Inicio  ›  Gestión de Personal  ›  Flexibilidad Laboral | 4 medidas para tu empresa
Gestión de Personal

Flexibilidad Laboral | 4 medidas para tu empresa

Trabajo flexible

Las medidas de flexibilidad laboral son cada vez más valoradas por los trabajadores pero las empresas también pueden extraer interesantes beneficios de su correcta implementación.

Los entornos laborales han experimentado notables cambios en los últimos tiempos como consecuencia de las medidas de contención por el coronavirus. El teletrabajo o la libertad horaria han sido algunas de las medidas de flexibilidad laboral estrella y se da por sentado que han venido para quedarse.

Sin embargo, el tejido productivo español dista de estar preparado para afrontar tan importantes transformaciones en los modelos de gestión de personal. De acuerdo con los datos del INE para 2019, apenas el 1,3% de los trabajadores españoles participaban del teletrabajo de manera total o parcial. El resto de medidas de flexibilidad laboral también contaban con un escaso grado de penetración.

Esta situación contrasta con las demandas de los propios profesionales, en tanto que, según un estudio de Ragus, el 74% de los empleados consideraría un cambio de trabajo si se le ofrecieran algunas medidas de flexibilidad laboral. Salta a la vista que se trata de una realidad ineludible para las compañías.

Qué es la flexibilidad laboral

La flexibilidad laboral es la posibilidad de que los trabajadores decidan parte de las características de su puesto de trabajo. Generalmente, el trabajo flexible se entiende de dos formas distintas: la posibilidad de trabajar a distancia y la de ajustar el horario a las preferencias del trabajador.

5 VENTAJAS DE LA FLEXIBILIDAD HORARIA
Cómo implementar los horarios flexibles en tu empresa

Cada empresa puede apostar por su propio modelo de flexibilidad laboral pero lo más habitual es que se faciliten una serie de condiciones a los trabajadores (horas de trabajo semanales, calendario de entregas, procedimientos de revisión y rendición de cuentas…) y que estos decidan dónde y cómo van a cumplir las tareas pertinentes.

Cabe destacar que la flexibilidad empresarial no implica ni trabajar menos horas ni dejar de cumplir con los plazos previamente acordados por la empresa. De ahí el interés para los responsables de RR. HH. de disponer de herramientas digitales que permitan una mejor supervisión del desempeño de los trabajadores en régimen de flexibilidad laboral.

DESCUBRE CÓMO LO LOGRA UN SOFTWARE DE EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑOUna herramienta sencilla para evaluar a los trabajadores (ya sea de forma presencial o a distancia).

Tipos de flexibilidad laboral

Aunque ya hemos visto que los beneficios flexibles en las empresas pueden agruparse en dos grandes categorías, lo cierto es que existen más tipos de flexibilidad laboral con sus correspondientes medidas específicas.

La teoría de Rimbau & Triadó

En 2006, los profesores Eva Rimbau Gilabert y Xavier María Triadó i Ivern teorizaron sobre los diferentes tipos o modelos de flexibilidad laboral que podían implementar las empresas. Esencialmente, podían distinguirse los siguientes tipos:

  • Flexibilidad salarial: se trata de una apuesta por la remuneración variable de los empleados, no vinculando los salarios con las características de los puestos de trabajo sino con el rendimiento u otras variables.
  • Flexibilidad en el espacio de trabajo: es la versión más conocida del trabajo flexible. Los empleados pueden desempeñar algunas o todas sus funciones en localizaciones ajenas a las instalaciones físicas de las empresas. Como ocurre en el nuevo Smart Working.
  • Flexibilidad funcional: este modelo de organización de la fuerza de trabajo se apoya en la polivalencia de los empleados al no vincularlos con un puesto específico dentro de la empresa (multitasking).
  • Flexibilidad de plantilla: es la posibilidad de ajustar el número de trabajadores a las características de cada coyuntura económica o momento del calendario. Libertad en la estructura organizacional de cada departamento.
Guía Teletrabajo

4 medidas de flexibilidad laboral

Partiendo de los tipos de flexibilidad laboral anteriores, las empresas pueden poner en práctica diferentes medidas para responder tanto a las demandas de los trabajadores como a sus propias necesidades operativas.

Priorizar el cumplimiento de los objetivos

El modelo de gestión laboral tradicional ponía el acento en el cumplimiento de horarios y protocolos. Resulta mucho más flexible y rentable apostar por la consecución de objetivos, con mayor libertad organizativa para los trabajadores.

Al no sentirse tan presionados, los empleados se sentirán más motivados y verán con mejores ojos a la empresa, ya que podrán gestionarse con libertad su trabajo mientras cumplan con los objetivos.

La gestión por objetivos en una empresa (APO) fomenta la integración entre los componentes de la empresa para asegurar los resultados.

Flexibilidad horaria

Es una de las medidas más demandadas y que arrojan mejores resultados.

Según la empresa, y la libertad horaria de la que quiera dotar a su plantilla, puede existir simplemente la posibilidad de entrar y salir antes del trabajo, si se cumplen las tareas, hasta las organizaciones que dotan de una libertad total a sus trabajadores para gestionarse su propio horario y facilitar la conciliación familiar; siempre que cumplan sus cometidos.

También puede interesarte:  ¿Cómo actuar en caso de accidente laboral?

Jornada continua

La mayoría de empleados prefiere la jornada intensiva y que esté lo más concentrada posible en términos horarios aunque ello suponga reducir los momentos de descanso.

Teletrabajo

De la mano de las nuevas tecnologías y de programas para facilitar y perfeccionar el home office, los trabajadores pueden cubrir una mayor parte de su horario desde casa sin causar ningún trastorno a la empresa.

control horario

Beneficios del trabajo flexible

La implementación de diferentes tipos de flexibilidad laboral puede traducirse en una serie de ventajas tanto para los empleados como para las empresas. Estos serían algunos de los beneficios más destacados:

  • Conciliación laboral y familiar: es uno de los aspectos mejor valorados por los trabajadores, dado que disponen de mayores facilidades para atender sus asuntos personales y/o familiares.
  • Reducción de costes: la menor cantidad de desplazamientos y los menores gastos de mantenimiento de las instalaciones suponen un ahorro económico tanto para la plantilla como para la compañía.
  • Mejor gestión del tiempo: cuando se prioriza la consecución de objetivos sobre el mero cumplimiento de un horario, los trabajadores tienden a ser más eficientes para completar sus tareas en el menor tiempo posible.
  • Mejora del clima laboral: al reducirse el número de empleados que trabajan habitualmente en las instalaciones de la empresa, la conflictividad laboral se reduce de manera significativa. Ello puede comprobarse fácilmente con un software de encuestas a empleados.
  • Mayores niveles de productividad: las medidas de flexibilidad laboral motivan a los empleados para mejorar su rendimiento, especialmente si se combinan con otros incentivos.
  • Mayor satisfacción laboral: a resultas de todo lo anterior, los empleados pueden sentirse más satisfechos con su situación en la empresa, alcanzando mayores cotas de bienestar laboral.
Cómo medir el rendimiento en el teletrabajo
12 claves para mantener elevada la productividad en el trabajo a distancia.

Inconvenientes del trabajo flexible

Las ventajas del trabajo flexible son numerosas pero las empresas también deben prestar atención a los posibles inconvenientes que pueden derivarse de la aplicación de medidas de flexibilidad laboral.

  • Menor compromiso y dilución de responsabilidades: la no presencia física de los trabajadores puede llevar a un relajamiento de su profesionalidad y a que no tengan el mismo interés en completar correctamente sus tareas.
  • Pérdida del sentido de pertenencia: el menor contacto con los compañeros y con la dirección puede conllevar un deterioro de la vinculación del empleado con la empresa.
  • Mala gestión del tiempo: los empleados más responsables tenderán a ser más eficientes pero es posible que algunos trabajadores encuentren ciertos problemas para administrar su tiempo de trabajo. Una buena formación puede ayudar a mitigar este problema.
  • Falta de preparación de la empresa: poner en marcha medidas de flexibilidad laboral sin disponer de la infraestructura necesaria para su correcta gestión puede plantear notables problemas operativos. Las compañías necesitan digitalizar parte de sus funciones, especialmente en el ámbito de los RR. HH., para que la transición entre ambos modelos de gestión de personal sea efectiva.
  • Sensación de inseguridad laboral: en el caso de la flexibilidad salarial, algunos empleados podrían tener la sensación de que su situación laboral no es muy estable, lo cual podría generarles una gran ansiedad y afectar a su rendimiento.

Qué es el flexiworking

El flexiworking es una filosofía de trabajo que sintetiza muchos de los principios que rigen las medidas de flexibilidad laboral. Es una forma diferente de trabajar en la que se adapta el horario para cumplir con las necesidades tanto laborales como personales.

Lo que importa realmente en el flexiworking es hacer bien el trabajo y cumplir con los objetivos y no el tiempo que estés en el puesto.

Se trataría, por tanto, de una nueva visión del rol del empleado en la empresa y de un nuevo modelo de gestión del personal, en el que la relación entre compañeros y niveles jerárquicos se articula, mayormente, a través de canales digitales.

Con todo, la estructura misma de la compañía también debe cambiar para sacarle las máximas ventajas al flexiworking. Así, junto con la adopción de medidas como las jornadas flexibles, el trabajo desde casa o la autogestión de las vacaciones, también conviene llevar a cabo modificaciones en las pautas para la supervisión de la plantilla y la organización de las tareas y los equipos de trabajo.

Cómo reforzar el bienestar laboral
Descubre qué es y cómo cuidar el bienestar laboral en tu empresa

Las herramientas digitales resultan imprescindibles para que el tránsito hacia un modelo de administración de RR. HH. basado en las posibilidades de la flexibilidad laboral resulte lo menos traumático posible. La pedagogía también es básica, dado que muchas veces los empleados no saben cómo afrontar sus nuevas responsabilidades.

Un software de control horario, por ejemplo, ayuda a implementar un sistema de jornadas flexibles. Un programa de gestión de vacaciones y ausencias, en cambio, facilita la personalización de los calendarios laborales. En suma, el flexiworking y la flexibilidad laboral resultarán mucho más ventajosas para las compañías si estas han apostado previamente por su transformación digital.

software control horario

Dejar un comentario.

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]