Inicio  ›  Actualidad laboral / Tendencias  ›  El 40% de los trabajadores «no sabe» desconectar en vacaciones
Actualidad laboral / Tendencias

El 40% de los trabajadores «no sabe» desconectar en vacaciones

desconectar en vacaciones

El informe de Bizneo HR revela que el 38% necesita al menos dos semanas para desconectar en vacaciones

2 de cada 5 españoles tienen dificultades para desconectar en vacaciones. A esta desoladora conclusión ha llegado el último informe elaborado por la compañía Bizneo HR, experta en software de recursos humanos. Su análisis también revela que las mujeres y personas con estudios universitarios son los que tienen más problemas para conseguirlo.

El 38% de los españoles necesita más de dos semanas para desconectar en vacaciones

Otro dato interesante que da a conocer la investigación de es el tiempo que necesitamos para desconectar en vacaciones: según la respuesta de la muestra encuestada, casi el 40% necesita al menos dos semanas para desconectar en vacaciones. Así lo afirman el 38% de los sujetos; mientras que el resto afirma que le basta con una semana para conseguirlo.

Como decíamos, son las trabajadoras del sexo femenino las que experimentan mayores dificultades a la hora de olvidar las obligaciones laborales. En concreto, les cuesta un 2% más desconectar en vacaciones. Los porcentajes se elevan significativamente si diferenciamos entre las personas que cuentan con estudios superiores de las que carecen de ellos.

Estas primeras son las que más complicado lo tienen –un 13% más–. Les siguen los profesionales cuyo cargo requiere de un FP, y los que han cursado el Bachiller. Dicho lo cual, las cifras podrían estar relacionadas con los puestos que suelen ocupar estas personas. Es decir, aquellas con estudios universitarios suelen tener posiciones de mayor responsabilidad y, consecuentemente, que implican un estrés superior.

Los jóvenes entre 25 y 35 años no saben desconectar en vacaciones

Otro aspecto que incluye para desconectar en vacaciones tiene que ver con la edad. Tal y como se aprecian en los resultados del estudio de Bizneo HR, son los jóvenes entre 25 y 35 años quienes más piensan en el trabajo durante este periodo de descanso. Esta conclusión resulta llamativa, ya que en este periodo de edad suele producirse un cambio de planteamiento laboral.

Es entonces cuando la preocupación por superarse profesionalmente pasa a un segundo plano. Lo que cobra relevancia es la toma de decisiones relacionadas con la especialización y estabilidad en el trabajo. En definitiva unas inquietudes que pueden complicar esa desconexión en vacaciones.

Por qué es tan importante desconectar en vacaciones

Llegados a este punto cabe preguntarse: ¿es, en realidad, tan importante darse ese paréntesis para desconectar en vacaciones? La respuesta es un rotundo sí. No hacerlo puede acarrearnos desde problemas mentales y sociales hasta otros perjuicios de índole física. Y es que el estrés continuado en el tiempo es un potente enemigo de la salud y hasta del propio rendimiento laboral.

Respecto a este último y tal y como apunta Bizneo HR, hacer un paréntesis para desconectar en vacaciones nos ayuda a ser más asertivos, a tomar distancia y a desbloquear nuestra mente. Hasta el punto de que irse de vacaciones dispara la productividad del trabajador –que se incorpora con energías renovadas a su puesto– entre un 10% y un 15%. Si tenemos en cuenta que el descanso nos hace segregar endorfinas, dopamina y serotonina; el dato no sorprende.

También puede interesarte:  11 perfiles del departamento de Recursos Humanos de una empresa

Por otra parte, pasar largas temporadas sin desconectar del trabajo puede disparar la ansiedad hasta un nivel preocupante. Hasta el punto de impedirnos descansar adecuadamente y mantenernos en alerta en exceso. Según indican los expertos, no desconectar en vacaciones puede generar más estrés que el de un embotellamiento en hora punta. Y esto se traduce, entre otras muchas consecuencias en:

  • Dificultades para dormir: insomnio, somnolencia y otros. La falta de sueño, al mismo tiempo, incrementa los niveles de cortisol y genera sensación de apetito, una de las razones por las que podríamos engordar si estamos estresados.
  • Estado de ánimo variable: si no descansamos bien y nos sentimos estresados estaremos más irascibles. El decaimiento y la hipersensibilidad son también frecuentes y hasta podrían desembocar en una depresión o síndrome de Burnout si esta situación se alarga.
  • Problemas físicos: incremento del azúcar en sangre, problemas inmunológicos, cardiovasculares, migrañas, dolor muscular y hasta calambres
  • Cambios en el apetito sexual: incluso disfunción eréctil.

6 consejos para desconectar en vacaciones

  1. Olvídate del correo electrónico: y de las herramientas de gestión del trabajo que tengas instaladas en el móvil. Puedes deshabilitarlas o desinstalarlas directamente. Se trata de una de las "tentaciones" que más nos dificultan desconectar en vacaciones
  2. Delega: y recuerda que no eres imprescindible.
  3. Recuerda que trabajas para vivir: y no a la inversa. Relativiza los problemas y reflexiona sobre tus prioridades y la satisfacción que te da cada una de ellas.
  4. Cuida de ti mismo: aunque algunas personas aseguran que cuidarse en verano les resulta más difícil –porque salen de viaje, las rutinas se alteran, no tienen acceso a su gimnasio habitual, etcétera–, no te descuides. Recuerda que comer sano y hacer ejercicio influyen positivamente en tu estado de ánimo.
  5. Date un capricho: y prémiate. Has estado trabajando duro todo el año, ¿por qué no recompensarte?
  6. Olvídate de planificar: y deja atrás esa mente organizadora y metódica. ¡Estás de vacaciones!

2 de cada 5 trabajadores, víctimas de la depresión postvacacional

Pero no solo el momento de las vacaciones y la falta de desconexión durante las mismas puede originar problemas. Lo mismo ocurre con la reincorporación al trabajo, en concreto, con la falta de adaptación a las rutinas. Estamos hablando de la llamada depresión postvacacional; un síndrome que se traduce en ataques de ansiedad, dolores de cabeza, malestar y dificultades para conciliar el sueño; entre otros.

Por desgracia, el informe de Bizneo HR revela que lo padecerán hasta el 38% de los trabajadores; y que tendrá especial incidencia en aquellas personas con escasa tolerancia a la frustración y a las que llevan mucho tiempo sin pisar la oficina.

Por todas estas razones, es fundamental que la compañía y el empleado se pongan de acuerdo a la hora de planificar las vacaciones. En esta tarea resultará de gran ayuda el software de recursos humanos  de Bizneo HR. La herramienta permite centralizar en una única plataforma las vacaciones de todos los trabajadores y coordinarlas adecuadamente para cubrir las necesidades colectivas, individuales y empresariales.

Dejar un comentario.