Home  ›  Gestión de Personal  ›  Modelo de contrato de confidencialidad | Cuándo y por qué firmarlo
Gestión de Personal

Modelo de contrato de confidencialidad | Cuándo y por qué firmarlo

Para qué sirve un contrato de confidencialidad

Protege el futuro de tu empresa con un contrato de confidencialidad. Evita daños económicos y de reputación con este documento legal.

El contrato de confidencialidad es una herramienta que una empresa siempre debe tener en cuenta para salvaguardar sus intereses. Un documento legal para proteger información sensible y que no caiga en manos de la competencia, lo que podría suponer pérdidas económicas o una crisis de reputación. 

Sin embargo, muchas organizaciones empresariales no tienen en cuenta la importancia de firmar acuerdos de confidencialidad con sus empleados ni cómo puede afectarles no disponer de un modelo de contrato de confidencialidad. 

Qué es un contrato de confidencialidad o acuerdo de confidencialidad

Un contrato de confidencialidad es un documento legal para proteger la información sensible de una empresa y que no sea revelada a terceros. El acuerdo de confidencialidad lo pueden suscribir dos o más empresas o bien se puede suscribir entre empresa y empleado. 

En definitiva se trata de que las partes que hayan suscrito este contrato lleguen a un acuerdo de confidencialidad y se comprometan a no difundir aspectos de una determinada negociación o procesos internos de una empresa que podrían favorecer a la competencia y producir un grave daño tanto económico como de reputación. 

El contrato de confidencialidad puede contener numerosos puntos si ambas partes están de acuerdo.  Al firmar este contrato se obtiene la confianza para poder compartir información de forma segura, ya sea entre empresas, entre empresa y empleado, clientes o proveedores.  

Lo que se demanda de las partes es discreción. 

Cómo elaborar un reglamento interno de trabajo
¿Qué factores debemos tener en cuenta a la hora de elaborarlo?

Cuándo y por qué firmar un contrato de confidencialidad

Se debe firmar un contrato de confidencialidad siempre y cuando un determinado asunto o tema requiera discreción y que una de las partes pueda utilizar la información para beneficio propio. 

Es conveniente firmar una carta de compromiso de confidencialidad cuando vayamos a establecer algún tipo de acuerdo de confidencialidad con un socio estratégico con el que se va a compartir información sensible sobre el modelo de negocio y sobre los procesos de producción. 

También se ha de respetar  el contrato de confidencialidad cuando se deban compartir por motivos empresariales todo tipo de datos financieros.

Así afecta la Ley de Protección de Datos a Recursos Humanos
Cómo cumplir con la RGPD.

Contrato entre empresa y empleado

Todos estos mismos puntos que acabamos de mencionar se pueden aplicar en la relación entre el empleado y la empresa. Es muy importante que el trabajador firme una carta de confidencialidad para empleados con el objetivo de que no revele a personal ajeno a la firma datos que podrían perjudicar el desarrollo organizacional

También puede interesarte:  Recursos Humanos y Responsabilidad Social Corporativa

La lista de temas sujetos a un acuerdo de confidencialidad puede ser muy larga. De hecho, es un contrato de confidencialidad entre dos partes que puede tener muchas aristas, dependiendo de la complejidad de las negociaciones o el sector industrial. Entre las más comunes están:

  • Los modelos o planes de negocio
  • La protección de una determinada idea que tiene visos de convertirse en actividad
  • Los datos económicos y financieros
  • La privacidad de los clientes
  • Datos sobre la tecnología que desarrolla una determinada firma
  • Marcas y patentes

El contrato de confidencialidad debe proteger un determinado tipo de información. Pero en estos acuerdos de confidencialidad se pueden establecer cláusulas que tienen como objetivo proteger a la persona que ha recibido dicha información

¿Qué queremos decir con esto? Que la persona que ha suscrito el contrato de confidencialidad puede haber obtenido la información a través de otras fuentes y por tanto no estar obligado a mantener la confidencialidad. 

Contenido del acuerdo de confidencialidad o NDA

Aunque existen cartas de confidencialidad pre establecidas, estamos hablando de un contrato de confidencialidad para empleados que puede tener múltiples variantes. De todas formas, todo contrato debería tener un mínimo de cláusulas:

  1. Los firmantes, es decir, las personas, empresas o instituciones que se comprometen a guardar el acuerdo de cconfidencialidad.
  2. Duración, el tiempo en que estará en vigor este contrato o formato de confidencialidadcontrato. El tiempo será siempre consensuado entre las partes.
  3. La información a proteger. En este apartado se reflejarán los asuntos sobre los que las partes deciden guardar secreto y no difundir a terceras personas la información sensible.
  4. Incumplimentos y sanciones. Es muy habitual el establecer qué sanciones tendrán las partes en caso de revelar la información que ambas partes han decidido proteger. Las sanciones deben ser proporcionales a los daños y perjuicios que podría ocasionar la revelación de información.
  5. Firmas. El modelo de carta de confidencialidad para empleados debe ser firmado por las partes. 
Tipos de faltas en el trabajo
Cada tipo de falta cuenta con una sanción y consecuencias distintas.

Ejemplo de un contrato de confidencialidad

El contrato de confidencialidad es un documento abierto donde se pueden incluir múltiples variables. 

No obstante, las empresas pueden contar con un modelo de carta de confidencialidad para empleados que pueden constituir un punto de partida para elaborar documentos más completos. 

Si tu empresa necesita un ejemplo de contrato de confidencialidad lo puedes descargar AQUÍ. 

Carta de confidencialidad

Este modelo de carta de confidencialidad para empleados te puede resultar muy útil para salvaguardar los intereses de tu empresa. Un documento que puedes guardar en tu software de gestión documental. Una plataforma en la que almacenarás todos los documentos que necesitan tus trabajadores en un mismo lugar y alcance en pocos segundos gracias a un buscador documental avanzado. 

Además, un sistema de gestión documental facilita la firma de contratos y la distribución de documentos corporativos. Por último, garantiza contar con un repositorio actualizado, seguro y fácil de controlar (cumple con la RGPD).

Software de Gestión Documental

Dejar un comentario

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]