Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Qué es el síndrome de Burnout y cómo evitarlo
Gestión del talento

Qué es el síndrome de Burnout y cómo evitarlo

síndrome de burnout

El síndrome del trabajador quemado o Burnout puede crear un problema grave en la salud mental del empleado y reflejarse en su productividad laboral. Lo más eficaz para frenar este sufrimiento es contar con un programa óptimo de prevención de riesgos laborales.

El agotamiento emocional o síndrome de Burnout provoca una reducción en la energía y, consecuentemente, una notable disminución en la productividad. Este fenómeno del trabajador quemado se suele dar cuando el empleado se siente incapaz de cumplir con todas las demandas de su puesto de trabajo.

Si este sentimiento de Burnout se prolonga a lo largo del tiempo, el trabajador desarrollará sentimientos de desesperación y resentimiento. Por no hablar del estrés laboral que eso genera. Por ello, es importante aprender ciertas pautas para detectar a los trabajadores afectados y desarrollar técnicas que nos permitan acabar con este síndrome.

Qué es el síndrome del burnout

El síndrome de Burnout se define como una afección frecuente en los trabajadores que se caracteriza por un sentimiento de profundo agotamiento emocional, físico y mental que puede estar originado por largos periodos bajo mucho estrés.

Cuando un trabajador padece este síndrome puede sentirse abrumado ante las demandas continuas de su puesto de trabajo y su incapacidad de satisfacerlas. Por ello, cuanto más tiempo pase con ese sentimiento de Burnout, más empeorará su estado mental y, por lo tanto, más disminuirá su motivación en el entorno de trabajo.

Aunque muchos de nosotros podamos sentir puntualmente esta sensación de sobrecarga y estrés, solo hablamos de síndrome de Burnout cuando el trabajador muestra los siguientes síntomas:

  • Sensación de que todos los días son un mal día.
  • Pensar que preocuparse por el trabajo o por otros aspectos personales son un derroche de energía totalmente innecesario.
  • Tener la sensación de que a pesar de que nos esforcemos, nunca recibimos el reconocimiento correspondiente o que, hacer las cosas mejor no supone una diferencia notable.
  •  Agotamiento durante la mayor parte del día, a pesar de descansar normalmente.

Estrés vs burnout

Puede parecer que el Burnout es una especie de estrés, pero esto no es así. Cuando hablamos de estrés estamos, por lo general, hablando de una persona que está constantemente sometida a numerosas cargas físicas y psicológicas con las que ya no puede cargar.

La gran diferencia con respecto al síndrome Burnout es que las personas que padecen de estrés pueden ver una luz al final de túnel pues, tienen la capacidad de imaginar un futuro en el que consigan tener todo bajo control, lo que acabará con su estrés.

Los trabajadores que sufren Burnout no tienen suficiente con verse en una realidad donde todo está controlado, sino que la sensación de vacío en general les impide ver una solución que les satisfaga. Por lo tanto, hablamos de una pérdida generalizada de la esperanza que puede dificultar aún más el abandonar esta dolencia.

Características del estrés

  • Emociones muy intensas fáciles de provocar.
  • Pérdida de la energía.
  • Puede derivar en un trastorno de ansiedad
  • Especial daño físico o sensación de cansancio.
  • Obligaciones excesivas.  
  • Sensación de urgencia constante e hiperactividad incontrolable.
  • En el peor de los casos, puede desembocar en una muerte prematura por complicaciones cardíacas.

Características del burnout

  • Ausencia de emociones, dias planos.
  • Daño emocional.
  •  Puede derivar en un trastorno de depresión.
  •  Sensación de no pertenecer a ningún grupo.
  • Impotencia y pérdida de la esperanza.
  • Puede provocar la impresión de que la vida no merece la pena.

El síndrome de burnout, enfermedad laboral

A primera vista, el síndrome de Burnout puede parecernos un malestar menor pero lo cierto es que la OMS ya reconoce al “síndrome de estar quemado” como una enfermedad identificada con el desgaste profesional.

El término Burnout nació en 1974 de las manos de Herbert Freudenberger que en su obra “Burnout: The high cost of high achievement” habla ya de este trastorno relacionándolo con una consecuencia del estrés crónico y el agotamiento emocional que generaba el trabajo.

También puede interesarte:  Tipos de KPI de Recursos Humanos

Ahora, por primera vez, la OMS reconoce el desgaste profesional como una patología psíquica adquirida como consecuencia del escaso cuidado psicológico que reciben los trabajadores.

Consecuencias del síndrome de Burnout

El padecimiento del síndrome de Burnout provoca efectos negativos sobre todos los ámbitos de la vida del trabajador, así como también a la empresa en general.

Consecuencias del síndrome de Burnout para el trabajador

Los efectos de Burnout se trasladan a todos los planos de la vida del individuo, desde la vida en casa, pasando por el trabajo hasta llegar incluso a afectar su vida social y de ocio. Esto se debe a que lo que en principio parece una simple desmotivación, puede atravesar las barreras del espacio de trabajo para invadir la vida personal del empleado llegando, en los casos más extremos, a perder las ganas de vivir por completo.

Además de las consecuencias psíquicas, el trabajador puede mostrarse más vulnerable a otras dolencias físicas puesto que el estado emocional puede provocar una disminución notable en las defensas del afectado.

Consecuencias del síndrome de Burnout para la empresa

El trabajador que padece el síndrome de Burnout sentirá a la compañía como un lugar hostil y la causa última de su padecimiento. Esta predisposición negativa por parte del trabajador puede convertirse en distintos problemas de convivencia dentro del espacio de trabajo pues, además, el empleado Burnout resulta irascible y apático.

Todas estas desventajas se verán reflejadas en un nivel de productividad más bajo, así como un ambiente más desagradable que podría conllevar la pérdida de talento.

Cómo detectar el síndrome de Burnout

Para detectar el síndrome de Burnout conviene conocer sus síntomas, así como contar con las herramientas de seguimiento necesarias. Por ejemplo, realizar encuestas de clima laboral periódicas.

Síntomas del síndrome de Burnout para el trabajador

  • Irritabilidad.
  • Ironía.
  • Distanciamiento afectivo.
  • Absentismo laboral.
  • Fatiga crónica.
  • Insomnio.
  • Atención selectiva.
  • Hipertensión.
  • Dolor de cabeza continuado.

Usar las herramientas apropiadas: encuesta de clima laboral

Teniendo en cuenta que los trabajadores pasan gran parte de su vida en la oficina, parece importante llevar a cabo un seguimiento del ambiente que se respira en nuestra compañía para, de esta forma, intentar mejorar el entorno en el que nuestros empleados se desenvuelven (y evitar el síndrome de Burnout).

La forma más sencilla y eficaz de evaluar este aspecto es realizar una encuesta de clima laboral, que nos indicará el grado de satisfacción del empleado con la compañía.

Encuestas recursos humanos

A la hora de iniciar el cuestionario, pueden surgir problemas como la escasa sinceridad en las respuestas o la desconfianza del empleado. Para evitar estos inconvenientes, podemos apostar por utilizar un software de Recursos Humanos que nos facilite la tarea.

Con el software de encuestas a empleados de Bizneo HR,  por ejemplo, podremos medir el impacto de nuestras acciones sobre los distintos departamentos, comunicar rápidamente, medir el clima laboral, detectar nuevas necesidades en nuestros equipos o desarrollar una cultura de la opinión entre nuestros empleados.

Estas funcionalidades facilitarán el proceso de gestión del clima laboral además de ayudarnos a identificar aquellos empleados que padecen el síndrome de Burnout o que son proclives a padecerlo a corto plazo. De esta forma, podremos buscar soluciones e iniciar un programa de prevención de riesgos laborales frente a estos casos.

Cuidar el onboarding para detectar el síndrome de Burnout

Los empleados nuevos son muy proclives a padecer el síndrome del Burnout. Es por ello que gestionar correctamente su integración en los equipos puede marcar la diferencia.

El onboarding es mucho más que una inducción al uso pues, pasa por perseguir dos grandes metas: que el trabajador comience a tener un rendimiento positivo rápidamente y que, además, se integre en la filosofía de empresa y decida no abandonar su puesto durante los primeros meses.

Para prevenir el Burnout entre las nuevas incorporaciones, es importante tener un programa de bienvenida activo que pueda responder a las necesidades de todos los empleados.

Cómo acabar con el síndrome de Burnout

Fomentar la comunicación

  • Poner a disposición de los empleados líneas de comunicación con especialistas en salud mental.
  • Crear una cultura organizacional abierta y transparente que elimine los estigmas.
  • Contar con programas de bienestar que aborden la salud mental.
  • Apostar por crear espacios seguros donde los empleados puedan expresarse libremente.

Limitar la carga de trabajo, clave para evitar el Burnout

  • Establecer un límite de grandes proyectos en los que un empleado se puede implicar de forma simultánea.
  • Crear buenos programas de flexibilidad y teletrabajo.
  • Facilitar la desconexión tecnológica al acabar el horario de trabajo.

Desarrollar procedimiento definidos

Para favorecer la estabilidad emocional del empleado y prevenir el síndrome Burnout es fundamental contar con una jerarquía definida y un procedimiento claro para abordar los proyectos. De esta forma creamos un sistema de objetivos claro que facilitará la tarea del empleado y además de aportará mayor satisfacción a medida que cumple cada pequeña meta dentro del proyecto.

software de recursos humanos

Dejar un comentario.

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]