Inicio  ›  Actualidad laboral / Tendencias  ›  ¿Qué tramites deben realizarse con la finalización de contrato?
Actualidad laboral / Tendencias

¿Qué tramites deben realizarse con la finalización de contrato?

La finalización de contrato siempre llega acompañada de una serie de trámites que debes conocer.

La finalización de contrato puede darse lugar a muchas razones. Estamos hablando del cese de la relación laboral que, en cada caso, estará sujeta a una serie de condiciones.

Un vínculo cuya naturaleza puede deberse a factores como causas establecidas por el propio contrato, por la dimisión del empleado e incluso por otros motivos que componen un abanico algo más amplio y que determinarán un despido disciplinario, despidos colectivos, o un ERE. Entre otros. Analizamos cuáles son los trámites asociadas a ellos.

Finalización de contrato por despido 

Esta finalización de contrato tiene lugar cuando la empresa quiere frenar la actividad del empleado antes de que se haya cumplido la fecha de finalización del contrato temporal o incluso aún cumpliendo un contrato indefinido.

En el caso de encontrarnos en esta situación, la empresa deberá compensar al empleado con la liquidación, o pago de conceptos pendientes no asumidos hasta el momento del despido, además de un finiquito, documento que acredita el acuerdo de ambas partes respecto a la mencionada liquidación.

Finalización de contrato por causa establecida en el mismo

La finalización del contrato por causa establecida en el mismo es la finalización más pasiva de las tres. Tiene lugar cuando el empleado deja de prestar sus servicios por norma de un contrato finalizado cuya renovación no ha sido planteada u ofrecida por la empresa. En este caso, también debe emitirse la liquidación y el finiquito. Estamos hablando, por ejemplo, de:

  • Los contratos temporales o de obra y servicio: no existe indemnización tampoco.
  • Finalización del contrato por acuerdo mutuo: la compañía deberá pactar el finiquito y no pagará la indemnización.
  • Extinción del contrato durante el periodo de prueba: son muchos los contratos que tienen establecido un periodo de prueba. Lo habitual son seis meses en los contratos indefinidos. En este caso no se indemniza al trabajador. Tampoco hay necesidad de preaviso (por ninguna de las dos partes).
También puede interesarte:  Nace el nuevo software para control de horas y gestión de turnos Bizneo HR

En este caso la empresa deberá realizar los diferentes trámites por cese de contrato:

  • Certificado de empresa: certificado que permite al empleado acceder a la prestación por desempleo durante un tiempo determinado.

  • Solicitud de baja en la Seguridad Social: obligación por parte de la empresa de notificar a la Tesorería General de la Seguridad Social en los tres días naturales desde el cese de las actividades del empleado.

Finalización de contrato por baja voluntaria

La baja voluntaria supone una finalización de contrato derivada de la decisión del trabajador de no continuar en la empresa por diferentes motivos antes de la fecha de fin de contrato.

En este caso, la persona tiene derecho a recibir una liquidación y un finiquito en concepto de pagos no abonados aún. Sin embargo, rara vez el empleado puede ostentar el derecho a recibir prestación por desempleo salvo negociaciones con la propia empresa para que así sea.

Como puedes comprobar, son muchas las razones que pueden conducir a la finalización de un contrato, si bien todas ellas desembocan en tres procedimientos clave que deben ser ejecutados a fin de que cada una de las partes salgan ganando en la medida de lo posible.

En cualquier caso, el trabajador deberá respetar el preaviso acordado entre él y la empresa (habitualmente de 15 según el Estatuto General del Trabajador, salvo que el convenio indique lo contrario). Si no lo hace, la empresa podrá descontar los días que falten. La comunicación de baja voluntaria es responsabilidad del trabajador.

Finalización de contrato por modificaciones en las condiciones de trabajo

También puede ocurrir que la persona decida finalizar el contrato de trabajo por modificaciones sustanciales en las condiciones de trabajo o por movilidad geográfica. En estos casos el trabajador tiene derecho a rescindir el contrato y también a percibir una indemnización.

Dejar un comentario.