Inicio  ›  Gestión de Personal  ›  Contrato a media jornada | Consideraciones legales, regulación y caso práctico
Gestión de Personal

Contrato a media jornada | Consideraciones legales, regulación y caso práctico

contrato a media jornada

En algunos casos, la naturaleza de nuestra actividad o los recursos de la empresa hacen que el contrato a media jornada sea la mejor opción para nuevas incorporaciones. Aun así, es importante conocerlo al detalle para tomar la decisión.

Hablamos de un contrato a media jornada cuando el trabajador desempeña un número de horas inferior a las establecidas por ley como jornada completa. Así, cualquier número de horas inferior se considera una media jornada.

Este tipo de contrato tiene ciertas peculiaridades que debemos tener en cuenta a la hora de decidir si queremos aplicarlo o si, por el contrario, nos beneficia más establecer un contrato a jornada completa. La balanza se inclinará hacia uno u otro en función de las necesidades de la empresa y las características del puesto.

Qué es el contrato de media jornada

Un contrato de media jornada es todo aquel que, al sumar las horas trabajadas por un empleado, el resultado es inferior al cómputo reglamentario de las 40 horas semanales o su equivalente ya sea mensual o anual.

Así, un trabajador a media jornada puede trabajar cuatro horas durante cinco días a la semana para computar un total de 20 horas o puede, por ejemplo, trabajar 6 horas y 20 minutos durante tres días para hacer las mismas 20 horas.

Lo importante es que, en ningún caso, el total debe ser igual o mayor a 40 horas semanales.

Dentro de los contratos a media jornada existen todo tipo de duraciones, desde contratos temporales hasta indefinidos, siempre según las necesidades productivas de la empresa contratante.

Igual que los contratos convencionales, este debe estar siempre reflejado por escrito, estableciendo las horas ordinarias de trabajo, así como su distribución.

Otro de los factores más importantes para tener en cuenta en este tipo de relación laboral es la regulación en cuanto a las horas extraordinarias que un trabajador a media jornada puede realizar. Así, este tipo de contratos debe incluir un pacto de horas extraordinarias máximas que nunca puede suponer más del 30% de las horas reglamentarias, aunque los convenios pueden elevarlo hasta el 60%.

Además, a la hora de ofrecer un cambio de contrato por uno a jornada completa siempre será decisión del trabajador aceptarlo o no y, en caso de rechazar el cambio, no podrá sufrir ningún tipo de represalias por parte de la compañía.

Con el software de gestión documental (DMS) dispones de un repositorio de documentos, contratos, guías completamente centralizado con el que almacenar y consultar información alojada en la nube.

Un sistema seguro, ágil con el que ahorras tiempo y dinero (vuelva cientos de documentos en segundos).

gestion documental

Ventajas y desventajas del contrato a media jornada

Ventajas del contrato a media jornada

  • Facilita la conciliación del trabajador entre su vida laboral y personal, lo cual puede traducirse en una mayor productividad por parte del empleado pues, el bienestar personal se ve reflejado en el rendimiento laboral.
  • Es relativamente sencillo pasar de un contrato a media jornada a uno de jornada completa cuando las necesidades productivas de la empresa así lo requieran. De esta forma, contaremos con un empleado ya conocido, experimentado en el funcionamiento de nuestra compañía.
  • La cotización para la Seguridad Social es significativamente menor que en el caso de los contratos a jornada completa.
  • Es compatible con la formación. Gracias al horario reducido, aquellos trabajadores a media jornada que lo deseen, pueden continuar con su educación mientras desempeñan una actividad laboral. Así, conseguiremos empleados que, en el futuro, estarán mejor formados.

Desventajas

  • Mayores trabas para establecer las horas extra debido a la legislación.
  • Al permitir la compaginación con otros trabajos, nuestros empleados a media jornada pueden no estar tan comprometidos con la filosofía de nuestra compañía como aquellos trabajadores que tan solo desempeñan su actividad laboral con nosotros. En otras palabras, podemos provocar cierto desapego por parte del empleado.
  • Si en algún momento decidimos ampliar la jornada para hacerla completa, el trabajador en está en su derecho de rechazarlo, lo cual puede dificultar la gestión por parte de la compañía.
  • En este tipo de contratos, es muy complicado ascender dentro de la empresa, lo que puede provocar la falta de motivación del empleado al ver que no progresa en su carrera.
También puede interesarte:  ¿Qué tramites deben realizarse con la finalización de contrato?

Las horas extra en un contrato a media jornada.

Este es uno de los apartados más complicados dentro de la relación laboral a media jornada. La legislación es tajante para prevenir falsos empleados a media jornada que, a efectos prácticos, hacen las mismas horas que aquellos contratados a jornada completa.

Para evitar este tipo de prácticas, la ley establece que:

  • Este tipo de horas fuera de la jornada regular se deben pactar por adelantado en el contrato o anexarlo a este mediante un escrito posterior. Pero, en todo caso, debe estar puesto sobre el papel.
  • Para poder pactar horas complementarias, el total de horas semanales contratadas debe ser superior a las 10 horas.
  • El escrito debe señalar con exactitud el número de horas máximo que el empleador puede exigir al empleado.
  • El número de horas complementarias no puede superar el 30% del total de horas, a excepción de aquellos convenios colectivos que eleven el número hasta un máximo de un 60%.
  • La empresa debe notificar al empleado con 3 días de antelación la necesidad de realizar horas extraordinarias, para que este pueda compatibilizarlo con sus actividades.
  • Una vez transcurrido un año desde que se firmó el pacto de horas extraordinarias, el trabajador puede ponerle fin al mismo si avisa con 15 días de antelación a su empleador.
  • Para ello, puede alegar causas personales de compatibilización e, incluso, puede no tener que dar ninguna explicación a justificación a la compañía.
  • Todas las horas complementarias realizadas deben aparecer en la nómina junto con las ordinarias.
  • En todo caso, las horas extraordinarias deben cumplir con la normativa general de descansos.

Derechos de los trabajadores en el contrato a media jornada

  • En caso de existir un plus de transporte para los empleados a jornada completa, los trabajadores contratados a media jornada deben recibir exactamente la misma cantidad que los primeros pues, aunque trabaje durante menos horas, el desplazamiento es el mismo en cualquiera de los dos casos.
  • El derecho a vacaciones también es el mismo. Es decir, un empleado a media jornada dispone de 30 días de vacaciones por año trabajado y la remuneración que reciba por ese mes debe ser igual a la pactada para los meses trabajados.
  • En cuanto a los permisos retribuidos, existe más confusión y depende en gran parte del convenio colectivo al que esté sujeta la actividad contratada. Por lo general, los permisos retribuidos en contratos a media jornada deben ser proporcionales a las horas computables.

Cómo gestionar el contrato a media jornada con Bizneo HR

Al contratar empleados a media jornada, pueden surgir distintos problemas a la hora de gestionar los horarios de estos trabajadores. Por ello, resulta de mucha utilidad contar con un software de control horario como el que ofrece Bizneo HR.

Software control horario

Gracias a este tipo de servicio podremos, entre otros, gestionar y organizar los horarios y turnos de toda la plantilla evitando los solapamientos, creando alertas y evitando los problemas manuales derivado del uso de hojas de Excel y similares.

Es precisamente lo que permite el módulo de gestión de tiempo de la entidad. El módulo de vacaciones y ausencias, por su parte, calcula automáticamente las vacaciones y evita solapamientos.

Modelo de contrato a media jornada

Un contrato a media jornada deberá contar con un apartado similar al siguiente:

  • ESTIPULACIÓN: Jornada de trabajo a realizar por el trabajador será a tiempo parcial

La jornada de trabajo será de (---------)  horas  (poner si son horas al día, semana, mes o año). (recoger el número de horas y el periodo en que se computan), siendo esta jornada inferior a la de un trabajador a tiempo completo.

El número de horas al día, a la semana, al mes o al año debe ser inferior al 77% de la jornada a tiempo completo establecida en el Convenio Colectivo del sector.”

Gestor de vacaciones

Dejar un comentario.

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]