Inicio  ›  Gestión del talento  ›  9 tipos de jornada laboral
Gestión del talento

9 tipos de jornada laboral

tipos de jornada laboral

El Estatuto General de los trabajadores regula las particularidades de cada una de las jornadas laborales existentes en España. Los convenios colectivos pueden modificar estas medidas, aunque tendrán que respetar los derechos mínimos de descanso.

Las compañías deben tener claro qué tipos de jornada laboral existen antes de fijar los horarios de trabajo de los empleados. Cada jornada tiene unas particularidades. Si bien es cierto que lo habitual son los contratos de 40 horas semanales distribuidas en jornadas de ocho horas diarias, cada vez existen más contratos a tiempo parcial.

Qué es una jornada laboral

Una jornada laboral es el tiempo que un empleado utiliza para llevar a cabo las tareas para las que ha sido contratado. Fue en 1986 cuando se estableció por primera vez la jornada laboral completa de ocho horas, en Chicago.

En España se promulgó el Decreto de la jornada de ocho horas de trabajo en el año 1919 y fue el país pionero de Europa. Desde ese momento han nacido diferentes tipos de jornada de trabajo en función de su duración y de la distribución de esas horas laborables, a lo largo del día.

El Estatuto General de los Trabajadores en el artículo 34.1 define la jornada de trabajo como “el tiempo de servicios prestados por el trabajador como pago de su deuda de actividad”. Y en el artículo 34.5 señala que es “el tiempo en el que el trabajador se encuentra en su puesto de trabajo”.

9 tipos de jornada laboral

Existen diferentes tipos de jornada laboral en función de los días de la semana que se trabaja, el número de horas y la distribución del tiempo. Podemos encontrar:

Jornada laboral completa

La jornada completa es la más habitual y es aquella que se realiza por 40 horas semanales que suelen estar distribuidas en 8 horas diarias. También es cierto que puede establecerse que una semana se trabaje más horas y la siguiente se compense trabajando menos, pero el cómputo anual de horas no podrá exceder el máximo legal pactado de manera contractual. 

Este tipo de distribución variable de la jornada tiene que aparecer recogida en el contrato o en el convenio. En esta modalidad el trabajador tiene derecho a un periodo de descanso de 15 minutos que está considerado como tiempo efectivo de trabajo, a no ser que el convenio colectivo diga otra cosa. Además, no podrá trabajar más de 9 horas al día.

Jornada laboral a tiempo parcial

Este tipo de jornada laboral es también conocida como media jornada. Se caracteriza porque el empleado realiza sus tareas un número determinado de horas, fijadas previamente en el contrato, que nunca podrán superar las 30 horas semanales. En determinadas circunstancias la empresa puede solicitar al empleado la realización de horas complementarias cuando hay picos elevados de trabajo.

Jornada laboral parcial por horas

Se trata de un contrato en el que se fijan un determinado número de horas en las que el trabajador hará sus funciones en horas alternas o consecutivas, pero nunca las desempeñará de manera constante. Es decir, cada día realizará un número de horas y su jornada no será igual todos los días de la semana.

Jornada de trabajo reducida

Este tipo de jornada laboral se emplea en casos especiales de empleados cuyo desarrollo profesional conlleva algún tipo de riesgo para la salud como por ejemplo las personas que trabajan en laboratorios, en la construcción, con productos químicos, mineros, etcétera. 

También puede interesarte:  Cómo implantar un programa de clima laboral en una empresa en 5 pasos

También está permitida por ley si es para desarrollar tareas relacionadas con el cuidado de hijos o la lactancia.

Jornada de trabajo partida

La jornada partida suele producirse en los contratados a jornada completa y consiste en la interrupción de la jornada laboral durante al menos una hora.

Jornada de trabajo continua

La jornada laboral continua es la más común junto con la jornada a tiempo completo. La jornada continua es aquella en la que se realizan las horas estipuladas diariamente, pero hay una interrupción que puede ser de entre 15 y 30 minutos, según el convenio, para comer algo o simplemente descansar.

Contrato para festivos

El contrato para festivos suele incluir también el fin de semana de tal manera que este contrato se celebra cuando la persona trabaja de viernes a domingo y los festivos que hubiese en los otros días de la semana.

Jornada de trabajo nocturna

La jornada nocturna es aquella en la que el personal trabaja en un horario comprendido entre las diez de la noche y las seis de la mañana del día siguiente.

Si el empleado realiza su trabajo en esta franja horaria durante más de tres horas al día o si un tercio de su jornada de trabajo anual la desempeña en este horario tendrá, por Ley, unos beneficios específicos:

  • No puede realizar más de 8 horas al día.
  • Podrá acudir a revisiones gratuitas de salud periódicamente.
  • No realizará horas extraordinarias a no ser que se amplíe su jornada o sea necesario para la reparación de algún problema urgente.

Jornada laboral a turnos

Se lleva a cabo en empresas cuya actividad no puede parar porque necesita producir o dar servicio las 24 horas del día. Son, por ejemplo, el que realizan los bomberos, médicos, personal de fábricas, etcétera.

La empresa establece un turno de mañana, otro de tarde y otro de noche y los trabajadores irán rotando semanalmente por cada uno de ellos. En ningún caso un trabajador puede ser obligado a trabajar en el turno de noche durante más de dos semanas, solo podría hacerlo si es él el que lo solicita voluntariamente.

Los descansos obligatorios en los tipos de jornada laboral

Además de las jornadas laborales hay que prestar atención a los descansos obligatorios que debe disfrutar cualquier empleado:

Descanso semanal

El trabajador tiene derecho a descansar, al menos, un día y medio a la semana de manera ininterrumpida. Lo habitual es que sea la tarde del sábado y el domingo completo o el domingo completo y la mañana del lunes. Si es menor de 18 años le corresponden dos días.

Entre jornadas laborales

Entre un día de trabajo y el siguiente deben pasar como mínimo doce horas.

En jornada laboral continua

Siempre que la jornada de trabajo supere las seis horas diarias, al empleado le corresponderá un descanso mínimo de 15 minutos y máximo de 30, según el convenio.

Ausencias justificadas con derecho a retribución ordinaria

Siempre que el trabajador avise. Esta circunstancia se dará cuando:

  • Se case: en cuyo caso le corresponden 15 días naturales de vacaciones
  • Si nace un hijo: que le corresponden 12 semanas al padre y 16 a la madre
  • Por fallecimiento de un familiar directo: que serían dos días si se ha producido en la misma ciudad o cuatro si es en otra provincia
  • Mudanza: que le pertenecería un día de permiso.

Cómo gestionar los diferentes tipos de jornada laboral con Bizneo HR

Bizneo HR cuenta con una herramienta perfecta para controlar las diferentes jornadas de trabajo y cumplir con la normativa vigente: su Software de Gestión del Tiempo dentro de su HCM.

Título de la imagen

Su módulo de gestión del tiempo aporta:

  • Mayor flexibilidad a la empresa y al trabajador.
  • Optimización del tiempo ya que todos los datos están digitalizados y se pueden consultar fácilmente.
  • Favorece la conciliación laboral y familiar.
  • Cumple con la legislación vigente desde el 12 de marzo de 2019 que obliga a fichar a todos los trabajadores.
  • Permite un reparto de la carga de trabajo más equitativo.
  • Garantiza la transparencia porque la información es visible para todos los que tengan permisos.
  • Tener un control diario de las horas trabajadas, así como de las vacaciones, ausencias y bajas de todo el personal.
  • Agilizar los procesos y solicitudes.
  • Optimizar el tiempo de RR. HH reduciendo los costes que suponía tener que estar revisando en papel, una a una, las fichas de los empleados.
  • Controlar el número de horas extras realizadas y el gasto generado.
  • Generar informes que faciliten el análisis. 


Dejar un comentario.