Inicio  ›  Gestión de Personal  ›  Qué es un contrato temporal | TODO lo que tienes que saber
Gestión de Personal

Qué es un contrato temporal | TODO lo que tienes que saber

El contrato temporal

Los contratos de trabajo temporal están pensados para desarrollar un trabajo muy concreto. Conoce todas las consideraciones legales.

En España, casi un 30% de los trabajadores tiene un contrato temporal. De ellos, la mitad se formalizan por un periodo máximo de seis meses. Los beneficios que reportan a las empresas, a corto plazo, es uno de los motivos del predominio de esta contratación. La eficacia de este tipo de personal, para proyectos concretos, es otra de las razones principales.

¿Cuántos contratos temporales existen? ¿Qué requisitos debe reunir un contrato de trabajo temporal? ¿Qué beneficios reporta a la empresa? Te contamos todo lo que tienes que saber.

Qué es un contrato temporal

Un contrato de trabajo temporal es un acuerdo entre la empresa y el empleado para desempeñar un trabajo, muy específico, durante un tiempo concreto. Este tiempo determinado puede ser un número de días exactos o un periodo delimitado como, por ejemplo, navidad. Es el contrato de trabajo opuesto al indefinido.

El contrato de trabajo temporal puede realizarse a jornada completa, pero también a media jornada. Además, es posible formalizarlo por escrito o, en algunos casos, simplemente de manera verbal. Este último supuesto solo es factible ejecutarlo si, el acuerdo contractual, se establece por un periodo inferior a cuatro semanas y, además, es a jornada completa.

En resumen, su formalización no depende únicamente del deseo del empresario, sino que, la causa de la temporalidad debe estar justificada.

Cada vez está más presente en las empresas que para asegurar el rendimiento hay que cuidar todas y cada una de las fases del ciclo de vida del trabajador. 

Guía ciclo de vida del empleado

Explicarle con precisión la vinculación contractual con la empresa, que sepa hasta qué punto puede crecer dentro de ella, que se le den herramientas para prosperar profesionalmente… todo cuenta. Profundiza en esta información en nuestra guía gratuita.

Características de un contrato de trabajo temporal

Como cualquier otro contrato, el temporal tiene unas características propias. Por ejemplo, si el primer contrato que hemos hecho al trabajador no ha llegado a su fin, podemos realizar una prórroga.

Por el contrario, si llegada la fecha de finalización del contrato temporal, la empresa no ha comunicado al trabajador su deseo de prolongar el acuerdo, éste quedará extinguido. Esto es así en los contratos inferiores a un año. Si su duración ha sido de más de 12 meses, la empresa debe notificar al trabajador la finalización del contrato 15 días antes de que se produzca.

imagen que invita a suscribirse a la newsletter de Bizneo HR

Información clave de un contrato de trabajo temporal

En cualquier contrato de trabajo temporal debe aparecer una información clave:

  • Datos de la empresa y del trabajador.
  • Fecha de inicio del contrato.
  • Fecha de fin de contrato: si sabemos exactamente el día bien, sino una fecha orientativa.
  • Motivo que justifique la elección de un contrato laboral temporal por parte de la entidad.
  • Salario que va a percibir el trabajador: especificando si es bruto o neto y el número de pagas.
  • Distribución de la jornada laboral: es decir, debe aparecer si el trabajo se distribuye de lunes a viernes o si también se desempeña durante los fines de semana, y el número de horas semanales.
  • Categoría profesional del empleado.
  • Periodo de prueba: no podrá ser superior a un mes, en el caso de los contratos inferiores a seis meses. 
Si tienes dudas sobre la gestión documental, aquí puedes aclararlas
y conocer el impacto que tiene en tu empresa.

Tipos de contrato temporal

La legislación laboral no permite cubrir las necesidades permanentes de una empresa con contratación temporal. Es decir, los contratos de trabajo temporal son para tareas muy específicas. En concreto existen tres tipos de contratos temporales:

Por obra o servicio

El contrato laboral temporal por obra y servicio se efectúa para realizar un trabajo concreto y debe especificar la duración aproximada del mismo. Se trata de un proyecto concreto que se desarrolla al margen de las actividades habituales de la empresa, por ejemplo.

Contrato temporal de interinidad

Se puede ejecutar para sustituir a otros trabajadores con derecho sobre ese puesto de trabajo, o bien, para cubrir una plaza libre mientras se realiza el proceso de selección que determinará quién es el escogido para la vacante.

Lo habitual es que se realice a jornada completa, a excepción de aquellos puestos que se vayan a cubrir, y que ya fueran a media jornada.

Contrato eventual

El contrato eventual surge por la necesidad de la empresa de aumentar la plantilla durante un tiempo, debido al exceso de trabajo o a la acumulación del mismo. Este contrato está pensado para circunstancias excepcionales, es decir, para cuando la necesidad haya surgido de manera imprevisible y esporádica. Se puede realizar a tiempo parcial o completo, indistintamente.

Con el software de gestión documental (DMS) podrás acceder en todo momento a un catálogo en la nube de contratos y documentos.

Software de Gestión Documental para empresas

Un sistema seguro, ágil con el que ahorras tiempo y dinero (vuelva cientos de documentos en segundos).

Requisitos legales para hacer un contrato temporal

La decisión de llevar a cabo un contrato de trabajo temporal no responde al deseo del empresario, sino a una serie de ítems –relativos al tiempo de duración de la actividad, entre otros- que tienen que cumplirse. De lo contrario se produciría un contrato fraudulento o contrario a la ley.

También puede interesarte:  ¿Cuáles son los derechos de un becario?

¿Qué supondría esto? El trabajador podría exigir que, inmediatamente, su acuerdo contractual pasará de temporal a indefinido. Es fundamental conocer los 5 requisitos legales necesarios para hacer un contrato temporal:

Justificar la temporalidad

En el contrato de trabajo temporal por obra o servicio la temporalidad del contrato está justificada porque el trabajador tiene que empezar y terminar una actividad en concreto. Por lo tanto, debe quedar claro para qué servicios se contrata al trabajador y en el momento de su finalización, extinguir el acuerdo.

En el contrato eventual de interinidad, la temporalidad estará acreditada cuando se especifique el nombre del trabajador sustituido y el motivo de la suplencia. Si es para cubrir un puesto especifico mientras se lleva a cabo el proceso de selección es obligatorio detallar el tiempo que se demorará la búsqueda del candidato definitivo. Eso sí, nunca excederá los tres meses.

En el contrato temporal por exceso de trabajo es necesario plasmar, por escrito, que existe un aumento de producción debido al crecimiento de la demanda que se ha generado, de esos productos en el mercado, y explicar por qué ha tenido lugar.

No superar la duración especificada en el contrato

Los contratos temporales tienen una duración máxima. En el caso del contrato por obra el límite es de 3 años, que se pueden ampliar 1 año más, si así lo contempla el convenio colectivo por el que se rige la empresa.

En el de interinidad –si es para suplir la baja de otro trabajador– el tiempo límite del contrato será lo que dure esa ausencia del empleado fijo. En el caso de que sea para cubrir el puesto durante un proceso de selección, si es para una empresa privada no podrá ser superior a tres meses, pero si es para desempeñar la tarea en una Administración pública, se regirá por la normativa específica de ese organismo.

Bajo el régimen de contrato eventual, la empresa no podrá contratar a una persona durante más de 6 meses en un mismo año. Esa es la norma general. No obstante, podrá modificarse si el convenio colectivo al que se acoge la empresa así lo permite.

No agotar el número máximo de prórrogas posibles

Además de estos límites específicos para cada uno de los contratos, la ley prohíbe encadenar dos contratos temporales que superen los 2 años de duración, dentro de un periodo de 2 años y medio, si se llevan a cabo en la misma empresa o grupo de empresas, independientemente de que sea para el mismo o para otro puesto diferente.

Inscribir al trabajador en la Seguridad Social

Es obligatorio que el trabajador aparezca inscrito y dado de alta en la Seguridad Social. Además, el contenido del contrato y las prórrogas, si las hubiera, tienen que enviarse al Servicio Público de Empleo Estatal –SEPE-– en un plazo máximo de 10 días, a contar desde la fecha de firma del trabajador.

Una vez finalizado el contrato, si no se prorroga ni se convierte en indefinido, el trabajador no puede continuar realizando la actividad en esa empresa ya que estaría en una situación ilegal.

Realizar por escrito el contrato

Los contratos por obra o servicio y los de interinidad se formalizarán, obligatoriamente, por escrito. En el caso de los contratos temporales eventuales, si su duración es inferior a 28 días y si se realiza a jornada completa, podrá realizarse de manera verbal.

Finalización del contrato temporal

El contrato temporal finaliza cuando acaba el proyecto para el que, el empleado, fue contratado. En ocasiones será una fecha concreta, recogida en el propio contrato; y en otras lo determinará el tiempo que dure “la obra o el servicio” para el que fue escogido.

En cualquier caso, ninguna persona podrá permanecer, en la misma empresa, encadenando contratos temporales durante más de 2 años.

De contrato temporal a contrato indefinido

Si no se ponen en práctica requisitos legales como la justificación de la temporalidad, no encadenar más contratos temporales de los que permite la ley –es decir, dos contratos que superen una duración de dos años en un periodo de dos años y medio- y respetar la duración límite especificada en el contrato, inmediatamente el contrato pasaría a ser indefinido.

No obstante, puede suceder que la empresa decida convertir en indefinido, el contrato de algún empleado que finaliza su contrato de trabajo temporal. En este caso, si la entidad no ha cometido ninguno de los fraudes anteriormente citados, puede acogerse a las bonificaciones dirigidas a incentivar la contratación indefinida.

Guía reconocimiento laboral

4 beneficios de los contratos temporales

Los procesos de selección para la búsqueda de empleados de trabajo temporal no son los mismos que para los de trabajo fijo. Sería un error, por parte de la empresa, exigir determinadas cuestiones en elreclutamiento de personal temporal.

La inercia parece fomentar, mediante bonificaciones, la contratación indefinida y, en cierto modo, penalizar la temporal. Esto no es cierto del todo. Contratar a trabajadores temporales genera cuatro beneficios importantes a la empresa:

Mayor rapidez gracias al contrato temporal

Es más sencillo encontrar al candidato ideal para realizar una tarea específica en un tiempo determinado que buscar a alguien que pueda responder, adecuadamente, en un proyecto a largo plazo y que, además, se adapte al equipo y se identifique con la empresa más profundamente.

Los trabajadores temporales suelen estar acostumbrados a integrarse rápidamente y son conscientes de que, en realidad, tienen que cumplir los objetivos en el tiempo acordado.

Al ser un proceso más rápido, la empresa gasta menos recursos. El responsable de RR. HH no tiene que dedicar tanto tiempo a esta tarea y puede continuar con su labor diaria. En cualquier caso y para agilizar este proceso, siempre puede servirse de un ATS como el de Bizneo HR.

Software de reclutamiento de personal

Aumento de la productividad

La llegada de personas externas trae consigo visiones diferentes e ideas nuevas, que pueden mejorar la forma de trabajar en la empresa o de afrontar determinados proyectos. La rutina y la costumbre, de los empleados existentes, puede mantenerles en una zona de confort que los temporales no tienen.   

Especialización con el contrato temporal

Los trabajadores temporales habituales están acostumbrados a desempeñar proyectos muy concretos que requieren unos conocimientos especializados, para llevar a término el trabajo para el que le han contratado, en los plazos marcados.

Ahorro económico

Llevar a cabo proyectos objetivos con personal temporal no conlleva mucho gasto en el presupuesto de la empresa, ¿por qué? La entidad no tiene que desembolsar un sueldo anual, sino que invierte, durante un tiempo determinado, una partida para esos sueldos. Los beneficios, una vez que ha terminado la labor para la que han sido contratados, son más inmediatos. 

software de Recursos Humanos


Dejar un comentario

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]