Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Formación  ›  Formación Bonificada | Ventajas y Requisitos
Formación Gestión del talento

Formación Bonificada | Ventajas y Requisitos

formación bonificada en las empresas

La formación bonificada pueden recibirla empleados de entre 16 y 24 años. Su duración no debe exceder los tres años.

Cuando lo que más preocupa a una empresa a la hora de aplicar la formación continua son los costes, la formación bonificada para empresas aparece como una solución. Se la conoce también como formación programada y es una formación subvencionada.

Qué es la formación bonificada

La formación bonificada es completamente gratuita para los trabajadores y supone un coste cero para las empresas, ya que el importe de la acción formativa es bonificable en las cuotas de la Seguridad Social. Los requisitos son los siguientes:

  • Disponer de trabajadores en plantilla en Régimen General.
  • Que la empresa cotice por la contingencia de formación profesional.
  • Estar al corriente con los pagos a Hacienda y la Seguridad Social.
  • Mantener durante un período mínimo de 4 años la documentación justificativa de la formación por la que hayan disfrutado de bonificaciones.

Una vez realizadas las gestiones oportunas, las empresas disponen de un crédito anual para gastar en la formación de su plantilla. Podrán aplicar una bonificación por el importe de los cursos de formación programada que hayan realizado, como máximo hasta dicho importe.

Las empresas de nueva apertura también pueden acceder a la formación, para ello dispondrán de un crédito de mínimo 420 €. Cada empresa contará con un crédito en función de las cotizaciones que haya realizado durante el ejercicio anterior, relativas a la contingencia por formación profesional y el volumen de plantilla que tuviese.

  • 1 a 5 trabajadores: mínimo de 420 €.
  • 6 a 9 trabajadores: 100% de la cantidad cotizada.
  • 10 a 49 trabajadores: 75% de la cantidad cotizada.
  • 50 a 249 trabajadores: 60% de la cantidad cotizada.
  • 250 trabajadores en adelante: 50% de la cantidad cotizada.

Hemos recopilado modelos y plantillas para optimizar tareas desarrolladas por RR.HH. Entre ellas, encontramos pruebas de proyección de carrera que sirven para estimar el potencial de un trabajador.

¿Hasta qué punto va a poder desarrollar sus habilidades y competencias con formación? ¡Descarga nuestra guía gratuita!

Contrato de formación bonificada: ¿en qué consiste?

La formación bonificada debe acordarse mediante un contrato. Para constituirlo es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • La persona debe estar entre los 16 y los 24 años, según lo especificado en la Ley 3/2012. Esta ley indica que hasta que el desempleo se sitúe por debajo del 15% será posible realizar contratos de formación con empleados menores de 30 años.
  • La persona debe estar inscrita como demandante de empleo.
  • El aspirante no debe tener algún tipo de cualificación profesional reconocida por el sistema de formación o el sistema educativo.
  • Si previamente sostuvo un contrato de formación bonificada, no puede acordar otro si cumplió la duración máxima en el anterior proceso; a menos de que se trate de un vínculo laboral orientado hacia la obtención de una cualificación profesional distinta.

Promoción Interna | Guía del desarrollo de empleados en una empresa
5 razones para apostar por el ascenso en el trabajo.

Las ventajas de la formación bonificada

Las ventajas de un contrato de formación bonificada son:

  • No hay límite en relación con la contratación de personal a través de la formación bonificada.
  • La bonificación se establece a partir del tiempo efectivo durante la jornada laboral.
  • Se reducen las cuotas empresariales a la Seguridad Social. Será del 100% si la plantilla es inferior a 250 personas y del 75% en caso de que sea igual o superar a esa cantidad.
  • En los Seguros Sociales, la formación será bonificada.
  • La tutoría es bonificada, hasta 80€ mensuales.
  • En el caso de que el contrato de formación bonificada mute a indefinido, la empresa tendrá una reducción en las cuotas de Seguridad Social. Será de 1.500 €/año para hombres y 1.800 €/año para mujeres durante 3 años.
  • Se pueden sumar contenidos formativos propios la empresa.
gestión de formación

Duración de los contratos de formación bonificada

Se basa en los siguientes aspectos:

  • La duración mínima de la formación bonificada es de un año y la máxima es de tres. Aunque los convenios colectivos pueden influir en esto, la duración mínima no debe ser inferior a seis meses ni la máxima ir más allá de los tres años.
  • Si en un primer contrato de formación bonificada no se agotó la duración, es posible acordar hasta dos prórrogas (a menos que el convenio colectivo lo impida).
  • El contrato debe ser a tiempo completo, sin incluir jornadas nocturnas ni turnos.
  • La formación bonificada debe ser un 25% teórica durante el primer año y un 15% en el segundo y el tercero.
También puede interesarte:  Todo lo que debes saber sobre el PIF o Permiso Individual de Formación

Las etapas de un programa de formación bonificada

La formación bonificada debe ser parte del programa de formación continua de la organización, basado en los siguientes aspectos.

Reconocer necesidades formativas

La formación bonificada debe estar basada en los intereses y el potencial del empleado y formar parte del plan de carrera de la organización de la empresa, en caso de que ya cuente con uno. Para conocer qué le llama la atención al empleado, se recomienda utilizar los siguientes métodos:

  • Encuestas: siguen utilizándose, aunque ahora es a través de plataformas digitales para evitar la fuga de datos, con métodos que protegen la opinión y la identidad de los empleados, así como facilitar la gestión de esa información para luego hacer un lectura eficiente de esos datos.
  • Entrevista: un encuentro cara a cara para explorar sus intereses, conocer cómo desea proyectarse en la organización, cuál es su visión de la compañía y cómo cree que ésta puede respaldarlo.
  • Sistema de evaluación de desempeño: si bien suele ser usado para evaluar el rendimiento, también permite reconocer áreas en las que el empleado puede crecer.

Como son sistemas automatizados, se evitan sesgos y se obtienen datos fiables para facilitar interpretaciones a favor de los intereses del empleado (y de la productividad de la compañía).

software evaluacion del desempeño
  • Informes de los responsables: ellos pueden, en el día a día, reconocer fortalezas y debilidades que luego especificarán a través de los reportes.
  • Test o pruebas: funcionan para conocer el nivel de la persona en cuestiones concretas, como el manejo de un idioma o de un software.
8 PRUEBAS PSICOMÉTRICAS CLAVE EN RECLUTAMIENTO Y SELECCIÓNPerfecto para conocer mejor la adecuación de los candidatos.

Elaboración de un plan formativo

De nada sirve reconocer las fortalezas y debilidades de un empleado si ese proceso no se acompaña con un plan para mejorar esos aspectos y fortalecer la estructura organizacional y la productividad.

En la actualidad hay distintas herramientas digitales que simplifican la elaboración de estos planes, como un software de gestión de formación que permite organizar carreras laborales de manera personalizada.

software de formacion

Lo hace a través de un amplio catálogo de cursos, con alertas para las tareas, canales de monitoreo y cuestionarios de valoración, entre otras ventajas.

Al contar con una plataforma digital idónea, esto fomenta la continuidad del plan de formación; en especial ahora, cuando se presentan restricciones como parte de las medidas sanitarias para evitar la propagación de la COVID-19 (más abajo se profundiza sobre este aspecto).

Esta formación online también se conoce como e-learning, un método que reduce el tiempo de traslado y ofrece posibilidades de aprendizaje más flexibles que la inducción presencial.

Mas allá del método utilizado, es necesario analizar los resultados. Esto le permitirá a la organización saber si sus acciones son las adecuadas o no. Por supuesto, la formación bonificada puede (y debe) ser integrarse a este plan.

transformación digital en rrhh

Formación bonificada online y coronavirus: ¿es útil?

La respuesta es sí. Como se sugirió en un punto previo, debido a las medidas sanitarias tomadas ante la pandemia por el coronavirus, muchas de las dinámicas de trabajo cambiaron hacia plataformas digitales. Entre ellas, la formación bonificada.

35

Se estima, a partir de una investigación desarrollada por Captio, que la formación online aumentó del 9% al 35% durante el primer trimestre del año 2020.

Esta tendencia, debido al avance de la enfermedad, es posible que se haya sostenido durante el resto del año. La formación bonificada digital llegó para quedarse.

A través de ella se evitan los desplazamientos y la aglomeración de personas en espacios cerrados, se ofrecen opciones flexibles para la cobertura de tareas y la asistencia a clases, así como el fácil monitoreo de las acciones del empleado.

Esto también supone un ahorro económico al no requerir de infraestructura para las capacitaciones. Estos procesos son respaldados a través de videos, contenidos offline y otros recursos de fácil consulta para complementar la formación junto con asistencia virtual a través de un software de formación.

Programa de formación para empleados

Dejar un comentario

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]