Inicio  ›  Selección de talento  ›  Cómo evitar el Ghosting Laboral
Selección de talento

Cómo evitar el Ghosting Laboral

ghosting laboral

Durante los últimos años, cada vez son más los empleados que desaparecen de la noche a la mañana de nuestras empresas o procesos de selección. Lo primordial en estos casos es detectar las causas y establecer un protocolo de actuación que minimice los daños.

Heredado de la revolución digital, el término ghosting hace referencia a desaparecer de la vida de una persona sin dejar ninguna posible vía de contacto y sin previo aviso.

Así, aplicado al mundo laboral, la expresión ghosting laboral designa a aquellos empleados o candidatos que abandonan su puesto de trabajo o el proceso de selección de la noche a la mañana, es decir, sin previo aviso.

Qué es el ghosting laboral

Cabe destacar que lo más común es que el ghosting se produzca o bien durante el proceso de reclutamiento o durante los primeros días o semanas tras la incorporación del empleado a nuestra compañía, por lo que cuidar estas fases resultará básico a la hora de frenar esta práctica.

Este tipo de comportamiento se está haciendo cada vez más común en las empresas, que se ven obligadas a lidiar con las molestias e incertidumbre que se producen en los equipos.

Por ello, es importante conocer de cerca las causas y las soluciones que podemos tomar para hacer frente a este tipo de situaciones pues, siguiendo una serie de pautas podemos localizar y frenar el daño.

El coste del ghosting laboral

Aunque a muchos candidatos y empleados les parezca que el ghosting laboral es la solución más sencilla, lo cierto es que, en realidad están provocando una serie de complicaciones extra, tanto para la empresa reclutadora o contratadora como para ellos mismos como profesionales.

En primer lugar, la empresa tiene que hacer frente a una reestructuración del flujo de trabajo de la noche a la mañana, hasta que dé con el candidato oportuno para sustituir al trabajador que ha desertado.

Además, la finalización abrupta del contrato abre otras incógnitas, como puede ser la devolución del material que la empresa le haya propiciado al empleado, o los posibles conocimientos internos que el trabajador se lleve consigo.

Estos pueden ser desde contraseñas hasta procedimientos confidenciales que otros compañeros no dominan, lo cual entorpece el proceso de adaptación a la nueva situación.

Por otro lado, el propio trabajador se verá resentido por su comportamiento pues, el ghosting da una imagen poco profesional que provocará recelo en sus futuras empresas e, incluso, puede causar un veto por parte de los reclutadores para futuros procesos se selección.

5 causas del ghosting laboral

El primer paso para reducir las posibilidades de sufrir un ghosting es identificar correctamente las posibles causas de esta práctica:

   Escasa claridad en las ofertas de empleo

Como hemos visto, la deserción de empleados se produce fundamentalmente durante el proceso de selección.

Una de las causas más comunes es publicar una oferta laboral ambigua o con escasas especificaciones sobre las funciones a desempeñar o las retribuciones del puesto.

Por ello, a medida que el proceso va desvelando los pormenores de nuestra vacante, muchos candidatos reevalúan la oferta y deciden abandonar el proceso antes de que este finalice.

Días de prueba

Otro de los momentos críticos se produce durante los primeros momentos del empleado en nuestra empresa. Es común encontrarse con que la empresa quiere ver como la nueva incorporación se desenvuelve en el entorno laboral para, a partir de aquí, tramitar el contrato.

Esto es un gran error ya que la falta de un vínculo legal puede facilitar que el candidato se decante por hacernos ghosting.

Exceso de tareas antes de empezar, causa del ghosting

Una de las razones detrás del ghosting laboral es que muchas empresas asignan ciertas tareas al nuevo empleado antes siquiera de que este se haya incorporado a su nuevo puesto de trabajo.

También puede interesarte:  Contratación de personal, consejos para un proceso exitoso

Dicha práctica puede generar estrés laboral y ansiedad en el candidato ya que puede sentir que la carga laboral es demasiado alta, lo que puede derivar en un abandono repentino.

Falta de vínculo emocional entre el trabajador y la compañía

Habitualmente, una vez concluido el proceso de selección, la empresa no muestra mayor interés por el nuevo empleado, provocando que este no se sienta parte del equipo y que no llegue a interiorizar los valores de la compañía.

Sentirse desconectado emocionalmente de la empresa hará que el trabajador se replantee su decisión sobre aceptar o no el puesto. Esto puede derivar en ghosting laboral.

Miedo a los superiores

Un amplio número de los empleados que desaparecen sin dejar rastro lo hacen porque les atemoriza enfrentarse a sus jefes y decirles cara a cara que desean renunciar a su puesto de trabajo.

De hecho, en Japón, donde está especialmente mal visto dimitir, existen empresas que llevan a cabo todas las gestiones para que el trabajador no tenga que hacerlo personalmente. 

Cómo evitar el ghosting laboral

Una vez identificadas las causas más comunes del ghosting, podemos tomar una serie de medidas para reducir, en la medida de lo posible, esta práctica en nuestra compañía.

Redactar correctamente la oferta para evitar el ghosting laboral

Para evitar el abandono durante el proceso de selección deberemos publicar una oferta de empleo clara y detallada, que evite posibles sorpresas. Es importante también asegurarnos de tener varios medios de contacto con el candidato, así como conseguir referencias de terceros, siempre y cuando sea posible.

Cuidar la comunicación con el candidato y mejorar la criba

Asimismo, contar con un sistema de cribado rápido así como de herramientas que nos permitan comunicarnos con los candidatos durante todo el proceso será fundamental.

Estamos hablando de las comunicaciones o correos electrónicos que le informan de en qué fase del proceso se encuentra su candidatura. Automatizar este tipo de publicaciones así como filtrar candidatos y currículums por killer questions y categorías es una de las grandes virtudes del ATS de Bizneo HR.

Además, la plataforma evita candidaturas duplicadas y permite publicar la oferta en más de 80 fuentes de reclutamiento distintas al mismo tiempo.

Título de la imagen

Formalizar el contrato en los tiempos adecuados

Otro importante cambio que debemos aplicar a nuestro procedimiento es llevar a cabo una formalización de contrato desde el primer momento de la incorporación del empleado. De esta forma, nos aseguramos de, al menos, contar con un documento que nos vincula legalmente con el trabajador.

Favorecer la incorporación e integración del candidato

Una vez incorporado el candidato, debemos asegurarnos de que el empleado se siente seguro en nuestra compañía, tanto a nivel económico como emocional. De lo contrario, el trabajador se sentirá mal retribuido y empezará a valorar la opción de abandonar su puesto de forma permanente.

Será imprescindible ofrecer un onboarding adecuado así como contar con un plan de acogida de nuevos empleados ajustado a las necesidades de la empresa y de los talentos que se incorporen a nuestras filas

Cómo reaccionar al ghosting laboral

A pesar de tomar las medidas necesarias para prevenir el ghosting laboral, es imposible evitarlo al 100%. Por ello, resulta útil aprender a lidiar con él para saber hacer frente a estas situaciones inesperadas de manera eficiente.

Para ello, debemos valorar y poner en escala la pérdida. Hay que tener en cuenta que un empleado que se desvanece de forma espontánea claramente no sentía ningún afecto por nuestra compañía, por lo tanto, a largo plazo, la relación tendería a debilitarse y, de una forma u otra, nos veríamos ante el escenario de tener que finalizar el contrato laboral con este sujeto.

A continuación, debemos ponernos en el lugar del empleado e intentar detectar las causas de su deserción. Podría tratarse de problemas personales o de salud, e incluso podría haberlo alentado algún conflicto laboral.  Detectar las causas puede facilitarnos la tarea de detección y prevención de otros posibles casos de ghosting.

Por último, a pesar de la problemática que un abandono repentino nos puede causar, es fundamental mantener la calma e intentar minimizar el sentimiento de enfado pues, debemos mostrarnos positivos y resolutivos ante nuestro equipo. Mantener la cabeza fría e intentar solucionar el imprevisto es mucho más importante que alimentar la decepción e ira que nos provoque la situación. 


Dejar un comentario.