Inicio  ›  Selección de talento  ›  Qué son las Hard Skills y cómo identificarlas en tus candidatos
Selección de talento

Qué son las Hard Skills y cómo identificarlas en tus candidatos

Hard Skills

Conocer las hard skills de nuestros candidatos y determinar cuáles son las que mejor encajan con nuestra compañía es clave para garantizar una buena contratación.

Aunque tradicionalmente las empresas buscaban candidatos con ciertas Hard Skills para desempeñar un puesto de trabajo, la volatilidad y rápida evolución del mercado actual hacen que cada vez se tengan más en cuenta las habilidades blandas o soft skills.

Estas últimas hacen referencia a atributos de la personalidad mientras que, las habilidades duras son aquellas más enfocadas al desempeño profesional. Sin embargo, saber identificar ambas y ponerlas en valor es clave para encontrar al mejor talento.

Qué son las hard skills

En este grupo de habilidades se incluyen todos los conocimientos técnicos o habilidades que los empleados puedan tener para ejecutar correctamente su tarea dentro de nuestra compañía.

Se pueden incluir, por ejemplo, las habilidades contables o la formación en diseño web, así como otras enfocadas a las nuevas tecnologías como la inteligencia artificial o el conocimiento en softwares de análisis de datos.  

Localizar candidatos que cuentan con todas las hard skills para nuestra vacante es el primer paso para dar con el perfil idóneo, pero muchas veces no es suficiente. Al iniciar la búsqueda de talento, nos encontraremos con numerosos perfiles que cumplan con todos los requisitos en hard skills pero, serán las habilidades blandas o soft skills las que pueden inclinar la balanza hacia el más indicado.

De hecho, ambos tipos de habilidades son un buen primer filtro para iniciar la criba de candidatos.

Soft y hard skills. ¿En qué se diferencian?

Mientras que las hard skills representan los conocimientos adquiridos a lo largo de la formación que el candidato haya recibido, así como las habilidades técnicas que haya desarrollado a lo largo de su trayectoria profesional, las soft skills apelan a las habilidades opuestas, es decir, a las personales.

Las destrezas blandas son aquellas habilidades sociales e interpersonales desarrolladas en la vida cotidiana. Aquí se tienen en cuenta la inteligencia emocional, y otros rasgos de la personalidad como la capacidad de comunicación, la empatía, el liderazgo o la escucha activa. Como vemos, son las distintas capacidades que tiene un candidato para desenvolverse correctamente en un entorno social como lo es una empresa.

En la actualidad, ambos grupos de habilidades comparten la misma importancia para muchos reclutadores. Esto se debe, en parte, al gran peso que ha tomado la cultura organizacional, lo que motiva a los reclutadores a seleccionar aquellos candidatos que, además de cumplir con los requisitos más técnicos, puedan aportar buen ambiente a la oficina y que, también, se identifiquen rápidamente con la filosofía que envuelve la actividad de nuestra empresa.

De hecho, en muchos casos, las habilidades blandas cobran más peso que las duras pues, las hard skills son relativamente más fáciles de adquirir mediante formación. Las soft skills, por su parte, son más bien características casi innatas que, sí se pueden trabajar, pero requieren un mayor esfuerzo.

Lo ideal es encontrar un candidato que nos aporte tanto su conocimiento técnico como una desenvoltura social que contribuya a mejorar la cultura corporativa de nuestro espacio de trabajo. Por lo tanto, a la hora de redactar una oferta de empleo es necesario especificar ambos tipo de habilidades de forma detallada, para así descartar a los candidatos que completen las dos listas de requerimientos para formar parte de la compañía. 

La importancia de las hard skills

A pesar del nuevo rol de las habilidades blandas, no debemos descuidar las hard skills. Localizar a candidatos con la mejor formación es la mejor manera de asegurarnos que, solo el talento mejor preparado entrará a formar parte de nuestra compañía.

También puede interesarte:  Cómo convertir a tus empleados en excelentes embajadores de marca

Si bien las habilidades sociales son deseables, el núcleo del candidato debe cumplir con los requerimientos técnicos que el puesto al que opta exige, de lo contrario, entorpecerá el correcto funcionamiento de nuestro equipo.

Para identificar a los mejores candidatos, es importante también, por parte del reclutador, definir correcta y minuciosamente las hard skills necesarias para cada vacante. De hecho, este será el primer filtro que nos permitirá descartar a los candidatos menos aptos, que serán aquellos que con completen la lista de habilidades duras.

A partir de esta primera criba, podemos valorar las habilidades blandas, pero siempre serán las hard skills las que supongan el primer filtro.

Características de las habilidades duras

  • Pleno dominio de la materia: no basta con tener ciertos conocimientos, sino que el candidato debe ser capaz de probar sus habilidades. También puede resultar útil pedirle al aspirante los certificados de su formación, de forma que nos aseguremos que haya finalizado con éxito todas las actividades educativas demandadas.
  • Conocimiento sobre el funcionamiento de la empresa: las hard skills no deben estar solamente enfocadas en una determinada posición dentro de la empresa, sino que es importante fijarse en aquellos candidatos que también se han formado para conocer la logística de la compañía. Los empleados que conozcan el funcionamiento de la empresa pueden ser buenos perfiles para dirigir equipos o funcionar como líderes.
  • Capacidad de organización: localizar candidatos formados en la planificación y organización es importante para lograr los objetivos a largo plazo de la empresa. Contar con empleados formados en planificación puede suponer la diferencia en la evolución de los resultados de la compañía.
  • Evaluación: los candidatos formados en evaluación son los más indicado para ocupar puestos directivos pues, ser capaz de valorar el desempeño de los miembros de nuestro equipo requiere de ciertas habilidades que se deben educar para ser así lo más riguroso que se pueda.

Cómo identificar las Hard Skills de los candidatos

La mejor manera de comprobar el verdadero conocimiento de las habilidades duras que tienen los candidatos es proponer un pequeña prueba o test. De esta forma, además de contar con la información presente en el currículum del postulante, podremos validar en primera persona el nivel del candidato.

Gracias a este test, de entre dos candidatos que aparentemente presenten las mismas habilidades duras, podremos identificar cuál de ellos tiene mayor soltura en la materia y, por lo tanto, un mejor perfil.

A su vez, un software de reclutamiento y selección como Bizneo ATS te permite realizar un exhaustivo cribado curricular con los filtros que queramos, en este caso, con las hard skills que necesitemos en la empresa para evitar que sigan en el proceso candidatos que no cumplen con las expectativas.

Título de la imagen

Ejemplos de habilidades duras

A la hora de determinar qué habilidades duras vamos a tener en cuenta, es primordial conocer bien la posición que se oferta para identificar aquellas habilidades que mejor se ajustan a la vacante.

Algunas de las habilidades más demandadas son:

  • Programación web
  • Habilidades de contabilidad
  • Habilidades lingüísticas
  • Conocimientos de marketing y negocios
  • Expresión oral
  • Diseño gráfico
  • Herramientas de análisis de datos
  • Conocimientos en software administrativo
  • Manejo de la fotografía
Título de la imagen

Las hard skills más valoradas

La mayoría de las habilidades duras más valoradas son aquellas que están enfocadas a poder asumir los cambios tecnológicos que revolucionarán nuestros puestos de trabajo durante la próxima década. Así, estas son las habilidades que más en cuenta debemos tener entre nuestros candidatos.

  • Inteligencia artificial
  • Pensamiento analítico
  • Gestión de personas
  • Diseño UX o de aplicaciones
  • Desarrollo de aplicaciones móviles
  • Edición y posproducción de vídeo
  • Traducción
  • Informática enfocada a estudios científicos
  • Desarrollo de videojuegos
  • Marketing en redes sociales
  • Animación
  • Análisis de negocios
  • Redacción
  • Marketing digital 
  • Diseño industrial
  • Comunicación corporativa 


Dejar un comentario.