Inicio  ›  Estrategia y Analytics  ›  Qué es dashboard o un cuadro de mando
Estrategia y Analytics

Qué es dashboard o un cuadro de mando

El dashboard es una herramienta de planificación y dirección que desarrolla estrategias y objetivos con indicadores y metas para garantizar su éxito.

Para un negocio, es fundamental saber en todo momento que ocurre en su organización para tomar las decisiones adecuadas en el momento correcto. Un dashboard o cuadro de mando es la herramienta que necesitas para agrupar y visualizar todos los datos y saber que ocurre en tu empresa.

¿Qué es un dashboard o un cuadro de mando en Recursos Humanos?

Un dashboard es una herramienta basada en la analítica que monitoriza, analiza y muestra de manera visual los indicadores clave de desempeño (KPIs), es decir, las métricas y datos fundamentales que permite un seguimiento del día a día de las empresas y la consecución o no de los objetivos de negocio.

La clave es lograr un dashboard o cuadro de mando que nos permita obtener información relevante para establecer estrategias y garantizar el funcionamiento interno de la empresa.

Una de las principales funciones de un departamento de Recursos Humanos es la evaluación de las competencias de sus trabajadores, gestionar su rendimiento, decidir si merecen seguir en la empresa o formar a los talentos más capacitados en habilidades laborales específicas que la empresa necesita.

Todos esos aspectos se pueden gestionar con un software de evaluación del desempeño, con el que detectar los puntos fuertes y débiles del equipo, las competencias clave y en definitiva, identificar talento diferencial y ayudar a retenerlo.

software evaluacion del desempeño

Para lograrlo, el dashboard o balanced scorecard, es uno de los mejores aliados que tiene una empresa, especialmente recomendable para la transformación digital de las PYMES.

Una herramienta que se encarga de la gestión del personal y que está basada en la analítica, con la lograrás comprobar si se cumplen los objetivos, el nivel de actividad de cada trabajador y las perspectivas y estrategias a corto, medio y largo plazo; todo apoyado en KPIs y datos concretos.

¿Cómo funciona un dashboard o cuadro de mando?

Un dashboard o un cuadro de mando es una herramienta que permite conocer rápidamente y con un solo vistazo la situación global ya sea de un negocio o de un departamento en concreto.

Para lograrlo, se necesitan KPIs o indicadores clave de rendimiento, acompañados habitualmente de un gráfico para comprenderlo con mayor precisión.

La definición de los indicadores de rendimiento depende de los objetivos y del área de actividad. Cada responsable debe valorar cuáles son los KPIs más importantes y desde que se definan, actualizarlos constantemente para hacer un seguimiento completo. Así, solo con mirar el cuadro de mando un responsable identificará en un instante puntos de cambio o de mejora.

Con nuestros informes de recursos humanos podrás complementar tu dashboard y tener acceso a informes de empleados, detectar sus problemas e identificar oportunidades a tiempo real. Es decir, tendrás un conocimiento total de la empresa y así podrás tomar las decisiones oportunas con datos objetivos.

Informes de recursos humanos

¿Cómo debe ser un dashboard?

Visual

Aparte de los cuadros de mando con datos y métricas, debe aparecer un gráfico limpio y ordenado, que permita entender la evolución de las KPIs solo con un vistazo, de forma intuitiva y clara.

KPIs personalizadas

Hay que valorar cuáles aportan sentido y valor a cada departamento, a cada objetivo. Deben ayudar a tomar decisiones, deben ser concretas y centradas en negocio.

También puede interesarte:  Qué es el coste laboral unitario y cómo calcularlo

Práctico

Debe permitir visualizar datos anteriores, comparar para sacar valoraciones útiles, plantear predicciones y previsiones. Además, es fundamental que se puede sincronizar automáticamente en la nube, así cada empleado puede tener acceso, editarlo y comprobar la información en cualquier lugar y momento.

¿Cómo optimizar un dashboard o cuadro de mando integral?

Una vez somos conscientes de la importancia del CMI, será bueno saber las diferentes estrategias aplicadas a las perspectivas de cualquier empresa:

Perspectiva financiera

Esta perspectiva trata de conocer los ingresos reales de la empresa y su capacidad presupuestal, es decir, medir los gastos y beneficios. ¿El principal objetivo? Lograr el máximo rendimiento a cada inversión.

¿Qué indicadores encontramos? Indicadores como la liquidez de la empresa, el endeudamiento, posibles ampliaciones de capital, fusiones o absorciones, emisión de acciones o bonos…

Perspectiva del cliente

No nos engañemos: las estrategias de una empresa siempre estarán enfocadas a un producto final que debe satisfacer al cliente. Es decir, los indicadores están relacionados con mejorar tanto la cuota de mercado de la empresa como de mejorar la valoración que el cliente tiene de la entidad.

Se evalúan los indicadores que influyen en la experiencia del cliente. Se analiza el mercado para saber qué ajustes hacer para retener y satisfacer a los clientes actuales y, al mismo tiempo, captar nuevos.

¿Qué indicadores encontramos en esta perspectiva? Fidelidad del cliente, satisfacción del cliente, calidad del producto/servicio, imagen corporativa, calidad de servicio de atención al cliente

Perspectiva de procesos

Los indicadores y las métricas de esta perspectiva ofrecen una valiosa información sobre cómo funciona cada área, si se desarrolla correctamente en cada fase, en cada acción y tarea. Es decir, la productividad y eficacia del capital humano.

¿Qué indicadores encontramos? Productividad, funcionamiento interno de cada departamento, calidad del producto, coste, eficiencia en el proceso de fabricación.

Perspectiva de desarrollo y aprendizaje

Permite analizar la infraestructura de la organización y así crear valor futuro. Analiza tres vertientes:

  • El desempeño tecnológico, que inversión en términos de IT pueden ayudar a alcanzar las metas de la empresa.
  • La capacitación de los empleados, es decir, invertir en su formación, en su plan de carrera y en conseguir potenciar las habilidades y cualidades del trabajador. Debido a la digalización cobra gran importancia el reverse mentoring.
gestion de formacion
  • Y el clima laboral, es decir, progresar y alcanzar niveles altos de satisfacción de los empleados; así, se incrementará el rendimiento y la retención del talento diferencial.

¿Qué indicadores encontramos? Aparecen indicadores relacionados con la innovación y con aprender nuevas técnicas que mejoren los procesos.

Capacitación de trabajadores, ROI por inversión en innovación, ratio de éxito de nuevos productos, ventas por nuevos productos o servicios…

Ventajas de un dashboard o Cuadro de Mando

Definición completa de la estrategia

Un dashboard ofrece todos los instrumentos para desarrollar nuevas iniciativas estratégicas, y permite revisiones periódicas y sistemáticas que ayuden a mejorar cada fase del proceso.

A su vez, detecta cómo cada acción y tarea de una empresa afecta a otras tareas o departamentos. Así, se logra un ciclo de mejora continuo, no solo para establecer la mejor estrategia corporativa, sino para modificarla en el camino y resolver problemas y errores que ayuden a lograr los objetivos de negocio.

Visión real de la organización

Tener una visión total del funcionamiento de cada área y cómo cada miembro influye en el resto de la organización.

Además, añade diferentes perspectivas (del cliente, de aprendizaje, de la experiencia del proceso) y no solo centrarse en la financiera (aunque sea la más vital para una organización). Es decir, se centra en saber cómo van las metas, los resultados y las acciones de negocio.

HR analytics webinar

Alineación de los objetivos

Enlazar las metas estratégicas con los objetivos a largo plazo y los presupuestos anuales. A su vez, que las metas personales y las de cada departamento sean uno con los generales de la empresa. Evaluar los objetivos y lograr un único objetivo empresarial pero distribuido en pequeñas fases conectadas entre sí.

Comunicación 360º 

Facilita la comunicación y el feedback entre dirección, responsables y empleados al tener un cuadro de mando con objetivos y tareas específicas que se terminarán cumpliendo o no. Saber qué se hace, cómo y qué se logra; y que todos los empleados sean conscientes y todo esté sustentado en datos.

Título de la imagen

3 Ejemplos de dashboard o cuadro de mando

Dashboard de rentabilidad y producción de Zeus

Cuadro de mando o Dashboard de One Tandem de la tasa de cancelación

Dashboard de gasto en publicidad de Metricfy

Dejar un comentario.

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]