Inicio  ›  Actualidad laboral / Tendencias  ›  En qué consiste la nueva ley de control de presencia
Actualidad laboral / Tendencias

En qué consiste la nueva ley de control de presencia

¿Has visto las palabras “registro de jornada laboral” y “control de presencia” muchas veces en la prensa durante las últimas semanas? Eso es porque el pasado 8 de marzo se aprobó en el Consejo de Ministros una nueva ley contra la precariedad laboral, donde también se habla de la reforma del Estatuto de los Trabajadores.

Esta reforma está pensada para acabar con el problema de las horas extraordinarias no pagadas. También tiene el objetivo de combatir aquellas jornadas parciales que no son más que jornadas completas encubiertas.

Esta nueva ley de control de horario implica que, a partir del próximo 12 de mayo, las empresas españolas tendrán que registrar la jornada diaria de sus trabajadores.

Pero, ¿cómo funciona exactamente la nueva normativa sobre control de horario de empleados?
¡En este post te contamos todo lo que debes saber sobre esta ley y lo que implica!

Registro de control de presencia: obligaciones para las empresas

Veamos ahora qué cambios supone la nueva propuesta para el control horario.

  1. Las empresas tienen la obligación de llevar un registro de jornada laboral para cada trabajador. El registro de jornada es diario e incluye el horario concreto de inicio y finalización de la jornada.
  2. Los empleados deben tener conocimiento de la duración de su jornada de trabajo, así como de los horarios de entrada y salida.
  3. El registro de jornada tiene que implantarse sin perjuicio de la flexibilidad horaria. Por tanto, la jornada laboral puede ajustarse a las necesidades de cada empresa. Sin embargo, estos ajustes no deben en ningún caso violar ni convenios ni acuerdos sindicales preexistentes.
  4. Los trabajadores deben registrar las horas extraordinarias realizadas. En todo caso no se puede superar el límite de 80 horas extras anuales, establecido como máximo en el Estatuto de los Trabajadores.
  5. Las empresas deben guardar el registro de control de presencia durante 4 años. Durante este tiempo, los registros quedan a disposición de los trabajadores, de los sindicatos, de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social.

Consecuencias del incumplimiento del deber de registro de jornada

Para los empresarios que no cumplan el control de presencia tal y como indicado por el nuevo Decreto, se prevén sanciones que van de los 60 a los 187.645 euros. Las multas dependen tanto de la gravedad de la infracción cometida como del número de trabajadores de cada empresa. Cuantos más trabajadores tenga una organización, mayor va a ser la cuantía de la multa.

Para que las inspecciones no te pillen por sorpresa, aquí tienes un cuadro completo de los incumplimientos previstos por la nueva ley y de las posibles sanciones en las que podrías incurrir:

  1. Ausencia de registro de control de presencia laboral. Esta infracción tiene dos vertientes con dos distintos niveles de gravedad. Por un lado, no informar de las principales condiciones de ejecución de la prestación laboral o caer en inclumplimientos que afecten a obligaciones de tipo formal o documental se considera infracción leve y puede costar a las empresas una multa de entre 60 y 625 euros. El otro, transgredir los límites legales o pactados en materia de tiempo de trabajo se considera infracción grave. A esta transgresión puede corresponder una sanción de entre 625 y 6.250 euros.
  2. Antes la ausencia de un registro de jornada se puede presuponer que los contratos a tiempo parcial son a tiempo completo (presunción iuris tantum). En este caso las empresas podrían verse obligadas a realizar una conversión contractual.
  3. No comunicar a la Representación Legal de los Trabajadores (RLT) las horas extras realizadas se considera infracción grave y puede atraer una sanción de entre 625 y 6.250 euros.
  4. Remunerar las horas extraordinarias bajo otros conceptos salariales puede llegar a considerarse infracción muy grave, especialmente en caso de aumento infundado de las prestaciones laborales. Las multas para este incumplimiento son de entre 6.251 y 187.515 euros.
  5. No declarar las horas extraordinarias también puede dar lugar a multas muy costosas. Las empresas que no apuntan correctamente las cantidades realmente abonadas al trabajador y/o establecen condiciones de trabajo inferiores a las establecidas legalmente pueden recibir multas de entre 625 y 6.250 euros.
  6. Superar el límite legal previsto de horas extraordinarias se considera infracción grave y puede atraer una sanción de entre 625 y 6.250 euros. Se computan en el cálculo los límites en jornada, trabajo nocturno, horas extraordinarias, horas complementarias, descansos, vacaciones y permisos.
  7. No pagar y/o retrasar reiteradamente el pago del salario es una infracción muy grave que puede costar a las empresas entre 6.251 y 187.515 euros.
También puede interesarte:  Os presentamos a Leticia: experta en Recursos Humanos y trato con el cliente

Solución Bizneo HR al control de presencia laboral

Registrar la jornada laboral de los trabajadores puede suponer una complicación para muchas empresas. Pero no te preocupes, desde Bizneo HR podemos ayudarte gracias a nuestra solución integral que te permitirá gestionar el tiempo de tu plantilla, efectuando total del control de horarios, vacaciones y ausencias.

¡Contacta con nosotros y descubre cómo!

Título de la imagen

Dejar un comentario.