Home  ›  Gestión de Personal  ›  Directiva whistleblowing | Qué es y su transposición a las empresas
Gestión de Personal

Directiva whistleblowing | Qué es y su transposición a las empresas

Whistleblowing

Gracias al whistleblowing, las empresas evitan daños a su imagen y problemas legales graves

El whistleblowing está dando mucho que hablar. Esto se debe a los numerosos casos de corrupción destapados por uno o varios informantes (whistleblower). Personas como estas se juegan su reputación e integridad física para denunciar situaciones irregulares o vulneraciones de la legalidad vigente en las empresas.

Pese a que el whistleblower en España o en algunos países de latinoamérica no es muy común, la situación va a cambiar en los próximos meses. Se está trabajando en una nueva norma para proteger la figura del informante. Como ocurrió con la ley de control de presencia o de igualdad salarial, las empresas tendrán que adaptar sus sistemas, en este caso a través de un canal de denuncias.

Ante la llegada de la ley o directiva europea whistleblower, es necesario conocer qué es el whistleblowing, sus implicaciones y cómo afectará a las empresas. A continuación, respondemos a estas y otras cuestiones relacionadas.

¿Qué es el whistleblowing?

El whistleblowing es el procedimiento que busca denunciar infracciones, irregularidades y comportamientos incorrectos dentro de las empresas (corrupción, acoso sexual o cualquier tipo de discriminación).

A través de canales seguros, una persona, el whistleblower, puede dar a conocer alguna de las situaciones mencionadas. Así, las autoridades, sea la policía o la dirección de una organización, actuarán para ponerle fin.

Se trata de una práctica que tiene como objetivo frenar comportamientos poco éticos para que no causen daños reputacionales. Además, es esencial dotar a esta figura de un canal de comunicación adecuado. De lo contrario, correría riesgos que es muy probable que el informante no estaría dispuesto a asumir.

En la mayoría de casos, se busca evitar que las conductas indebidas lleguen al público. Ya sean actividades ilegales o comportamientos delictivos, es importante gestionarlos de manera confidencial. Esto facilita el trabajo a las autoridades, que accederán a las pruebas sin problemas y realizarán su investigación en poco tiempo.

CANAL DE DENUNCIAS LABORALES
Cómo incluirlo en tu empresa y cumplir la ley

Todo sobre la directiva whistleblower

Con el fin de amparar a los informantes, la Unión Europea confeccionó la Directiva 2019/1937, de 23 de octubre de 2019, relativa a la protección de las personas que informen sobre infracciones del Derecho de la Unión. Se la conoce como Directiva whistleblower y su transposición al código penal español comenzó en marzo del 2022.

La directiva whistleblowing otorga una protección adecuada frente a represalias a quienes informen sobre infracciones de la ley. Estos son los informantes (whistleblowers) personas que reportan acciones u omisiones constituyentes de infracción del derecho de la Unión Europea y del español, infracción penal o administrativa grave y muy grave.

El rango de aplicación de la ley se extiende en el sector público y privado, pero no solo protege a los trabajadores. Los autónomos, accionistas, directivos, becarios, voluntarios o incluso los candidatos de un proceso de selección de personal pueden ser informantes. Para proteger su integridad, se establecen cauces dentro de los sistemas internos de las organizaciones para tramitar denuncias anónimas.

Canal de denuncias o canal ético

¿Cómo funciona la ley whistleblowing?

La Directiva 1937 establece una serie de claves para realizar las denuncias internas. Los trabajadores deberán conocer el funcionamiento del sistema y estarán informados sobre cómo se gestionarán sus datos. Esto es lo más importante a tener en cuenta:

  • Los canales de denuncia estarán diseñados siguiendo los principios de confidencialidad y seguridad. Así, la identidad del denunciante quedará protegida frente a posibles represalias.
  • Se establecerá un responsable o departamento que se encargará de la recepción y seguimiento de las denuncias. Además, mantendrán la comunicación con el informante y solicitarán más información en caso de que sea necesario.
  • El plazo para dar acuse de recibo no superará los 90 días.
  • El procedimiento de denuncia terminará por dar la información, que será expresa y clara, a las autoridades competentes.

Junto con esto, el sistema interno de información se implantará previa consulta con los representantes legales de los trabajadores. Por descontado, se debe garantizar la integridad de la persona que haga el whistleblowing, así como a terceros que hayan podido citarse en sus declaraciones. El personal no autorizado no tendrá acceso a los datos ofrecidos.

Cómo afectará a las empresas la transposición de la directiva whistleblowing

Pese a que la Directiva Whistleblowing en España aún es un anteproyecto de ley, ya se conocen algunas de las consecuencias que tendrá su aplicación. Para empezar, el sistema de denuncia será de obligada implantación para las empresas privadas de más de 50 trabajadores y en todas las públicas.

El plazo para realizar las investigaciones y dar respuesta al informante de los resultados será de tres meses. Si el caso fuese especialmente complejo, cabe la posibilidad de establecer una prórroga.

Además, la ley del whistleblowing contempla la creación de la Autoridad Independiente del Informante, que estará adscrita al Ministerio de Justicia. Tendrá potestad para sancionar infracciones, que se califican como leves, graves o muy graves. Estas últimas incluyen las represalias al informador o la vulneración de la confidencialidad del proceso de denuncia.

Al igual que ocurre con otras normas, como la ley del teletrabajo, existe un régimen sancionador que hay que conocer. Las categorías antes mencionadas llevan a aparejadas una multa. Por ejemplo, en el caso de las graves, habrá que pagar hasta 25 000 euros y en las muy graves 50 000

También hay que tener en cuenta que el plazo de implantación del sistema de denuncia será de tres meses después de la aprobación de la norma. Para evitar problemas, es recomendable actuar con antelación y recurrir a un software de Recursos Humanos. Al fin y al cabo, la gestión del whistleblowing afectará al funcionamiento de este departamento.

¿Por qué el whistleblowing es importante para las empresas?

El whistleblowing ha ganado importancia en los últimos años. Movimientos como el Me Too, casos como el llamado “Dieselgate” o las filtraciones de datos personales de Cambridge Analytica (Facebook) han llegado a ocupar el debate público y las portadas de numerosos periódicos. Todos ellos evidencian la falta de un sistema adecuado para canalizar las denuncias y proteger a quienes las efectúan.

En este sentido, las empresas juegan un rol fundamental dada la relación que sostienen con la sociedad. Sus asuntos internos se deberían gestionar de manera ágil y de acuerdo a la ley. Actuar de este modo evita atravesar largos procesos judiciales que, más allá de las multas, dañarán la reputación de la compañía a largo plazo y centrarán todas las críticas en su funcionamiento.

Directiva whistleblowing (ley)

Con un sistema de denuncias interno, como el que ampara la Directiva Europea Whistleblower, es posible efectuar una gestión limpia, efectiva y satisfactoria. Se determinará la infracción que se está cometiendo y sus responsables serán los únicos que sufran las consecuencias. La compañía saldrá reforzada y minimizará los daños, al tiempo que pone a los delincuentes a disposición judicial, quienes son los verdaderos causantes del problema.

Buzón de denuncias laborales

Además, contribuyen a que la práctica del whistleblower en España se vaya normalizando. Por desgracia, los casos de corrupción aparecen con frecuencia, los cuales suelen salpicar al sector privado. Esto no pasa desapercibido a los inversores extranjeros, que no ven con buenos ojos este tipo de problemáticas. Así que, disponer de un sistema adecuado es una cuestión que afecta tanto a la reputación como a las finanzas de una empresa.

Software de RR. HH. con canal de denuncias – éticoEnvíos anónimos para empleados + tramitación sencilla para la empresa.

¿Cómo incorporar la directiva whistleblower a tu empresa?

Pero para que esta práctica prospere, es necesario diseñar un sistema robusto, sencillo de utilizar y que ofrezca seguridad al denunciante. Un software de whistleblowing es la solución adecuada, ya que permite una implementación ágil, sencilla y que estará disponible para todos los empleados.

Software de whistleblowing

La herramienta de whistleblowing debe permitir redactar la denuncia, su envío y seguimiento por parte del informante. Para realizarla, el empleado tiene que poder dar unos datos básicos, como la relación que sostiene con la empresa, dónde y cuándo sucedieron los acontecimientos, su tipo (bullying en el trabajo, comportamientos indebidos…), detalles esenciales o las personas involucradas. Por descontado, es ofrecerá la posibilidad de guardar el anonimato.

Una vez realizada, el seguimiento de la denuncia tiene que ser sencillo, tanto para el informador como para el responsable de las investigaciones. Es por esto que la plataforma de whistleblowing debe facilitar el trabajo a esta persona. Así, es importante que pueda comprobar, de un vistazo, la fecha de la denuncia, su estado, el tiempo que lleva abierta, lo que evitará infringir los plazos marcados por la ley, o los archivos que se hayan adjuntado.

Registro de denuncias laborales

Dado el avance de la transposición de la directiva Whistleblowing, en Bizneo HR hemos diseñado un software de canal denuncias completo y que se adapta a la ley. Podrás gestionar las denuncias y llevar a cabo las investigaciones pertinentes sin problemas. Gracias a su apoyo, tu empresa mejorará su gestión interna de incidencias, pero sin poner en riesgo a los informantes.

software de Recursos Humanos

Dejar un comentario