Inicio  ›  Selección de talento  ›  Cómo identificar un buen videocurrículum
Selección de talento

Cómo identificar un buen videocurrículum

Identificar un buen videocurrículum

El videocurrículum puede ser una herramienta muy útil en los procesos de selección siempre y cuando sepamos en qué momento del trámite solicitarlo y cómo valorar su calidad.

El videocurrículum es una de las mejores opciones para aquellos candidatos que desean diferenciarse del resto y sobresalir de la avalancha de currículums que reciben las empresas. Básicamente, un videocurrículum es una pieza audiovisual en la que el candidato se da a conocer y muestra su perfil profesional.

Las nuevas tecnologías afectan a todos los ámbitos de nuestra vida, incluido la búsqueda de empleo o, en este caso, la captación de talento. Estos pequeños vídeos nos permiten identificar fácilmente el talento pues, además de la información explícita que se da en el vídeo, el propio formato nos da pistas sobre las posibilidades del candidato.

Qué es un videocurrículum

Ante la obsolescencia del formato tradicional del currículum en papel, el videocurrículum creativo promete ser el formato que terminará por sustituirlo. Se trata de un breve video que complementa la información y los datos enviados por los candidatos donde, además, el aspirante contará su experiencia laboral y recorrido personal para dar a entender sus posibles aptitudes para el puesto solicitado.

Un buen videocurrículum es la mejor tarjeta de presentación que un candidato puede entregarnos puesto que es una buena vía para conocer un poco más allá del profesional. Así, los candidatos deben entender este formato como el que mayores posibilidades les dará de conseguir una entrevista personal en nuestra compañía.

Tampoco debemos olvidar que, la imagen acompaña al texto y que, por lo tanto, el lenguaje no verbal juega aquí un papel principal en dar a conocer al candidato. Por ello, como reclutadores, debemos poner especial atención a la actitud del sujeto, así como su postura o sus gestos para extraer información extra que puede resultar primordial en el proceso de selección. 

Cambio de formato y orígenes del videcurrículum

Teniendo en cuenta que más del 80% de las candidaturas internacionales se presentan por online, no es de extrañar que, tarde o temprano, el currículum tradicional terminará por quedar obsoleto ante las nuevas tecnologías.

Si algo nos ofrece Internet, es la posibilidad de compartir información en prácticamente cualquier formato de forma instantánea y sin ningún coste.

Por ello, partiendo del principio de que una imagen vale más que mil palabras, el videocurrículum creativo es la perfecta toma de contacto con un candidato que nos permitirá, prácticamente de un vistazo, hacernos a una idea del perfil que nos presenta.

Al contar con un vídeo del candidato, ya tenemos una idea cómo es su imagen, su voz, sus gestos y, de entrada, ha tenido ya la suficiente confianza como para, de iniciativa propia apostar por un nuevo formato y ponerse él mismo delante de la cámara.

Por supuesto, la imagen que proyecta el candidato no lo es todo, por lo que siempre es necesario contrastar las impresiones extraídas del videocurrículum con la información profesional y educativa que el candidato nos haya aportado, para así crear un balance que nos defina la valía del sujeto para la vacante que estamos valorando.

En qué se diferencia un videocurrículum: ventajas

El videocurrículum agiliza el reclutamiento

Gracias a las posibilidades que ofrece el formato audiovisual, el videocurrículum es una herramienta que permite al candidato mostrar una imagen clara y diferenciada de sí mismo, por lo que, ante dos candidatos con perfiles similares, el videocurrículum puede suponer la diferencia que incline la balanza hacia uno u otro.

Además, al ser una fuente más extensa que el currículo tradicional, el videocurrículum nos permite ahorrar tiempo en las entrevistas personales pues, el reclutador ya cuenta con ciertos conocimientos clave que le permitirán dirigir la entrevista hacia los puntos de mayor interés.

Nos permite conocer mejor al candidato

Gracias a la imagen, el videocurrículum permite al reclutador analizar minuciosamente al candidato, no solo por su formación y experiencia, sino también a un ámbito más personal, donde podremos observar cómo se mueve, como se expresa y qué gestos hace a lo largo de la grabación.

De este análisis podremos extraer información que nos dibuje un perfil del carácter del candidato, teniendo así una idea más aproximada de cómo se desenvolverá en nuestra empresa, tanto a nivel profesional como a nivel personal con los compañeros.

 Evita desplazamientos innecesarios

En los procesos internacionales, el videocurrículum creativo es una buena opción para ahorrarnos algunos desplazamientos, ya que estas piezas nos permiten un contacto más directo con los candidatos, podríamos llegar a reducir significativamente el número de entrevistas personales realizadas.

En otras palabras, el videocurrículum es una herramienta de cribado con gran utilidad que harán del proceso de selección un trámite mucho más ágil y rápido, llegando así a las últimas fases rápidamente y evitando un alto número de entrevistas que descartamos mediante el soporte en vídeo.

También puede interesarte:  La creatividad, clave para atraer talento: 6 ejemplos

El videocurrículum ofrece un extra de creatividad

Aunque en muchos puestos, la creatividad no sea el factor más demandado por los reclutadores, un candidato creativo es siempre un candidato que, una vez contratado, se transformará en un trabajador resolutivo.

Enfrentarse a la cámara, decidir un guión y apostar por cierta forma de contar su trayectoria y habilidades nos hablará de la capacidad creativa del candidato, así como su capacidad para asumir riesgos y creer en sus posibilidades.

Aquellos candidatos que apuestan por un videocurrículum creativo son garantía de que, si se unen a nuestra compañía, estarán dispuestos a afrontar retos y salirse de su zona de confort para lograr los objetivos propuestos.

El videocurrículum muestra un candidato actual

Queda claro que los candidatos de hoy en día deben dejar claras sus competencias digitales para convertirse en un perfil a tener en cuenta en proceso de selección. Por ello, sorprender con un formato innovador y actual da la imagen de un candidato actual que se mantiene al día en las últimas tendencias.

Además, como reclutadores, veremos que se trata de un perfil interesante pues, además de conocer las tendencias, no tiene miedo a experimentar con ellas y descubrir nuevas herramientas que le permitan evolucionar como profesional.

El videocurrículum sintetiza

Gracias al carácter verbal del videocurrículum, la capacidad de síntesis se pone a prueba en los candidatos pues, deben, en 2 minutos, ser capaces de contar toda una trayectoria profesional, personal y sus actitudes principales para el puesto solicitado.

Un videocurrículum que exceda este tiempo muy probablemente no será revisado por los reclutadores pues, no se dispone de los recursos necesarios para poder dedicar tanto tiempo a cada candidato. 

Desventajas del videocurrículum

Dificulta el cribado automático

Debido al propio formato, el videocurrículum resulta complicado de someter un proceso de cribado automático. A diferencia de los currículos tradicionales, el currículum en vídeo necesita que sea una persona física la que examine todas las piezas recibidas durante el proceso de selección.

Por ello, en muchos casos, se realiza una primera selección automática mediante los currículos en formato documento para, en fases más avanzadas del proceso, pedir a los candidatos un videocurrículum en el que demuestren su creatividad.

Requiere de una inversión de tiempo mayor

Tanto por parte del candidato, como por el lado de los reclutadores, crear o examinar un videocurrículum es una actividad mucho más demandante que lo que supondría un currículum tradicional.

Aunque puede agilizar algunas fases del proceso de selección, también puede entorpecer otras, especialmente las primeras cribas, fundamentales para que todo el trámite fluya correctamente.

Se puede sustituir por las redes sociales

Un videocurrículum no es la única opción que tiene el reclutador de hacerse una idea más ajustada del perfil del profesional que tiene delante. Los perfiles sociales del candidato son también una ventana hacia su carácter que, de un vistazo, nos hablarán de las aptitudes del sujeto así como de sus debilidades. De nuevo, podremos ver su creatividad, sus gustos y sus hobbies para hacernos una idea más personal del candidato.

Por lo tanto, el videocurrículum podría sustituirse por un paseo por las redes sociales, agilizando así el proceso para ambas partes.

El videocurrículum pueede resultar subjetivo

Entrar a valorar la realización del vídeo, la elección del vestuario así como los gestos o la actitud en general del candidato supone siempre una opinión subjetiva que sesgará la imagen del candidato ante el reclutador.

El currículum en papel permite una comparación más objetiva frente al vídeo donde, los gustos personales de cada uno, entran siempre en juego. 

Cómo identificar un buen videocurrículum

Los aspectos técnicos del videocurrículum

Tanto la iluminación, como el sonido, el formato, el montaje o la calidad con la que el candidato graba el vídeo y nos lo hace llegar nos hacen ver ciertas cualidades o defectos en el sujeto.

Estos aspectos pueden no ser relevantes en todos los puestos y, de nuevo, están sujetos a la opinión personal de cada uno pero, para determinados puestos, la técnica del videocurrículum puede ser determinante.

Está cuidado

Cuando un videocurrículum está trabajado se nota. Lo que buscamos es un vídeo estructurado y de calidad, que demuestre que lleva un tiempo de trabajo detrás de la cámara y que no es, en ningún caso, una improvisación del candidato.

El videocurrículum está personalizado

Lo ideal es que el candidato no tenga un vídeo genérico, sino que cree uno en función al puesto que está solicitando, haciendo hincapié en los valores corporativos e incluso mandando algún mensaje personalizado a la compañía a la que se está postulando.

Título de la imagen

El candidato tiene una apariencia cuidada

Aunque la imagen no lo es todo, un buen candidato debe cumplir con unos mínimos de imagen que nos transmita que se trata de una persona cuidadosa, con atención al detalle que se preocupa por su aspecto. 

Otras herramientas que agilizan el reclutamiento y la selección

Software de reclutamiento y selección

Contar con un software que facilite las tareas de reclutamiento y selección es la mejor opción para ahorrar tiempo y dinero en la empresa. Un buen ejemplo de ello es el software Applicant Tracking System de Bizneo HR.

Con él, podrás generar una base de datos de talento y mantenerla actualizada, dinamizar los flujos de información dentro del departamento, reducir las tareas manuales y eliminar la pérdida de información durante los procesos de selección.

Usar un ATS para el reclutamiento nos garantiza los procesos más efectivos, así como una mayor rapidez en los procesos, lo puede ayudarnos a seleccionar y retener el mejor talento. 

Título de la imagen

Videoentrevistas

Mediante esta técnica, el reclutador puede evaluar a distancia a un candidato, sin importar la localización geográfica de ambos sujetos.  En general, se siguen los cánones de las reuniones convencionales, aunque nos permite dos modalidades, una en la que ambos individuos se conectan simultáneamente y otra en diferido.

Las videoentrevistas en diferido consisten en que el reclutador envía una serie de preguntas y el candidato se graba respondiendolas por lo que, el reclutador tendrá la posibilidad de analizarlas varias veces a posteriori. El ATS de Bizneo HR se integra con otras como Easyrecrue para la realización de videoentrevistas. Todo un éxito tal y como vimos en el caso de éxito de Telepizza.

Título de la imagen

Dejar un comentario.