Inicio  ›  Selección de talento  ›  7 competencias digitales demandadas por las empresas
Selección de talento

7 competencias digitales demandadas por las empresas

competencias digitales

Las competencias digitales son imprescindibles para que las empresas evolucionen y crezcan en el mercado. Es necesario contar con trabajadores que posean conocimientos técnicos en el plano tecnológico, (competencias Hard) y que sepan combinarlos con unas actitudes correctas (competencias Soft)

Que la tecnología ha cambiado nuestra vida, ha modificado las tareas más cotidianas y hasta nuestra forma de relacionarnos es una realidad innegable. Un proceso que también ha afectado a las empresas y que se ha plasmado en el nacimiento de nuevos modelos de negocio, la digitalización de los departamentos, y en la formación en competencias digitales de sus profesionales. Pero, ¿cuáles son las más demandadas?

El cambio del mercado laboral

Antes de entrar en detalles vayamos con algo de contexto: con la llegada de la tecnología el mercado laboral ha cambiado notablemente. La automatización de los procesos y la digitalización en sí han provocado una evolución.

Fundamentalmente ha simplificado las técnicas de producción, ha mejorado las condiciones del trabajo, ha aumentado la seguridad en los procesos y ha facilitado la comunicación empresarial.  

La tecnología ha alcanzado tal importancia que, para las organizaciones, es determinante que los candidatos cuenten con los conocimientos y capacidades necesarios para utilizarla.

Ventajas de la tecnología en el ámbito laboral: el contexto de las competencias digitales

Sin duda, la incursión de la tecnología en el ámbito laboral genera las siguientes ventajas a las compañías:

  • Es más accesible: las organizaciones pueden competir en todo el mundo gracias al uso de la tecnología. Se rompen así las barreras y se fomenta la igualdad empresarial. Además, se puede gestionar la actividad desde cualquier lugar por lo que favorece el teletrabajo de sus empleados y mejora su conciliación laboral.
  • Surgen nuevas profesiones: el sector tecnológico crece diariamente y eso repercute en el ámbito de las empresas. Estas se tienen que adaptar y buscar nuevas habilidades en sus trabajadores. En los últimos años han surgido nuevas profesiones para dar solución a las nuevas circunstancias. Algunas de ellas son la de desarrollador de aplicaciones móviles o la de analista digital.
  • Aumenta la productividad: el desarrollo de la tecnología ha favorecido y sigue favoreciendo la creación de empresas competitivas, modernas y muy productivas. Además, el hecho de que la compañía tenga información en tiempo real sobre los aspectos más relevantes de su trabajo ha permitido subsanar los errores, mejorar y anticiparse en la toma de decisiones.
  • Atrae talento: las empresas que están presentes en este mundo digital encuentran de una forma más fiable y rápida a los candidatos que buscan. Muchas personas utilizan los medios digitales para buscar trabajo. Las organizaciones tienen que estar presentes si no quieren que la competencia se lleve al candidato que necesitan.

Nuevos perfiles profesionales y desaparición de profesiones

La realidad es que la digitalización ha generado un gran cambio en el mercado laboral con la aparición de nuevas profesiones y la desaparición de otras que se han quedado obsoletas.

El sector de la informática, las matemáticas, la arquitectura o la ingeniería son los que más perspectiva de crecimiento tienen. Por eso el esfuerzo debe ser bidireccional.

Las empresas tienen que ofrecer a los trabajadores, que tienen en plantilla, la manera de continuar formándose para que crezcan personalmente y hagan prosperar a la organización. El empleado debe tener sed de conocimiento, prestar atención a la evolución del mercado y continuar formándose en los aspectos más relevantes para mejorar sus habilidades.

De lo contrario, datos tan poco halagüeños, como el recogido en el informe “Déficit de talento y desajuste de competencias” elaborado por Randstad Research, seguirá siendo una realidad. Este estudio señala que “el 55% de las compañías en España tiene dificultades para encontrar candidatos”.

Las consecuencias inmediatas de este cambio en el mercado laboral serán que profesiones como cajero de banco, agente de viajes o teleoperador desaparecerán en un par de décadas debido al auge de la robotización. En cambio, apostar por profesiones como Ingeniería Informática, Ingeniería Electrónica o Medicina son un valor seguro.

Qué son las competencias digitales

Las competencias digitales son aquellos conocimientos o habilidades que contribuyen a la transformación cultural y digitalización de una compañía. Unas competencias que permiten utilizar de manera segura, todas aquellas herramientas y tecnología que permitan agilizar y mejorar la consecución de objetivos.

Tipos de competencias digitales

Las competencias digitales se dividen en dos grupos: Hard y Soft. Las primeras –Hard– son las relativas a los conocimientos técnicos propiamente dicho como por ejemplo la Inteligencia Artificial, la Robotización, la realidad virtual o el Big Data. 

En cambio, las Soft, hacen referencia a los procesos utilizados para incorporar la tecnología. Nos referimos al trabajo en equipo, la creatividad y la capacidad de adaptación al cambio, entre otras.

Estas últimas competencias son fundamentales para que la transformación digital de la empresa sea efectiva. No obstante, los profesionales se adaptarán correctamente al cambio digital, solo, si combinan ambas competencias.

Competencias digitales más demandadas

Prácticamente todos las empresas requieren, en mayor o en menor medida, que sus empleados posean determinadas competencias digitales para utilizarlas en el desempeño de sus tareas.

También puede interesarte:  Construir el employer branding desde Recursos Humanos teniendo en cuenta marketing

Competencias digitales en ciberseguridad

La ciberseguridad es el conjunto de procedimientos que garantizan la seguridad de los archivos digitales de las empresas. Su objetivo es evitar las amenazas externas de hackers que pretenden poner en riesgo la información almacenada en cualquier dispositivo de la compañía o de sus empleados.

Poseer conocimientos para proteger todos estos datos está muy valorado por parte de las organizaciones.

Gestión de e-commerce

Tener conocimientos básicos de ecommerce o comercio electrónico es otro aspecto muy valorado por las empresas, sobre todo para las que tienen una tienda online o desean implantar una. Las capacidades digitales enfocadas al uso de plataformas de comercio electrónico se encuentran entre las más solicitadas. Entre los programas más sonados encontramos WooCommerce y Drupal.

Si hablamos de competencias digitales específicas para gestión de e-commerce encontramos las siguientes:

  • Inclusión de diferentes formas de pago en la plataforma
  • Aprovechamiento de las tecnologías en el punto de venta (NFC, uso de códigos QR, Beacon).
  • Incorporación y adaptación de la tienda online al móvil
  • Digitalización de la gestión de la red comercial (e-Sales) y del suministro y logística
  • Creación de un plan de comercio electrónico multicanal

Atención al cliente online y experiencia de usuario

Muchas empresas han dejado de tener una ubicación física para convertirse en compañías online. En estos casos el cliente puede desconfiar. Razón de más para proporcionar una experiencia y atención al usuario cuidadas. 

Los empleados juegan un papel fundamental porque tienen que ser empáticos, aportar soluciones y conseguir que el cliente esté igual de satisfecho que si estuvieran presentes físicamente. Para que esto sea posible existen algunas competencias digitales fundamentales:

  • Creación de estrategias de Customer Experience
  • Monitorización del ciclo de vida del cliente
  • Implementación de canales digitales de atención al cliente

Competencias digitales en marketing

En la era de la información, las empresas tienen que prestar mucha atención a los conocimientos digitales básicos e integrarlos en su estrategia de marketing para llegar a más personas. Solo así podrá adaptarse al entorno y anticiparse a los cambios.

Las estrategias para captar usuarios online, fidelizar al cliente, utilizar correctamente las redes sociales institucionales, etcétera son muy relevantes.

Edición de imagen, vídeo y sonido

Estas competencias digitales están estrechamente relacionadas con la gestión de redes sociales. El uso de memes, vídeos corporativos, y otros constituyen en sí mismas herramientas comunicativas. Además permiten crear un contenido de valor clave para diferenciarnos de la competencia, proyectar nuestra imagen corporativa, etcétera.

Competencias digitales en publicidad online

Más allá del posicionamiento orgánico y la difusión orgánica a través de redes sociales, las empresas demandan conocimientos en publicidad online. Desde la implementación de planes de anuncios, hasta la medición eficaz y planificación en buscadores (SEM)

Gestión de la información

Los empleados deben ser capaces de buscar, encontrar y generar información de interés respecto a la empresa, pero no es lo único. La gestión de la información será efectiva si se obtiene de fuentes verdaderamente relevantes para el sector por su fiabilidad y por su calidad.

Encontrar informes de valor a través de la red y mediante el uso de herramientas tecnológicas es otra capacidad digital muy demandada.

5 competencias digitales más demandadas en RR.HH

Los departamentos de Recursos Humanos dan mucha importancia a una serie de competencias digitales para incorporar nuevos empleados a su departamento de recursos humanos. Estas competencias son:

Amplio conocimiento de las redes sociales

El profesional de RR. HH necesita controlar cómo funcionan las redes sociales y cuáles son sus particularidades para, a la hora de publicar ofertas y crear imagen de marca, se dirijan a los candidatos que más les interesa y que más talento pueden aportar a la compañía

No es lo mismo publicar ofertas de trabajo en Facebook, que en LinkedIn o Twitter. Facebook y Twitter permiten licencias más cercanas mientras que LinkedIn es más seria y profesional. No obstante, las empresas que logran llegar a los candidatos con ofertas originales, o que, sin publicar ninguna reciben autocandidaturas, están en el buen camino.

Gestión de software de Recursos Humanos

Todas las empresas, independientemente del sector al que se dediquen, pueden servirse de soluciones tecnológicas que faciliten sus procesos, les permitan ahorrar tiempo y les diferenciem de la competencia. 

En el mercado hay un amplio espectro de herramientas de software de Recursos Humanos que permiten agilizar la gestión de personal. Desde ATS que automatizan la publicación de ofertas, hasta plataformas LMS para gestionar la formación de los trabajadores. Conocerlos y manejarlos traerá múltiples beneficios empresariales.

Big Data, una de las competencias digitales más importantes

Como hemos visto, las compañías necesitan obtener una gran cantidad de información propia y de la competencia que deben almacenar digitalmente. Esto supone que necesitan disponer de los recursos necesarios para analizar correctamente todos estos datos y procesarlos sin ningún error. Contar con competencias digitales al respecto es fundamental.

Comunicación digital

Para comunicarse eficientemente desde Recursos Humanos con el resto de departamentos y con los candidatos, será clave saber utilizar herramientas que permitan a las empresas interaccionar y mantener flujos de información constantes a través de soportes digitales. 

Esto puede incluir desde el uso de canales internos (comunicación interna) como externos (redes sociales, fuentes de reclutamiento, etc).

SEO

Utilizar el SEO para posicionar la publicación de las ofertas de trabajo en el career site ayudará a la compañía a encontrar a los candidatos más adecuados y a fidelizarlos. La idea es, además, que el aspirante se lleve una imagen positiva de nuestra entidad.

Por ejemplo, es lógico que cuando citemos a un candidato para una entrevista o incluso cuando publiquemos una oferta de empleo, este haga una búsqueda en Internet para informarse de quiénes somos.

Aquí es fundamental que aparezca la página web en el primer resultado de búsqueda (y no un foro en el que se hable mal de la empresa ni similares). Y si la búsqueda “trabajar en X empresa” nos lleva al Career Site, mucho mejor.

El objetivo es convencer al candidato de las bondades de la empresa para captarle y aumentar el talento de la empresa. 

La página debe ser intuitiva, responsive, permitir comunicarse directamente con el candidato, describir la empresa, reflejar los valores de la organización, sus beneficios sociales, la formación que facilita al empleado y testimonios de trabajadores. 



Dejar un comentario.