Inicio  ›  Gestión de Personal  ›  Concatenación de contratos
Gestión de Personal

Concatenación de contratos

Concatenación de contratos

La legislación establece los contratos temporales como una fórmula de contratación válida que nunca debe sustituir al un trabajar indefinido. ¿Cómo saber si tu contrato temporal cumple con la legislación? ¿Qué penalización tiene la concatenación de contratos temporales?

La concatenación de contratos consiste en el encadenamiento de varios contratos temporales, uno tras otro, para un mismo sujeto, de forma que la empresa evita efectuar un contrato indefinido. 

Este tipo de contratación se puede dar siempre y cuando se mueva dentro de los límites que establece la ley, tal y como aparecen descritos en el Estatuto de los Trabajadores

Aunque la práctica sea legal, debemos usarla con moderación pues la temporalidad es uno de los grandes males del mercado laboral español desde hace algunos años. 

Los peligros de la concatenación de contratos laborales en España

En un primer momento, puede parecer que la concatenación de contratos puede ser una opción viable para ambas partes, pero lo cierto es que la popularidad de esta práctica ha provocado un gran deterioro en el mercado de empleo de nuestro país.

Tanto es así, que durante el año 2018 tuvieron lugar 16.403.500 contratos laborales temporales, frente a un total de 18.030.900 contratos efectuados en el mismo año.

Es decir, la inmensa mayoría de nuevas contrataciones que se producen en España están hechas mediante contratos temporales que, en principio; son una modalidad de contratación que deben usar las empresas cuando necesitan algún extra en temporadas de grandes cargas de trabajo.

También está estipulada esta modalidad de contrato para cubrir una vacante reservada a otro trabajador que, durante algún tiempo, no puede ejercer su trabajo.

Aunque la legislación prevé el contrato temporal como una solución para un determinado periodo de tiempo, las empresas han utilizado estrategias fraudulentas para perjudicar a los trabajadores.

Consecuencias legales de la concatenación de contratos

Es en el Estatuto de los Trabajadores donde encontraremos la legislación concerniente a los contratos temporales. El artículo 13 de dicho Estatuto define los límites de la contratación temporal.

En el artículo 15.3 del Estatuto de los Trabajadores deja claro que “se presumirán por tiempo indefinido los contratos temporales celebrados en fraude de ley”.

Es decir, cuando un trabajador contratado de forma temporal a modo de fraude decide impugnar su despido y alega una concatenación de contratos fraudulentos.

La más inmediata consecuencia es que el trabajador temporal pasa a convertirse en un trabajador indefinido, por lo que el despido debe celebrarse como tal.

La indemnización por despido debe ascender al equivalente si todo el tiempo trabajado mediante contratos temporales se hubiera efectuado bajo un contrato a término indefinido.

También puede interesarte:  Cómo elaborar un reglamento interno de trabajo

Concatenación de contratos: cuando NO está justificada

Para que un contrato temporal tenga validez legal y no pueda ser acusado de fraude, debe haber una causa que justifique la temporalidad del mismo.

Por lo tanto, en los siguientes supuestos, no podremos aplicar una concatenación de contratos temporales, sino que debemos adherirnos a otras fórmulas o tipos de contratación.

Contrato por obra y servicio

Este tipo de contrato se efectúa cuando el trabajador se incorpora con la finalidad de llevar a cabo una obra o servicio determinado. El trabajador debe tener la autonomía suficiente como para llevar a cabo su labor dentro de la empresa. El tiempo que durará la ejecución de dicha manera, aunque limitada, no tiene por qué quedar definida desde el inicio del contrato.

Este tipo de contrato no está justificado si en el documento no especificamos claramente para qué obra o servicio se requieren el trabajo del sujeto, ya que este es el ciertamente el origen de la relación laboral.

Contrato eventual por acumulación de tareas o exceso de pedidos

Se da cuando, por una determinada causa puntual, una empresa precisa ampliar su plantilla para hacer frente a un nivel de demanda más alto que el habitual.

Para poder dotar a este tipo de contrato de validez, se deben especificar las circunstancias concretas del mercado que hacen necesaria la incorporación de trabajadores temporales en nuestra compañía.

Contrato de interinidad

Estos contratos se pueden aplicar legalmente cuando un trabajador ejerce su derecho a, durante una determinada temporada, ausentarse de su puesto de trabajo y pedir que lo reserven.

Es decir, que para poder hacer efectivo un contrato de interinidad, primero debemos justificar la ausencia del primer trabajador y su derecho a reserva de plaza para así poder incorporar a un trabajador temporal que ocupe su lugar hasta que este regrese a la empresa.  

Concatenaciones de contratos fraudulentas: ¿de quién es la responsabilidad?

Si en tu empresa se produce una denuncia por contratación temporal fraudulenta, debes saber que el total de la responsabilidad recae sobre el empresario pues la ley, como en todos los supuestos, ampara al más débil; que en este caso es el trabajador.

Para evitar este tipo de problemas es recomendable contar con un software de estión documental (DMS) como el de Bizneo HR.

Con él podrás crear un repositorio de documentos centralizado donde almacenar y consultar toda la información en la nube, es decir; es accesible desde cualquier lugar. 

Gestion documental

Sus principales ventajas son:

  • Agilización de la búsqueda de documentos relacionados con los empleados.
  • Reducción de costes derivados de un ahorro en tiempo, espacio físico, etc..
  • Acceso las 24h del día desde cualquier dispositivo a la documentación de tus empleados.
  • Volcado de documentos en segundos, de forma sencilla e intuitiva.
  • Incorporación de nuevos ficheros al contratar empleados con el mínimo esfuerzo.

Dejar un comentario

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]