Inicio  ›  Gestión de Personal  ›  Qué es un despido por causas económicas
Gestión de Personal

Qué es un despido por causas económicas

despido por causas económicas

El despido por causas económicas está considerado como un tipo de despido objetivo. No obstante, debe cumplir una serie de requisitos.

El despido por causas económicas atiende, precisamente, a la liquidez de la empresa. Puede ser aplicado de forma individual o grupal, siempre y cuando la organización justifique la medida a través de documentos que describan su situación económica y el despido objetivo por causas económicas sea ejecutado como una medida para evitar que la situación financiera de la organización se agrave.

Qué es el despido por causas económicas

El despido por causas económicas se encuentra dentro de los despidos objetivos. El despido objetivo por causas económicas obliga a la empresa a:

  • Argumentar una situación económica adversa o variaciones en la demanda de servicios y productos que la organización pone a disposición.
  • Explicar cómo esta situación o cambios influyen en el contrato laboral que se propone extinguir.
  • Demostrar que las acciones tomadas son las más adecuadas.

Regulación del despido objetivo por causas económicas

El despido objetivo por causas económicas se encuentra regulado en el artículo 51.1 del Estatuto de los Trabajadores. En este apartado se describe qué se entiende como causas económicas al momento de justificar un despido, colectivo o individual:

“Se entiende que concurren causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos ordinarios o ventas.

En todo caso, se entenderá que la disminución es persistente si durante tres trimestres consecutivos el nivel de ingresos ordinarios o ventas de cada trimestre es inferior al registrado en el mismo trimestre del año anterior”.

En resumen, el despido objetivo por causas económicas se fundamenta en los siguientes aspectos:

  • Registro de pérdidas actuales o previstas.
  • Caída constante del número de ingresos ordinarios o ventas.
  • Las causas económicas no pueden estar justificadas por factores externos a la empresa.

Los aspectos económicos que derivan el despido objetivo deben ser presentes y encuadrados dentro de un plan de mejoramiento, dentro del cual se justifique el despido como una manera de mejorar la situación económica de la organización para evitar escenarios aún más complicados.

SOLUCIÓN DE GESTIÓN DE RR. HH. PARA EMPRESAS DE CUALQUIER TAMAÑOSoftware para llevar tu gestión de personal a otro nivel

La validación del despido objetivo por causas económicas estará a cargo de juzgados de lo social, quienes estudiarán el caso para validar o no si se justifica la extinción del contrato como medida para mejorar la situación particular de la organización.

Legalmente no hay un número específico para valorar las pérdidas, pero sí se estima su persistencia como argumento válido al momento de realizar un despido objetivo por causas económicas.

También puede interesarte:  9 dinámicas de trabajo en equipo altamente efectivas

¿Cuándo debe acreditar la compañía las causas económicas?

Al momento de informar sobre el despido objetivo por causas objetivos a través de una carta, la empresa deberá especificar cuál es la situación económica que alega para justificar la decisión, individual y colectivo.

En esta instancia, la organización no está obligada a revelar toda la información y documentación financiera de las que dispone para justificar la medida. Pero sí especificarla como argumento. En caso de que el trabajador impugne la medida ante un juez, la organización sí deberá compartir toda la información financiera necesaria en un plazo de 20 días hábiles.

Esto incluye la contabilidad de la empresa o declaraciones efectuadas ante hacienda para justificar el despido objetivo por causas objetivos.

imagen que invita a suscribirse a la newsletter de Bizneo HR

¿Cómo informar al trabajador de un despido por causas económicas?

El despido debe ser informado por la empresa de la siguiente manera:

Comunicación escrita

La organización debe especificar en la carta de despido el motivo que lo propicia. Esta obligación está pensada para no dejar en estado de indefensión al empleado y permitirle defenderse si lo considera.

Aunque en el documento no deba especificarse todo el escenario fiscal, sí debe aportarse suficiente información para justificar la medida.

Si necesitáis un ejemplo concreto de una carta de despido os ofrecemos esta plantilla:

Formato modelo de carta de despido disciplinario

Preaviso del despido por causas económicas

La organización debe dar un plazo de preaviso de quince días a partir de la entrega de la comunicación al empleado hasta la extinción del contrato laboral. La empresa entregará el documento tanto al empleado como al departamento legal de los trabajadores para mantenerlo al tanto.

¿Hay indemnización en el despido por causas económicas?

El despido hay que acompañarlo por una indemnización equivalente a 20 días de salario por año de trabajo con un tope de 12 mensualidades.

La indemnización se calcula a partir de la antigüedad del trabajador, computando todos los contratos de trabajo y el salario. El sueldo que debe tomarse como base para establecer el cálculo definitivo es el último gozado por el empleado hasta el momento de la extinción de la relación laboral.

Si la empresa no abona la indemnización el despido quedará declarado como improcedente, juez mediante; a menos que la organización justifique la medida alegando falta de liquidez para poder pagar la indemnización. La empresa deberá documentar esa falta de liquidez durante el procedimiento judicial para comprobar o no la validez del recurso.

¿El trabajador puede recurrir el despido por causas económicas?

Sí, en caso de despido objetivo por causas económicas el empleado puede recurrir la medida. En caso de considerarlo, deberá hacerlo ante los tribunales durante un plazo de 20 días hábiles desde la información del despido con la intención de que sea declarado como improcedente o nulo, dependiendo de diversos aspectos.

Con esta medida, el empleado puede llegar a lograr la readmisión o una indemnización mayor a la propuesta por la empresa. El procedimiento parte de la presentación de una papeleta de conciliación laboral. Si esta no deriva en un acuerdo con la organización, el empleado podrá presentar la demanda si considera que el despido es injustificado.

software de Recursos Humanos


1 comentario

  • Trabajo desde hace 20 años y me han aplicado un Erte del 50 %, y beneficiando a compañeris de 1 año de antigüedad en la empresa. Si deciden hacer un Ere parcial por pérdidas demostrables, que indemnización me corresonderia? Les agradecería mucho una respuesta. Gracias

Dejar un comentario

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]