Inicio  ›  Gestión del talento  ›  ¿Cuándo es necesaria una novación de contrato laboral?
Gestión del talento

¿Cuándo es necesaria una novación de contrato laboral?

Si ya has leído o escuchado las palabras “novación de contrato laboral” nosotros te explicamos qué es y cuándo llevarla a cabo.

En un mundo laboral en el que existen cientos de conceptos, saber en qué consiste cada uno de ellos y adaptarlo a nuestras necesidades es algo esencial cuando se trata de dejar cubiertas todas las alteraciones posibles.

Y es en esa lluvia de términos, cuando la novación de contrato surge sin que sepamos muy bien de qué trata.

¿Qué es una novación de contrato?

Sin ir más lejos, la novación de contrato consiste en la modificación o reemplazo de un contrato laboral anteriormente establecido entre una empresa y el empleado.

¿Cuándo debe hacerse una novación de contrato?

Sin embargo, la pregunta es: ¿Cuándo debe aplicarse una novación contractual? La respuesta cabe encontrarla en tres situaciones clave en las que se puede proceder a este reemplazo:

  1. Prescindir de alguna obligación incluida en el contrato: las empresas y los puestos de trabajo cambian, especialmente en un mundo laboral cada vez más flexible. De ahí que en una situación que requiera descargar de responsabilidades a un empleado, la novación de contrato se convierta en una opción de lo más factible.
  2. Añadir una nueva obligación no incluida en el contrato original: al igual que la anterior situación, pero a la inversa. Una novación totalmente justificada cuando se trata de sumar nuevas tareas a un empleado que, por ejemplo, formaba parte del equipo y al que cada se le suman nuevas responsabilidades encaminadas a una…
  3. Obligación diferente al anterior: puede que uno de tus empleado haya formado parte de un determinado equipo durante un período de tiempo y haya ido sumando responsabilidades hasta convertirse en el candidato idónea a ser él mismo responsable del equipo. En una situación como esta, en la que las obligaciones del trabajador cambian totalmente respecto a su puesto anterior, la novación de contrato laboral está totalmente justificada.
También puede interesarte:  Cómo lidiar con el absentismo laboral en la organización del futuro

Además de estas tres situaciones, también existen otras más puntuales en las que debe hacerse una novación de contrato como, por ejemplo, aumento de sueldo anual o cambio de tipo de contrato (de temporal a indefinido, el más común).

En cualquier caso, para que la novación contractual sea posible, tanto la empresa como el empleado deben estar de acuerdo respecto a estas nuevas modificaciones. De lo contrario, el cambio no podrá realizarse.

Si has redactado a uno de tus empleados un contrato determinado y actualmente esa persona va a ostentar nuevas funciones o incluso te has planteado un cambio de puesto para él, la novación de contrato es un obligado.

Dejar un comentario.