Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Cómo mejorar la gestión de recursos humanos de una empresa
Gestión del talento Selección de talento

Cómo mejorar la gestión de recursos humanos de una empresa

Para mejorar la gestión de recursos humanos de una empresa deberemos implementar una serie de acciones enfocadas a mejorar el clima laboral, fomentar la motivación, incrementar la productividad y favorecer una comunicación horizontal.

Qué es la gestión de Recursos Humanos

Forman parte de la gestión de recursos humanos todas aquellas labores enfocadas a la gestión de empleados de una compañía. Una gestión que, si se lleva a cabo de la manera adecuada, permitirá a la empresa incrementar sus beneficios y productividad, abaratar costes y, en definitiva, ser más competitiva.

Pero un buen departamento de RRHH no solo ha de identificar las necesidades de la empresa sino también las de los empleados de manera individual y conjunta. Algo que pasa desde la selección y el reclutamiento, la implantación de políticas para mejorar el bienestar del trabajador, la captación de talentos; hasta el uso de herramientas de evaluación de desempeño, etcétera.

Síntomas de una mala gestión de Recursos Humanos

Dicho lo cual, existen ciertos síntomas que pueden revelar una mala gestión de Recursos Humanos.

Rotación excesiva

La excesiva rotación de personal –excepto en negocios con grandes equipos comerciales y similares, por ejemplo– es uno de ellos. Hay que diferenciar entre la rotación, la rotación entre vacantes y la fuga de talentos. No es lo mismo que la empresa cese contratos con mucha regularidad, que los empleados se marchen voluntariamente.

Respecto a la rotación entre vacantes se trata de algo frecuente en épocas de crisis, y suele suceder cuando el empleado se ve obligado a cambiar de puesto para continuar en la empresa porque el suyo ha desaparecido. En estos últimos casos será fundamental preguntarse por qué se están yendo los empleados, si se les reconoce adecuadamente, si las políticas de retribución, trabajo, son las idóneas, etcétera.

Falta de flexibilidad en la gestión de Recursos Humanos

Cada vez más trabajadores valoran la flexibilidad horaria en el entorno laboral. De hecho, muchos de ellos la consideran imprescindible para conciliar y priorizan este tipo de políticas sobre otras como el salario. La posibilidad de entrar en un rango horario, de trabajar desde casa, etcétera, entran en la ecuación. Las políticas de conciliación son igualmente importantes.

Incertidumbre

Es imprescindible fijar unos objetivos, y monitorizar y evaluar aquellas tareas encaminadas a conseguirlos. De lo contrario se creará una sensación de incertidumbre respecto de la utilidad de lo que se está haciendo. Esto repercutirá en la motivación de la plantilla. La planificación también es importante.

Con incertidumbre también nos referimos a la que atañe al desarrollo profesional del trabajador dentro de la compañía. Es importante que conozca sus opciones de formación y de futuro en la organización. De esta manera se sentirá más comprometido con el proyecto.

Caída de la productividad

El rendimiento se encuentra directamente relacionado con cómo se siente el empleado dentro de la empresa. Un empleado feliz es más productivo, mientras que uno estresado, todo lo contrario. Un clima laboral positivo –en el que además de las relaciones humanas se valoren cuestiones como el entorno físico y ambiental del individuo- es otro aspecto clave. Lo mismo ocurre con la motivación.

Competitividad sin límites

Fomentar la competitividad para motivar a los empleados y conseguir mejores resultados es algo positivo a priori. Sin embargo, cuando sobrepasamos ciertos límites y fomentamos una comunicación agresiva podemos generar todo lo contrario: un clima laboral insano y unos empleados que no se sientan parte de un equipo, sino que quieran destacar ante todos y no valoren el trabajo de resto.

3 técnicas para mejorar la gestión de Recursos Humanos

Mejorar la gestión de Recursos Humanos de una empresa es es posible si sabemos cómo hacerlo. Para lograrlo existen diferentes técnicas enfocadas a resolver las necesidades comunicativas, motivacionales y de gestión de competencias –entre otras–. Unas medidas que nos permitirán mejorar los sistemas de evaluación, facilitar las tareas administrativas e implementar sistemas de trabajo enfocados a los objetivos de la compañía.

No obstante y antes de ponerlas en marcha, el departamento de RRHH deberá plantearse cuáles son las áreas en las que se quiere enfocar para conseguir las metas generales de la organización.

También puede interesarte:  Diferencias entre competencias, capacidades y habilidades

Técnicas para mejorar la comunicación

El área de la comunicación se mueve en dos direcciones: del empleado a la compañía y a la inversa. Es fundamental que el departamento de RRHH garantice la transparencia y agilidad de las comunicaciones entre estas partes. Para ello –y, sobre todo, para evitar que la comunicación sea unidireccional y vertical– tendrán que habilitarse los necesarios canales de comunicación y asegurarse de que todas las partes conocen su existencia y cómo utilizarlos.

Y esto pasa por implementar soluciones tecnológicas acordes con las necesidades de comunicación de la compañía que abarque tanto las relaciones interdepartamentales como las de los distintos miembros de un equipo con su responsable, por ejemplo. Las encuestas de clima laboral, por ejemplo, permiten a los empleados dar un feedback y comunicarse. Pero vayamos con más detalle en el siguiente apartado.

Técnicas para mejorar la motivación y el clima laboral con una buena gestión de Recursos Humanos

La motivación es una de las herramientas clave de los recursos humanos que incide directamente sobre la productividad de los empleados y su satisfacción en el trabajo. Un empleado motivado no solo será más productivo, sino que se sentirá cómodo, realizado, y dará lo mejor de sí. Para conseguirlo podemos utilizar mecanismos como la implementación de beneficios sociales, programas de recompensas e incentivos, horarios flexibles, políticas de conciliación, etcétera.

Tampoco podemos dejar de hablar aquí del clima laboral, es decir, del ambiente que se respira en la oficina. Así, un clima laboral positivo incrementa el rendimiento en hasta un 12% mientras que uno negativo genera todo lo contrario: situaciones conflictivas y malos resultados de negocio. En él intervienen múltiples factores: desde las expectativas con las que el empleado haya llegado a la compañía, los conflictos laborales, la relación con los compañeros, hasta el feedback de los responsables de equipo –entre otros–.

Por fortuna y para analizar todas estas cuestiones podemos valernos de sistemas como el de Bizneo HR, cuya herramienta de encuestas permite conseguir esta información y acceder a ella de manera ágil y centralizada. Sin embargo, no basta con medirlo, sino que deberemos utilizar estos datos para implementar un plan orientado a resolver los conflictos.

Técnicas para la gestión de competencias en RRHH

La gestión de competencias se encuentra directamente ligada al rendimiento y la rentabilidad. Es decir, en función de las aptitudes de los empleados obtendremos unos resultados de negocio u otros. Por eso, ser consciente de estas competencias y capacitaciones de la plantilla resulta fundamental para tomar medidas al respecto y diseñar estrategias y realistas acordes con el potencial de los trabajadores –formativas, de contratación, por ejemplo–. Además, sirve para conocer el talento interno y mejora la toma de decisiones.

Los sistemas de evaluación del desempeño son muy útiles en la gestión de personal. Estos brindan la oportunidad de medir el desempeño de los empleados en sus cargos. Es el caso de la herramienta de evaluaciones de Bizneo HR, que permite identificar el talento clave dentro de la organización, estar preparado para el futuro desarrollo de planes de carrera, reducir el riesgo de sesgos inconscientes, ofrecer un feedback efectivo, identificar las necesidades de formación, y fomentar los valores corporativos.

Tendencias y retos de la gestión de Recursos Humanos

Como comentábamos, durante los últimos años el área de RRHH ha ido experimentando grandes cambios. Tan es así, que el panorama actual presenta las siguientes tendencias en la gestión de Recursos Humanos.

Digitalización de la gestión de Recursos Humanos

Los departamentos de Recursos Humanos también se están transformando gracias a la implantación de modelos de desarrollo profesional dinámicos –que ayudan a las compañías a rediseñar sus estrategias y a detectar talento– y el uso de aplicaciones específicas para gestionar personas y todo lo que las rodea –desde la selección y reclutamiento hasta la gestión del tiempo–. Un campo en el que el Big Data e incluso la Inteligencia Artificial tienen especial cabida.

Performance Management

Por otra parte, se están desarrollando nuevos sistemas de gestión y metodologías team-centric, que permiten conocer el impacto de las acciones y desempeño de los equipos en los flujos de trabajo –en lugar de centrarse solamente en el desempeño de un solo trabajador–. Se trata de información cualitativa y contextualizada que permitirá a la empresa tomar mejores decisiones.

En cualquier caso, los nuevos modelos de gestión estarán centrados en la retroalimentación de los equipos, la evaluación y entrenamiento de acuerdo con las metas de la compañía.

Transformación de los puestos de trabajo

La naturaleza de los puestos y los roles de los trabajadores están cambiando fruto de la digitalización de las empresas. Puestos cada vez más especializados que, gracias a la automatización de tareas, podrán centrarse cada vez más en la experiencia de los empleados y en la propuesta de valor de la compañía.

Diversidad, la apuesta de la gestión de Recursos Humanos

La diversidad y la inclusión se han convertido en uno de los objetivos de los recursos humanos. Dos factores que inciden directamente sobre las compañías, en sus resultados, imagen de marca, employment brand y otras facetas.

Employer experience en la gestión de Recursos Humanos

La experiencia del empleado se ha convertido en algo básico para fidelizar talento en Recursos Humanos. La idea es comprenderle y mejorar su experiencia. Lo ideal, incluso, sería que este se convirtiera en embajador de su propia marca. Además el employee brand repercute positivamente en la imagen de la marca, facilita la atracción de talento y mejora los resultados de negocio.

Dejar un comentario.