Inicio  ›  Reclutamiento y Selección  ›  Cómo atraer talento a través de las redes sociales
Reclutamiento y Selección

Cómo atraer talento a través de las redes sociales

Social recruiting

El Social Recruiting brinda la oportunidad a las empresas de atraer y encontrar a los mejores talentos con las redes sociales. Hacerlo conlleva múltiples ventajas.

El reclutamiento de trabajadores y los procesos para atraer a los mejores candidatos han cambiado drásticamente en los últimos años con la irrupción de las nuevas tecnologías. El Social Recruiting toma protagonismo a la hora de seleccionar personal. Se trata del método ideal tanto para encontrar talento diferencial, como para dar visibilidad a la oferta de empleo.

Sin embargo, todavía existen dudas sobre si merece la pena invertir tiempo en aprender a gestionar las RRSS para encontrar empleados. Resolvemos tus inquietudes y te demostramos que el Social Recruiting o reclutamiento social es fundamental para cualquier departamento de RR.HH.

¿Qué es el Social Recruiting o reclutamiento social?

El Social Recruiting es una estrategia para buscar, atraer y contratar talento mediante las ventajas que brindan las redes sociales. La particularidad de este reclutamiento social respecto de otros métodos es que se obtienen candidatos activos y pasivos. 

Esto quiere decir que no solo obtendremos candidatos al colgar la oferta de trabajo, sino que podremos ir más allá. Contar con una buena imagen de marca y unos valores con los que se nos identifique hará que nuevos candidatos nos contacten de manera espontánea –y activa–, independientemente de si hemos publicado una vacante o no.

¿Por qué hacer Social Recruiting?

Actualmente las empresas utilizan las redes sociales para promocionar sus productos y presentar su marca con el objetivo de crear un engagement no solo con sus clientes, sino también con sus potenciales candidatos. 

No hay departamento de recursos humanos que prescinda de las redes sociales para encontrar talento. Hacerlo es prácticamente inevitable, debido a que gran parte de la vida de las nuevas generaciones de trabajadores se encuentra en la red.

Si viven allí, hay que ir a buscarles para incorporarles a la empresa, o al menos tener las herramientas digitales que permitan encontrarlos. Ese es el principal pilar del Social Recruiting. Además, utilizando la gran cantidad de datos que se comparten por RRSS se obtienen candidatos más acordes a la política de la organización. Es decir, si ya la siguen en redes sociales, es probable que compartan o conozcan sus gustos, opiniones e ideales.

Por otra parte y respecto a la criba curricular, cuando los filtros de currículum, (estudios, trayectoria laboral y conocimientos) nos llevan a un empate técnico entre varios candidatos, las redes sociales ayudan a las empresas a obtener ese feeling con el futuro empleado. La publicación de determinados mensajes, actitudes y fotografías resultan de gran ayuda a la hora de estimar si estamos frente un futuro brand ambassador o todo lo contrario.

De la misma manera, los candidatos buscan y rastrean en internet a diario, es fundamental que las empresas tengan actualizadas sus ofertas, que estén cuidadas, que el perfil corporativo sea llamativo, que figure la mayor cantidad de datos posibles acerca del puesto (retribución, duración, funciones…). Esto favorecerá la adecuación de los candidatos.

¿En qué se diferencia el Social Recruiting con otros tipos de selecciones?

Las plataformas de búsqueda de empleo consiguen reclutar a los trabajadores que están solicitando empleo, sin embargo, el Social Recruiting va más allá. Logra contactar con candidatos que no están necesariamente buscando un nuevo empleo, pero podrían ser persuadidas a abandonar su puesto de trabajo si se presenta una oferta con un crecimiento profesional importante. 

Por no hablar de que obtiene a candidatos que contactan directamente con la empresa, es decir con candidatos con una actitud activa, iniciativa y que quieren trabajar con la marca. Y todo sin necesidad de colgar una oferta de trabajo.

Estrategias de reclutamiento por redes sociales

Los medios digitales cuentan con multitud de herramientas con las que llegan al mayor número de personas. Incluso permiten precisar que se encuadran dentro del perfil que necesita la entidad.

1. Construir una reputación online

 Que los usuarios conozcan a la empresa y deseen trabajar para ella es el objetivo más codicioso. Hay que ofrecer grandes beneficios y proyectos empresariales a los profesionales que nos ayuden a atraer el talento.

2. Usar contenidos visuales

El video es el formato con el que los usuarios de las redes sociales tienen más probabilidades de participar. Un formato que también utiliza el Social Recruiting.

La razón es que el cerebro humano es capaz de procesar la información visual 60.000 veces más rápido que el texto. La mezcla de mensajes no verbales, lenguaje corporal, sonido e imágenes genera un mensaje más completo con el que hacer entender al candidato cómo es la empresa y qué perfil se busca para el puesto solicitado.

3. Unirse a los grupos de LinkedIn y Facebook

Son comunidades especiales de sectores profesionales específicos donde se puede ver fácilmente quién son los influencers y los principales talentos que llevan la batuta de la conversación y de las opiniones interesantes. 

4. Compartir distintos recursos y contenidos de calidad

Un departamento de comunicación y marketing en búsqueda de tráfico para la web crea artículos, infografías, vídeos, recursos multimedia que puedan interesar a potenciales talentos. Por otra parte, si generamos contenido de calidad, nos convertiremos en unos referentes del sector y potenciaremos nuestra imagen de marca.

5. Publicidad en redes sociales

Las empresas pueden utilizar los anuncios digitales para segmentar el público potencial al que va dirigido el anuncio, por ejemplo una oferta de trabajo destinada al grupo que hemos escogido.

6. El reclutamiento social o Social Recruiting no es un proceso inmediato.

Como cualquier método en el que se busca calidad, lleva tiempo. Por no hablar de lo que puede tardar en posicionarse nuestra compañía como una marca empleadora de referencia. 

Sin embargo, gracias a la cantidad de datos que se obtienen de los candidatos en redes sociales, la estrategia de reclutamiento puede ser cubierta prácticamente a la perfección. Hasta que no se encuentre el candidato que cumpla con los requisitos seguirán entrando perfiles que analizar, que pueden ser fácilmente monitorizados con un ATS como el de Bizneo HR.

Este permite publicar en Twitter, LinkedIn y Facebook las ofertas de empleo; y adaptar las publicaciones a cada plataforma y perfil demandado. Entre otras muchas ventajas. La publicación, además, puede difundirse simultáneamente en hasta 80 fuentes distintas de reclutamiento.

Título de la imagen

Beneficios del Social Recruiting

Hemos hablado de distintas estrategias de Social Recruiting, pero realmente, ¿qué beneficios se consiguen con el reclutamiento social?

Comprobar cómo es la persona y no el trabajador

El comportamiento y perfil en internet es una muestra bastante fiel de cómo es una persona en la realidad. Las primeras impresiones funcionan y los gustos, opiniones que comparte una persona por RRSS y lo que dicen sobre él sus seguidores son factores que pueden ayudarle a ser escogido en un puesto o a descartarle definitivamente.

También puede interesarte:  Cómo aplicar el método Grönholm en la selección de personal

El reclutamiento por redes sociales actúa como sistema de verificación de lo que han señalado los candidatos en sus CVs, se confirman las referencias en su formación, sus antecedentes profesionales… Por tanto, no solo se recluta talento profesional, sino también personal.

Trabajadores como fuerza de reclutamiento social

Los propios empleados de la empresa pueden involucrarse en el proceso de selección y compartir y difundir que su empresa busca nuevos trabajadores gracias al Social Recruiting. Si al interesarse por un empleo, el candidato ve que el personal de la entidad la recomienda, sus ganas de incorporarse crecerán exponencialmente.

Que las publicaciones y contenido de la entidad tengan “likes” y recomendaciones de la plantilla, asimismo, hará crecer y mejorar la imagen de la marca. Algo que también repercutirá en los resultados de negocio. 

Actualización y sencillez

La empresa debe ser capaz de atraer a los candidatos con su perfil y una vez conseguido, estimular el feedback con los candidatos. Un perfil de red social corporativo que esté sin actualizar puede dar una sensación de estancamiento que puede causar dudas al solicitante de empleo, especialmente en puestos más cualificados. Asimismo, ofrecer una comunicación constante de cómo va el proceso de selección y decisión mejorará la tarea de reclutamiento.

Reclutamiento colaborativo

El reclutamiento a través de redes sociales o Social Recruiting no solo hace más fácil el proceso de contratación, sino que favorece a la inclusión y al bienestar de los equipos.

Por un lado, por lo que hemos comentado de que se puede rebuscar hasta el más mínimo detalle del candidato para ver si encaja con la filosofía y el carácter de los demás miembros de la empresa. 

Por otro, al disponer de tantos datos y herramientas digitales es posible tomar una decisión conjunta entre los distintos miembros de un departamento, eligiendo justo a la persona que mejor pueda desempeñar las funciones que se requieren.

A su vez, las redes sociales permiten un contacto continuo con el candidato durante el proceso y si va pasando etapas (se puede incluso automatizar), ir dándole comunicación para que se sienta cercano a la empresa y cuando esté en la última etapa antes de la contratación comenzar con más entrevistas con miembros del equipo para que vaya conociendo a la plantilla y cuando sea el momento de incorporarse no tenga esa lógica sensación de nerviosismo y vértigo de ir a un puesto de trabajo en el que no conoce a nadie y qué no sabe lo que le pedirán los primeros días. 

Reducción de costes 

Las estrategias de Social Recruiting prácticamente no tienen coste, salvo el salario del grupo humano que lleva a cabo la selección. Sin embargo, el ATS de Bizneo HR agiliza el proceso y reduce costes operativos, pues permite la publicación multicanal también en redes sociales.

Otro punto destacable es que, cuando conseguimos candidatos espontáneos a través del Social Recruiting, nos estamos ahorrando desde el principio muchísimo tiempo.

Desventajas del Social Recruiting

Encontramos cuatro desventajas, aunque en realidad, cuando las leáis, deduciréis que con un software de reclutamiento ATS en el que se procesen los datos se evitarán fácilmente.

No todo el mundo está en la red

 Aunque la tendencia de personas que están en las redes sociales va en aumento, siempre puede haber candidatos muy cualificados (especialmente adultos, con gran experiencia) que no tienen redes sociales. Por fortuna, el ATS de Bizneo HR permite publicar no solo en ellas, sino en otras muchas otras fuentes de reclutamiento.

Saturación de curriculums

La cantidad de solicitudes puede llegar a ser tan considerable que sobrepase lo esperado y sature al reclutador, disponiendo de muchos más perfiles profesionales de los que puede analizar. 

Por ello, es fundamental contar con un software con ATS como Bizneo HR, que sea capaz de conectarse automáticamente a las redes sociales y gestionar todo el talento existente en las plataformas de empleo y que después, unifique a los candidatos según los requisitos demandados.       

Bases de datos duplicadas

Hay que tener cuidado porque hay empresas que utilizan multitud de métodos de reclutamiento digitales o incluso otros sistemas más clásicos de selección y es posible que si no se tiene un software para procesarlo se dupliquen mismas candidaturas, ralentizando el proceso. El ATS de Bizneo HR, a diferencia de otros software del mercado, evita estas duplicidades.

Envíos de CVs inadecuados para el puesto

Las plataformas de empleo que existen en internet son infinitas. Cuando una persona está en búsqueda activa de trabajo no puede abarcar todas las ofertas que hay, por lo que puede enviar “a lo loco” CVs y cartas de presentación con la intención de llegar a cuantas más empresas posibles.

Sin embargo, esto puede provocar que lleguen candidaturas que no se corresponden con lo exigido, ya que no se han leído todos los requisitos solicitados.

Caso práctico: cómo hacer reclutamiento social

Hay multitud de plataformas para hacer reclutamiento social. Sin embargo primero hay que conocer sus cualidades y diferencias para saber cuál utilizar. 

Twitter

Al usar hashtags permite al demandante buscar ofertas utilizando palabras clave y ver los hilos y tweets que cuentan con esas ofertas de trabajo.

Caso práctico: Lanzar una campaña creativa con un eslogan muy llamativo o pegadizo y utilizarlo como hashtag

  • Un ejemplo reciente fue cuando Ron Barceló buscaba nuevo Community Manager y creó el hashtag #buscandoaroni y el eslogan “A Roni muerto, Roni puesto”.

El hashtag fue un éxito y llegó a todo el mundo que podía estar interesado en entrar en la empresa. 

 Facebook

Gracias a la mayor extensión de contenido que ofrece Facebook, permite mostrar más datos: la filosofía corporativa y lo que se requiere para el puesto –la empresa– y llevarse una primera impresión de cómo es el candidato –gracias a los gustos y opiniones que comparte–.

  • Caso práctico: Un ejemplo en Facebook podría ser que el Community Manager de una empresa importante cuelgue fotos del último teambuilding en la naturaleza (la plantilla riendo y fortaleciendo la relación mientras hacen escalada). 

Es factible que a muchos usuarios les parezca llamativa la publicación y el siguiente paso sea interesarse más por la corporación, ver cómo trabajan, qué productos tiene y que terminen llegando a la página web donde se integra la oferta de empleo gracias a Bizneo HR, con que alguno envíe su CV el proceso, se habría completado.

Muchas empresas crean campañas en las que piden a los candidatos que suban contenido mostrando ciertas habilidades y capacidades, comprueban su nivel y luego se ponen en contacto con ellos.

  • Caso práctico: El programa de televisión Operación Triunfo creó una campaña en la que cualquier cantante que quisiese participar solo tenía que grabarse en vídeo y colgarlo en Facebook y los que más me gustas/votos obtuviesen pasaban directamente a los castings finales. 

LinkedIn

Linkedin es la red más profesional y más usada para hacer Social Recruiting, tiene una interfaz muy adecuada para la búsqueda de empleo, con la posibilidad de añadir formación, carrera profesional, capacidades y documentos que lo confirmen. 

  • El reclutamiento en esta red social sería el más formal y el más enfocado a perfiles técnicos con mayor formación.

Además, si se cuenta con un software que procese el reclutamiento social como el de Bizneo HR la capacidad de monitorizar todos los datos y de elegir al mejor candidato crecerá exponencialmente. 

Nuestro ATS permite colgar las ofertas automáticamente, evitando considerablemente las tareas manuales y repetitivas, se conseguirá reclutar todos los perfiles en una sola interfaz, en la que están presentes todos los datos y variables que necesitamos y hayamos elegido para recoger solo las candidaturas más precisas.

Social Recruiting con Bizneo HR

Con el software de recruiting de Bizneo HR obtendrás una gestión de portales de empleo premium, redes sociales, universidades y otras fuentes desde un mismo sitio. Te permitirá automatizar los procesos de reclutamiento y selección de personal, ahorrando tiempo, evitando cv duplicados y monitorizando el ROI de todos los canales desde un único lugar, el ATS.

  • Genera una base de datos de talento actualizada.
  • Elimina la dispersión y riesgo de pérdida de información.
  • Aumenta el alcance gracias al multiposting.
  • Interfaz intuitiva y visual para analizar y contactar a los candidatos.



Dejar un comentario.

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]