Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Interdisciplinariedad en la empresa
Gestión del talento

Interdisciplinariedad en la empresa

Interdisciplinariedad

La polivalencia es una cualidad especialmente deseable en cualquier profesional, especialmente en las pymes. Sin embargo, para aprovechar las ventajas de la interdisciplinariedad es necesario construir equipos de trabajo interdisciplinario eficientes.

La especialización laboral es una de las claves para ofrecer un mayor rendimiento y mejorar la productividad de la empresa. Sin embargo, no es menos cierto que cada vez más empresas optan por favorecer la interdisciplinariedad en su seno. ¿Por qué?

Qué es el trabajo interdisciplinario

La interdisciplinariedad es una cualidad profesional que permite que un mismo trabajador pueda desempeñarse con elevados niveles de solvencia en diferentes puestos de la empresa. Conocida también como trabajo interdisciplinario, esta filosofía ha estado presente en el mundo empresarial desde el primer tercio del S. XX, si bien la primera gran teorización al respecto llegó de la mano del sociólogo Louis Wirtz en 1937.

Generalmente, los empleados que forman parte de un equipo interdisciplinario suelen hacerse cargo de responsabilidades que mantienen ciertos puntos en común con sus tareas habituales. 

En este sentido, se busca optimizar al máximo los conocimientos y las habilidades de los trabajadores pero sin forzar la sustitución de unas destrezas por otras. Más bien se crea un enfoque integral común a diferentes secciones de la actividad de la empresa y se promueve la movilidad de los empleados dentro de la misma.

5 ventajas de la interdisciplinariedad en la empresa

La interdisciplinariedad puede verse como una filosofía de trabajo en la que todos los empleados están llamados a cumplir varias funciones según lo exijan las circunstancias. Más allá de los retos logísticos y organizativos que implica este modelo laboral, las empresas pueden salir directamente beneficiadas por varios motivos:

1. La interdisciplinariedad fomenta la creatividad

Un equipo interdisciplinario permite que afloren inteligencias muy dispares, de acuerdo con la teoría de las inteligencias múltiples que está adquiriendo una gran importancia en el ámbito educativo. 

Así, los trabajadores que colaboran de manera estrecha con compañeros que presentan un perfil profesional diferente, pueden complementarse a la hora de abordar la planificación de un proyecto. La creatividad se refuerza gracias a las aportaciones constructivas y dispares de los miembros del equipo.

2. Favorece un proceso de aprendizaje continuo

 Los trabajadores no dejan de estar especializados en un campo concreto pero aprenden a llevar estas competencias a otras parcelas de la actividad empresarial. Por ello, la interdisciplinariedad puede verse como una oportunidad para favorecer el aprendizaje continuo

Un proceso que es mucho más interactivo y dinámico que otras alternativas formativas y que puede arrojar resultados más significativos por cuanto el empleado aprende in situ. Eso sí, en ocasiones puede ser necesario recibir formación específica antes de asumir los nuevos roles (como veremos más adelante).

3. Contribuye a crear planes de carrera más efectivos

Crear un buen plan de carrera es muy relevante para retener a los mejores profesionales y conseguir que estos viertan todo su potencial en la empresa. La interdisciplinariedad puede verse como un banco de pruebas para comprobar cómo un mismo empleado reacciona en diferentes escenarios o situaciones. 

Con esta información, puede modificarse el rol del trabajador en la compañía para que desempeñe aquellas tareas en las que se ha mostrado más resolutivo o eficiente.

4. La interdisciplinariedad en la innovación

 Al igual que sucede con la creatividad y la originalidad, los empleados que colaboran de manera regular con compañeros procedentes de otros ámbitos de especialización están más abiertos a la innovación y a la búsqueda de nuevas y mejores soluciones

También puede interesarte:  Cómo despedir a un trabajador sin indemnización

Conviene añadir que la mayor motivación de los trabajadores también contribuye a crear un clima más receptivo hacia las ideas rompedoras o que suponen cambios significativos respecto a las metodologías y los criterios existentes.

5. Mayor integración de la diversidad

Al pasar por diferentes secciones de la empresa, los empleados desarrollan una mayor tolerancia hacia las diferencias. Esto resulta especialmente útil para integrar a los nuevos trabajadores, sobre todo aquellos que proceden de otros entornos laborales, culturales o, incluso, geográficos. 

La diversidad ya no es vista como un obstáculo sino como una oportunidad para aprender nuevas habilidades y descubrir visiones diferentes de un mismo asunto. En suma, una contribución de la empresa a la integración de la diversidad.

Claves de un equipo interdisciplinario de éxito

La metodología del trabajo interdisciplinario está mucho más presente en las compañías de lo que buena de parte de estas imaginan. Al fin y al cabo, siempre que un empleado puede ayudar en departamentos o proyectos ajenos a los que está adscrito, se le acaba invitando a hacerlo. 

No obstante, conviene seguir una estrategia debidamente estructurada para construir equipos interdisciplinarios eficientes y exitosos. Estas serían las claves a tener en cuenta:

Acertar en la elección del líder

El liderazgo es siempre necesario para el éxito de cualquier proyecto a largo plazo pero en el caso de los equipos interdisciplinarios su papel es mucho más sensible. Conviene optar por un estilo de liderazgo algo más flexible pero que, al mismo tiempo, consiga influir en perfiles profesionales muy diversos.

Establecimiento de objetivos realistas

No hay que confundir la interdisciplinariedad con la excelencia profesional. Es cierto que los trabajadores polivalentes pueden ofrecer un rendimiento significativamente mejor pero esto no significa que estén en disposición de alcanzar cualquier objetivo.

Hay que ser realistas –léase, prudentes- a la hora de fijar los objetivos para los equipos interdisciplinarios.

Disponer de la formación apropiada

Aunque el empleado desarrolle las habilidades necesarias para cumplir múltiples funciones dentro de la empresa, es posible que necesite recibir formación más específica para desenvolverse mejor en cada puesto. 

El software LMS Learning de Bizneo HR ofrece una amplia variedad de recursos para gestionar la formación de los empleados, promoviendo además que sean estos los que se responsabilicen de la misma. 

Título de la imagen

La empresa puede escoger las líneas formativas más interesantes en cada momento y supervisar el grado de cumplimiento de los objetivos de los cursos. Por norma general, esta herramienta permite mejorar los niveles de seguimiento y aprovechamiento de los planes formativos.

Comunicación y respeto

La comunicación es necesaria en cualquier equipo pero los que presentan un carácter más interdisciplinario requieren de una colaboración más estrecha.

Es posible que, en determinadas situaciones, los trabajadores tengan dudas sobre cómo proceder o necesiten conocer cuál es el estado del proyecto en otras secciones del mismo. 

Esta comunicación, fluida y regular, debe complementarse con el respeto por las opiniones ajenas y por el ámbito de especialización de cada miembro del equipo. Se trata de aplicar la máxima de que nadie es más que nadie.

Título de la imagen

Rotación frecuente pero eficiente

La lógica de un equipo interdisciplinario es que todos sus miembros están en disposición de poder asumir nuevos roles si así lo exige el buen funcionamiento del proyecto. 

Ahora bien, esto no significa que la rotación, que debería ser frecuente y ágil, sea la máxima prioridad del equipo.

El fin último de esta metodología es favorecer la consecución de los objetivos previstos, por lo que la rotación de la plantilla se subordinará a las necesidades del proyecto.

Correcta gestión del tiempo

Cuando se trabaja de manera interdisciplinar, se corre el riesgo de que los plazos para completar las diferentes fases de los proyectos se extiendan algo más de lo deseable.

Conviene ser cuidadosos en este apartado porque los retrasos en cualquier sección pueden entorpecer al resto, de ahí el interés de asegurarse de que todos los miembros del equipo están en condiciones de asumir las tareas asignadas.

Dejar un comentario.