos de los principales identificadores de la marca y, por lo tanto, dos elementos clave de la imagen corporativa de una compañía. En cuanto al primero, resulta más efectivo cuando es fácil de recordar, es acorde a los valores de la entidad, entronca con su actividad, es original, etcétera.

Respecto al logotipo, ha de representar la filosofía y valores de la empresa, ser sencillo y adaptable a distintas plataformas (es decir, que se vea correctamente en todos los formatos en los que lo usemos).

Los colores corporativos y la tipografía en la imagen corporativa

Algo similar ocurre con los colores corporativos y la tipografía. Elegir estos primeros adecuadamente será fundamental. Por ejemplo, si estamos hablando de un agua, lo lógico será utilizar los colores fríos, mientras que si se trata de un servicio de calefacción, todo lo contrario.

También puede interesarte:  5 factores que influyen en la satisfacción laboral

En cuanto a la tipografía, aquellas letras conocidas como "de palo seco" o "sin remate" son más limpias. Pueden transmitir sencillez, claridad. Mientras que aquellas tipografías con remate son perfectas para bancos, servicios financieros, etcétera.

El slogan o claim

Aquí hay que comentar que no todas las marcas cuentan con un slogan o claim, es decir, con una frase concisa que refleje sus valores, las cualidades de sus servicios o similares. Elegir un slogan con gancho es uno de los puntos más complicados para una marca. Tanto que, en ocasiones, es mejor prescindir de él si no lo tenemos claro.

El slogan o claim también puede servir para captar talento. Por ejemplo, una compañía cuyo lema "apostamos por las personas" o "apostamos por el talento" resulta en sí misma llamativa para los candidatos.

Página web y presencia en redes, elementos de la imagen corporativa

La página web también influye en la imagen de la empresa. Durante los últimos años, sin embargo, está cobrando cada vez más importancia la presencia de la marca en las redes sociales e incluso su posicionamiento en Google. Tanto empleados como futuros trabajadores tenderán a pinchar más en los primeros resultados.

El papel de los empleados en la imagen corporativa

Como decíamos al inicio de este artículo, son muchas las empresas que cometen el error de olvidar el papel que tienen los empleados en la creación de una imagen corporativa.

Un punto que pudimos desgranar con más detalle de la mano de Rubén Montesinos Torres, experto en el tema. En su ponencia De superconsumidor a superempleado; transformando las reglas del juego en la empresa nos habló sobre el reto que supone la nueva posición de los trabajadores para los departamentos de Recursos Humanos.

El cambio llega con Internet, que cambia las reglas del juego. Vivimos en un mundo globalizado, hiperconectado y saturado de información. Todo el mundo está accesible, disponible y conectado 24 horas, 7 días a la semana y 365 días al año.

Además, hay nuevos valores y retos en la gestión de personal. Las fronteras entre el “Yo personal” y el “Yo profesional” se han difuminado, dejando paso a un trabajador que quiere vivir como trabaja y trabajar como vive. Está acostumbrado a tener un poder como cliente que quiere ver reflejado en su día a día en su puesto.

¿Cómo influyen los trabajadores en la imagen corporativa?

Así, en la actualidad encontramos incluso plataformas especializadas, foros, redes sociales y otras herramientas que pueden servir de altavoz para contar las virtudes y defectos de nuestra compañía. En definitiva unas comunidades virtuales en las que no solo se mueven nuestros empleados, sino también nuestros clientes e incluso nuestros potenciales trabajadores. 

Sin embargo, no se trata de "temer" sus acciones, sino de fomentar una cultura sana, basada en beneficios sociales, en el bienestar de las personas que forman parte de la organización. ¿El objetivo? Conseguir, precisamente, que la plantilla hable bien de la compañía porque se siente cómodO en y con ella. 

Por ejemplo, participar en premios al estilo Best Place de Work (e implementar las medidas necesarias para conseguir el galardón), fomentar el teletrabajo, instaurar planes de retribución en especie, etcétera, son medidas que resultan muy satisfactorias. Por no hablar de que los trabajadores se enorgullecerán de formar parte de esa empresa que apuesta por ellos.

Con estas iniciativas estaremos aumentando las posibilidades de que nuestros empleados se conviertan en embajadores de marca, en prescriptores voluntarios. Un aspecto también clave en la captación de talento.

En cualquier caso, cabe comentar que esta atención al empleado debe llevarse a cabo desde el primero momento, es decir, desde el primer instante en que tiene contacto con la compañía. Esto pasa, entre otros, por cuidar el proceso de reclutamiento y la Candidate Experience.

Si quieres aprender más sobre el papel de los empleados en la imagen corporativa puedes ver la entrevista a Rubén Montesinos:

SOBRE RUBÉN MONTESINOS
Profesor en Dirección de Recursos Humanos y consultor experto. Especializado en Branding y desarrollo del talento, consciente de la importancia del mundo digital. VER LA ENTREVISTA

Dejar un comentario.