Inicio  ›  Gestión del talento  ›  7 consejos para mejorar la productividad laboral en tu empresa
Gestión del talento

7 consejos para mejorar la productividad laboral en tu empresa

Aumentar la productividad laboral es uno de los grandes objetivos de todas las empresas. Sin embargo, trabajar mucho no siempre es sinónimo de trabajar bien. De hecho, trabajar demasiadas horas hasta puede llegar a perjudicar el rendimiento de una empresa.
En este artículo te damos 7 claves para mejorar la productividad laboral de tus empleados sin que estos tengan que prolongar su jornada más allá de las horas estipuladas en su contrato.

La productividad laboral según el Principio de Pareto

El Principio de Pareto debe su nombre al economista italiano Vilfredo Federico Pareto y es también conocido como la Ley del 80/20. En resumen, esta ley viene a sostener que el 80% de las consecuencias tienen su origen en el 20% de las causas.

Si se aplica al ámbito laboral, el Principio de Pareto implica que el 80% del trabajo se consigue realizar con el 20% del esfuerzo (y por tanto el restante 80% del esfuerzo sólo generaría el 20% de los resultados).

Según esta teoría, el truco para lograr la productividad en el trabajo es identificar cuáles son las tareas más fructíferas y dedicarnos prioritariamente a su desempeño.

Cómo medir la productividad en el trabajo

Si no sabemos cómo medir la productividad laboral de nuestros empleados, difícilmente conseguiremos mejorar la eficiencia de nuestras organizaciones. Ya lo dijo el físico y matemático británico William Thomson Kelvin hace más de un siglo: “lo que no se mide, no se puede mejorar”.

A nivel de resultados, la productividad en el trabajo se puede medir:

  1. Por el volumen físico del trabajo realizado
  2. Por el valor generado por los bienes o servicios que se han producido

En ambos casos, será oportuno relacionar los resultados obtenidos con el número de horas trabajadas. Un buen aprovechamiento del tiempo es preferible al conseguimiento de resultados a base de horas extraordinarias y jornadas laborales infinitas.

Recuerda que la contribución de un empleado puede ir mucho más allá del ámbito de los resultados cuantitativos. De su actitud pueden depender factores tan importantes como el ambiente de trabajo, las relaciones entre compañeros o el nivel de satisfacción de tus clientes. Aunque indirectamente, estos factores terminarán influyendo en la productividad laboral de tu empresa.

7 tips para mejorar la productividad laboral

Ya sabes cómo funciona la productividad laboral y por qué es tan importante saber cómo medirla. Aplica estos 7 consejos prácticos si quieres mejorarla y llevar tu organización al siguiente nivel.

Favorece los descansos en horario laboral

El reposo es tan importante para la productividad como la concentración. Realizar descansos en horario laboral, dormir un número adecuado de horas por la noche y disfrutar de unas merecidas vacaciones no son caprichos, sino derechos irrenunciables de todo trabajador.

A este respecto, el artículo 34.4 del Estatuto de los Trabajadores establece que “[…] Siempre que la duración de la jornada diaria continuada exceda de seis horas, deberá establecerse un periodo de descanso durante la misma de duración no inferior a quince minutos. Este periodo de descanso se considerará tiempo de trabajo efectivo cuando así esté establecido o se establezca por convenio colectivo o contrato de trabajo”.

Promueve la formación continua de los empleados

Invertir en formación es una apuesta segura para mejorar la competitividad y productividad de tus empleados. La formación continua es una herramienta fundamental para motivar a tu plantilla, así como para favorecer el reciclaje de sus miembros menos actualizados.

Un software de formación LMS (del inglés learning management system) puede facilitarte la tarea. Nuestra herramienta de gestión de formación puede ayudarte a desarrollar planes de carrera para perfiles clave, reducir las pérdidas de capital intelectual, aumentar la motivación de tus trabajadores y reducir el coste de tus procesos de reclutamiento y de formación. Todo esto influirá positivamente en la productividad de tu equipo.

Motiva y recompensa

Si motivas a tus trabajadores aumentarán su grado de satisfacción y su compromiso con la empresa. Por consiguiente, mejorará también su rendimiento productivo.

Recuerda que motivar a los empleados es algo que va más allá de los incentivos económicos. El clima laboral adecuado, el reconocimiento de los logros, la flexibilidad de los horarios o la posibilidad de ascender dentro de la empresa son factores determinantes para mantener a la plantilla satisfecha y motivada, lo que resulta clave para mejorar su productividad en el trabajo.

También puede interesarte:  ¿Cómo hacer un calendario de vacaciones de empleados?

Favorece el trabajo en equipo

Lograr un ambiente colaborativo también te ayudará a mejorar la productividad laboral de tu equipo. Compartir un proyecto o tarea aporta una visión más general de los procesos, crea lazos personales, mejora la comunicación interna, genera sentimientos de pertenencia y estimula la creatividad. En definitiva, un ambiente de trabajo positivo permite lograr más resultados, en menos tiempo y con menos esfuerzo.

Recuerda que gran parte de nuestro aprendizaje procede de lo que vemos o escuchamos de otras personas: además de mejorar el rendimiento de los empleados, el trabajo en equipo favorece y acelera la integración de los nuevos contratados.

Numerosas compañías están aplicando un método de aprendizaje conocido como job shadowing o “período de observación profesional”. Su funcionamiento es sencillo: cada nuevo empleado sigue durante un período de tiempo a uno de los responsables de su nueva empresa para observar cómo es la rutina de la misma e integrarse así más rápida y eficazmente en su nuevo equipo.

Mantén la comunicación

Mantener un buen flujo de comunicación -tanto a nivel interno como externo- es un factor imprescindible para coordinar proyectos, fomentar la colaboración entre distintos departamentos, promover el trabajo en equipo y atender a los clientes de forma satisfactoria.

Gracias a la tecnología puedes crear redes de comunicación interna más horizontales, directas y rápidas. Bizneo HR te ofrece una suite Core HR pensada justamente para facilitar el día a día de la gestión empresarial de equipos y mánagers. Con nuestro portal del empleado, la comunicación de todos con RR.HH. será más directa y transparente: cada empleado podrá solicitar vacaciones, actualizar sus datos, responder encuestas. Por su parte, el responsable de equipo desde el portal del mánager tendrá una forma sencilla de aprobar solicitudes, evaluar a su equipo o controlar los planes de formación.

Invierte en programas de bienestar

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al estrés laboral como “el resultado del desequilibrio entre las exigencias y presiones a las que se enfrenta el individuo por un lado y sus conocimientos y capacidades por otro”.

A nivel empresarial, el estrés puede llegar a repercutir gravemente en el rendimiento de tu organización. Saber cómo mantenerlo bajo control -o, mejor, cómo eliminarlo- es fundamental para prevenir las bajas e incrementar la productividad de tus empleados.

Para lograrlo deberás:

  • Medir el nivel de satisfacción de tus colaboradores. Las encuestas de satisfacción laboral te ayudarán a identificar y eliminar los riesgos presentes en tu entorno de trabajo.
  • Promover programas de mindfulness. Según un estudio llevado a cabo por Adecco, con la práctica de este peculiar tipo de meditación la productividad laboral incrementará en hasta un 20%.
  • Promover espacios de trabajo saludables. Es importante que la decoración, el mobiliario, la temperatura y la iluminación del puesto de trabajo favorezcan la concentración y la relajación.
  • Patrocinar el deporte. Un exceso de sedentarismo puede generar problemas de salud, tanto físicos como psicológicos. La implementación de programas de ejercicio físico te permitirá mejorar el bienestar de tus trabajadores y, por ende, su rendimiento.

Da la opción de hacer horarios flexibles

Los beneficios de la flexibilidad horaria son muchos, y todos repercuten en una subida de la productividad en el trabajo.

Entre los más destacados:

  • Aporta autonomía.
  • Aumenta la confianza entre la empresa y el trabajador.
  • Mejora la motivación y la satisfacción de los empleados.
  • Mejora la conciliación de la vida familiar y laboral.
  • Ayuda a reducir las diferencias entre hombres y mujeres.
  • Reduce el absentismo laboral.
  • Los empleados se sienten más comprometidos con la empresa.
  • Se reduce el tráfico en horas punta.

Permite el teletrabajo

Todas las ventajas que hemos destacado en el párrafo anterior también se aplican al llamado teletrabajo, una forma flexible de organización laboral que consiste en el desempeño de la actividad profesional en un lugar diferente a la oficina.

Al margen de todas las ventajas anteriormente descritas, el no tener que desplazarse y comer fuera de casa supondrá un ahorro considerable para tus trabajadores, hecho que influirá aún más en su productividad laboral.

Y tú, ¿qué estás haciendo para mejorar la productividad laboral de tus empleados?

2 comentarios

Dejar un comentario.