Inicio  ›  Selección de talento  ›  5 políticas de integración laboral
Selección de talento

5 políticas de integración laboral

integración laboral

La integración laboral fomenta valores clave para el crecimiento de toda organización y genera una imagen positiva al exterior.

La integración laboral fomenta grupos de trabajo inclusivos en los que las personas son valoradas por sus conocimientos y respetadas más allá de condición física y preferencias.

El capital humano de una empresa es uno de sus principales bastiones. Es clave conformar una base rica y diversa que favorezca la dinámica laboral y el crecimiento de sus empleados, teniendo en cuenta colectivos o profesionales que puedan estar marginados dentro del sistema social.

Las políticas de inclusión laboral no solo son un requisito legal a cumplir sino una oportunidad de crear una atmósfera laboral amplia y variada que derive en crecimiento personal y profesional.

¿Qué es la integración laboral?

La integración laboral es la inclusión de distintos colectivos que puedan estar o estén en riesgo de exclusión socio-laboral.

Fomentar las políticas de integración en grupos de trabajo diversos e inclusivos favorece las dinámicas de trabajo y repercute positivamente en el desarrollo personal de la plantilla.

La integración laboral debe ser uno de los principales objetivos del departamento de Recursos Humanos porque ofrece múltiples beneficios, además de ser un factor legal que deberemos cumplir.

La finalidad de la inclusión y de las políticas de integración es garantizar la igualdad de oportunidades, el acceso al mercado de trabajo para los distintos sectores que se consideren en riesgo de exclusión socio-laboral e incentivar el respeto a la diversidad.

Ventajas de la integración laboral

Se estima que en España hay al menos 1.800.000 personas con discapacidad en edad laboral. Del total, 1 de cada 4 cuatro está trabajando y el 70% lo hace dentro de un ambiente laboral no inclusivo.

Este total de trabajadores es una cantidad significativa y solo representa a una de las comunidades que puede verse afectada si no se cumplen adecuadamente las políticas de integración laboral.

Hay una serie de motivos que se deben considerar en el abordaje de la integración laboral. Son cinco.

1. Pocas dificultades de adaptación

De acuerdo con Jóvenes, discapacidad y empleo, una radiografía para reflexión y acción, se estima que durante el fomento de la integración laboral solo un 10% de los casos presentó dificultades para adaptarse a su nuevo puesto y solo el 8%, dentro de las personas con algún tipo de discapacidad presentó algún inconveniente de productividad inicial.

Esto quiere decir que la mayoría de los contratados cumple con sus funciones, el nivel de exigencia y la productividad laboral.

2. Compromiso gracias a la integración laboral

Los empleados con capacidades diferentes suelen tener buena disposición al trabajo, constante motivación por lograr los resultados y contribuir al ambiente laboral. Son personas reconocidas por la riqueza de su personalidad, un aspecto que nutre los grupos de trabajo.

3. Beneficios organizacionales

La integración laboral impulsa valores como la solidaridad, diversidad, el respeto, la pluralidad y el compromiso en la atmósfera profesional.

Además de los beneficios que trae a la dinámica de trabajo, se estima que el 93% de los consumidores tienden a preferir comprar en las empresas con responsabilidad social corporativa.

4. Mejora el ambiente laboral

Los valores mencionados impactan favorablemente en el clima laboral. Los profesionales con capacidades diferentes aportan tolerancia y también propician la inspiración, esfuerzo y compromiso en sus compañeros.

También puede interesarte:  Los últimos consejos para atraer talento a nuestra empresa

5. Incentivos y bonificaciones

La aplicación de políticas de integración laboral habilita algunas bonificaciones económicas para las empresas. Estos incentivos dependen de distintas variables relacionadas con las personas con discapacidad que hayan sido contratadas. Además de sumar todos los valores mencionados antes.

¿Qué dice la ley sobre la integración laboral?

Las acciones y políticas de integración laboral se encuentran amparadas en la Ley de la Integración Social de Personas con Discapacidad.

Con base en esta normativa, las empresas están obligadas a reservar el 2% de su plantilla a personas con alguna clase de discapacidad si la empresa tiene cincuenta o más empleados.

En caso de que no cumpla con estos aspectos, la ley establece un período excepcional y transitorio para que la organización pueda acogerse  a “medidas alternativas” de integración, hasta lograr la contratación directa de personas con discapacidad.

¿En qué consiste la excepcionalidad de la integración laboral?

Si la empresa no puede aplicar las medidas de integración laboral, debe poseer un Certificado de Excepcionalidad emitido por el Servicio de Empleo competente según el caso. Hay dos casos que se consideran para expedirla.

  1. Al existir imposibilidad de cobertura de la oferta de empleo por trabajadores con discapacidad.
  2. Cuando se argumenten dificultades para incorporar trabajadores con alguna discapacidad.

Medidas alternativas de integración laboral

Lo anterior habilita la activación de las “medidas alternativas” vinculadas con la integración laboral.

Estas se encuentran reconocidas legalmente según el Real Decreto 364/2005 y son tres:

  1. Elaboración de contratos de prestación de servicios o compra de bienes con Centros Especiales de Empleo o un profesional independiente con discapacidad.
  2. Donaciones o patrocinio monetario a fundaciones o asociaciones de utilidad pública con fines sociales.
  3. Establecimiento de enclaves laborales con Centros Especiales de Empleo.

¿Cómo mejorar la integración laboral de tu empresa?

Uno de los objetivos del departamento de Recursos de Humanos es conformar, a través de la integración laboral, un equipo de trabajo inclusivo en el que los empleados sean reconocidos por sus aptitudes labores y por su perfil personal sin que cualquier tipo de prejuicio influya.

Construir una atmósfera adecuada para la integración laboral depende de tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

1. Despejar mitos y dudas sobre la discapacidad en la organización

Es necesario evaluar cuál es la relación de los empleados con el término discapacidad. Conocer esto permite aproximarse a la relación del grupo de trabajo con esta área.

Esa evaluación determinará si es necesario tomar alguna medida además de la incorporación de uno o varios empleados con alguna discapacidad. La información y la conversación al respecto son importantes.

2. ¿Qué es la inclusión laboral y cuál es la mejor manera de abordarla?

Por obvio que parezca, la inclusión laboral es un aspecto complejo que involucra distintos factores. Por eso se recomienda que, al momento de estudiarla y aplicarla, se consulte con instituciones y Organizaciones No Gubernamentales.

Estas organizaciones están especializadas en el área y pueden orientar en las distintas situaciones.

3. Comunicación

Explicar los beneficios de la integración laboral, la manera en la que la empresa lo desarrolla y por qué lo hace ayuda a fomentar la conciencia y, sobre todo, la participación de todo el equipo de trabajo. Informar y comunicar de manera efectiva estos procedimientos y el impacto que tienen para la empresa y sus profesionales favorece su implementación.

5 políticas de integración laboral clave para triunfar

Al momento de seleccionar personal también es necesario tener en cuenta políticas de integración como:

No tener prejuicios ni estereotipos

Los profesionales valen por sus aptitudes profesionales y actitudes personales, no por su condición, género o capacidades físicas, a menos que estas les impidan, realmente, desarrollar sus tareas; de otra forma, no deben tenerse en cuenta.

Objetividad, clave de la integración laboral

Establecer una búsqueda laboral precisa, enfocada en las carencias que tenga la organización sin reparar en otros aspectos, facilita la selección con base en criterios inclusivos.

Cultura de igualdad

Contratar profesionales que crean en la integración laboral es una de las mejores políticas. La persona impacta tanto por su rendimiento como por su capacidad de influir en otros en relación con la integración laboral.

Inclusión y participación

La inclusión laboral se fomenta y mejora cuando las personas contratadas pueden aportar y expresar sus ideas. Esa valoración mejora su compromiso y ayuda a que se le reconozca dentro de la estructura organizacional a partir de sus aptitudes profesionales.

Gestión social para la integración laboral

El impacto de las políticas de inclusión laboral repercute positivamente dentro de la empresa y también contribuye a mejorar la imagen de la organización.

Por eso es importante difundir sus políticas de integración laboral para generar conciencia a sus consumidores o clientes objetivos.

Dejar un comentario.