Inicio  ›  Gestión del talento  ›  8 ventajas de utilizar un sistema de gestión del desempeño
Gestión del talento

8 ventajas de utilizar un sistema de gestión del desempeño

evaluación del desempeño

La gestión del desempeño es una responsabilidad poco conocida de los departamentos de RR.HH pero con un impacto considerable en los resultados de la empresa.

Cualquier empresa quiere contar con los mejores profesionales del sector, razón por la cual los procesos de selección y reclutamiento ocupan un lugar muy destacado en la agenda de los departamentos de Recursos Humanos. Sin embargo, de poco sirve disponer de mucho talento si este no se administra correctamente. Un sistema de gestión del desempeño ayuda a conseguir un mejor rendimiento de la plantilla sin sobrecargar a los responsables de RR.HH.

Qué es la gestión del desempeño

La gestión del desempeño la engloban todas aquellas tareas enfocadas a medir el rendimiento y forma de trabajar del trabajador. Este área se ocupa tanto de la distribución de los profesionales en los diferentes proyectos en función de sus competencias como del seguimiento de su trabajo en general. Todo ello poniendo especial énfasis en la medición de la productividad laboral y con el objetivo de responder con prontitud ante cualquier problema detectado.

Cómo conseguir una buena gestión del desempeño

Para conseguir una buena gestión del desempeño resulta necesario habilitar una vía de comunicación directa y fluida entre la plantilla y los managers, atender con rapidez las necesidades formativas, recabar las opiniones de los empleados de cara a futuros proyectos y establecer metas lógicas y adecuadas a las características de la plantilla.

Como ya se ha mencionado en la introducción, la gestión del desempeño no se limita a las cuestiones organizativas sino que también procura el desarrollo del personal dentro de la empresa.

En este sentido, la retroalimentación resulta fundamental. Aquí es básico indicar a los trabajadores no solamente dónde deberían mejorar sino cómo pueden hacerlo. El resultado de la correcta aplicación de este recurso se traduce en una mejora de la productividad y una mayor satisfacción por parte de los trabajadores.

La gestión del desempeño como factor de crecimiento

En el entorno actual, las compañías que deseen mantener su competitividad en el mercado están obligadas a adaptarse con rapidez a los cambios que vayan produciéndose en el sector.

Para que estos cambios y adaptaciones se implementen con éxito, los empleados necesitan instrucciones claras sobre lo que se espera de ellos. Esto pasa por definir correctamente los objetivos y contar con estándares de desempeño conocidos –y comprendidos- por los trabajadores.

Al actuar de esta manera, con una gestión del desempeño que estimula el intercambio de opiniones en el seno de la empresa, se aumenta la motivación de la plantilla y se mejora la valoración de la empresa por parte de los profesionales. Esto presenta un doble beneficio para la organización: mejora los resultados de los diferentes equipos y retención del mejor talento. En suma, se trata de un factor muy relevante para el crecimiento de la compañía.

8 Ventajas de usar un sistema para la gestión del desempeño

Dicho lo cual, el interés general de implementar un sistema para la gestión del desempeño para automatizar y perfeccionar estas cuestiones queda fuera de toda duda. Ahora bien, ¿qué ventajas concretas supone su utilización en el día a día de la empresa?

1. Claridad en la fijación de objetivos

Si quienes tienen que hacerse cargo de las diferentes fases de un proyecto no saben exactamente qué es lo que deberían conseguir, difícilmente lo lograrán. La correcta gestión del desempeño pasa por definir debidamente los objetivos y qué se espera de cada profesional en concreto. Con la información facilitada por el sistema de gestión esto resulta mucho más sencillo.

2. Valorar la contribución de cada empleado

Directamente relacionado con lo anterior, los planes estratégicos de las empresas suelen presentar de manera general los objetivos previstos para cierto periodo de tiempo. Como esto puede parecer un tanto ambiguo para los empleados, conviene concretar y valorar la contribución de cada trabajador en la consecución de esas metas. Solo así se entenderá la importancia de su rol dentro de la empresa (e incrementaremos, además, su motivación).

También puede interesarte:  5 tipos de evaluación a empleados

3. Feedbacks más concretos

Para mejorar el rendimiento laboral, los empleados deben recibir periódicamente valoraciones amplias sobre su trabajo. El sistema de gestión del desempeño recopila la información más relevante sobre cada empleado para que este conozca en detalle dónde ha fallado o en qué apartados podría mejorar.

4. Mejora de la relación entre empleados y managers

La administración del desempeño puede ser una fuente de problemas en el seno de cualquier empresa, especialmente si el trabajador se siente poco o incorrectamente valorado. Para evitar tensiones internas innecesarias, el sistema de gestión del desempeño proporciona criterios objetivos y transparentes sobre lo que se espera del profesional.

5. Eliminación de sesgos

De cara a la evaluación del desempeño, los profesionales encargados de completar esta tarea siempre pueden estar condicionados por distintos sesgos que distorsionen el resultado final, a pesar de que intenten regirse por la más estricta objetividad. El sistema de gestión del desempeño reduce al mínimo el riesgo de no ponderar debidamente el rendimiento de un trabajador.

6. Definición de trayectorias profesionales y fomento de la promoción interna

Recuperando lo expuesto en el apartado sobre el interés de la gestión del desempeño como factor de crecimiento para las empresas, un buen sistema puede ayudar a construir trayectorias profesionales más dilatadas y exitosas dentro de la compañía.

Los empleados saben que si cumplen sus objetivos particulares serán compensados de diferente manera, al tiempo que nunca pierden la referencia sobre su papel en la empresa y se sienten más valorados.

7. Simplificación de las funciones del mánager

Los managers tienen que prestar atención a numerosos elementos en la administración de los equipos y/o proyectos que están a su cargo. Con un sistema de este tipo, ahorran mucho tiempo sin dejar de mantener un control efectivo sobre los profesionales a su cargo.

8. Generar oportunidades de aprendizaje

La gestión del desempeño solo cobra sentido cuando el empleado, además de ver recompensado su esfuerzo, también siente que puede mejorar constantemente. Para ello, el sistema de gestión del desempeño convierte cada valoración o comentario en una oportunidad de aprendizaje, lo que se traduce, a no mucho tardar, en profesionales más competentes.

Cómo alinear la gestión del desempeño con los objetivos de la empresa

Tal y como se deduce de los apartados anteriores, las características de la gestión del desempeño dependen de la orientación comercial de la empresa o de su propia filosofía. Los criterios que resultan muy útiles en una compañía pueden resultar ineficientes en otras, de ahí la importancia de alinear la gestión del desempeño con los objetivos de la empresa. Estas serían algunas de las claves para que la gestión del desempeño facilite la consecución de los objetivos previstos:

  • Fijarse objetivos lógicos: en ocasiones, la gestión del desempeño falla no por estar mal formulada sino porque los objetivos fijados por la empresa no eran viables.
  • Implementar un sistema de gestión del desempeño: este software permite la automatización de todos los procesos que intervienen en la gestión del desempeño, agilizando el trabajo del departamento de RR.HH.
  • Generar feedbacks completos: realizar valoraciones exhaustivas del trabajo de los empleados es una de las mejores maneras de mejorar los resultados, constituyendo una de las grandes ventajas del sistema de gestión del desempeño, como ya hemos visto.
  • Recompensar el rendimiento positivo: recopilada toda la información pertinente a través del sistema de gestión del desempeño, no podemos limitarnos a criticar o felicitar a los trabajadores. Un programa de bonificaciones en base al desempeño laboral ayuda notablemente a alcanzar los objetivos previstos.
  • Revisar y actualizar los objetivos: es posible que las metas que un momento fueron válidas ya no lo sean o hayan sido superadas. Los objetivos deben revisarse con el tiempo y los datos generados por el sistema de gestión del desempeño facilitan esta actualización.

Gestión del desempeño 2.0

Por supuesto, la gestión del desempeño no es un asunto novedoso. Convencionalmente, este proceso se llevaba a cabo mediante la observación directa de los empleados o a través de la comparación de los resultados de un determinado periodo con los del inminentemente anterior.

En ocasiones, la evaluación se efectuaba con carácter anual y sin ocuparse de aspectos tan decisivos como la motivación. De este modo, se obtenía información bastante estática sobre el rendimiento de los empleados. Tampoco podía verse con claridad dónde y cómo se podría mejorar su desempeño.

Título de la imagen

Un sistema de gestión del desempeño abre la puerta a una evaluación regular, objetiva, exhaustiva y transparente. Todo ello en combinación con el resto de ventajas de la implementación de un sistema como el de Bizneo HR. La herramienta asegura altos estándares de personalización, confidencialidad y funcionalidad. Una suerte de gestión del desempeño 2.0 que satisface a los empleados y pone las cosas más fáciles a los responsables de RR.HH.

Dejar un comentario.