Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Cómo escribir una carta de recomendación laboral a un extrabajador
Gestión del talento

Cómo escribir una carta de recomendación laboral a un extrabajador

carta de recomendación laboral

Usar un lenguaje claro, conciso y fiel a la verdad es clave para escribir una carta de recomendación laboral efectiva.

En un proceso de reclutamiento y selección es habitual pedir una carta de recomendación laboral, es decir, referencias que sustenten el currículum. De esta manera, la empresa puede evitar pérdidas de tiempo innecesarias y ahorrarse más de un disgusto al contratar a un trabajador que no cumple con las habilidades, cualidades y competencias exigidas.

A su vez, contratar a un candidato erróneo puede provocar que prescindamos del candidato ideal.

Cómo saber si eres un buen referenciador

Saber si somos o no un buen referenciador para nuestros trabajadores es una cuestión que puede resultar ciertamente subjetiva. Sin embargo, existen ciertas variables a las que podemos prestar atención. Por ejemplo: 

  • La relación con el trabajador o ex-trabajador: una de las cuestiones que no puedes perder de vista es la relación con el trabajador que te está pidiendo la carta. ¿La razón? Que queremos evitar sesgos. Es decir, nuestra opinión debe ser lo más asertiva posible, y justa. Para conseguirlo podemos revisar los datos relacionados con el rendimiento y la productividad del empleado, su histórico de objetivos y progresos y similares.
  • El puesto que tienes: una buena carta de recomendación laboral debe estar escrita por el jefe o responsable a cuyo cargo ha estado el empleado. Si bien las recomendaciones de compañeros son útiles, estamos hablando de algo distinto. Esto se encuentra relacionado con la potestad del individuo para hacer la recomendación, con su autoridad y la fiabilidad de su criterio.
  • Tus propias capacidades 

Los elementos de la carta de recomendación laboral

Una buena carta de recomendación laboral debe contener los siguientes elementos:

Encabezado

En el encabezamiento pondremos a quién queremos dirigirnos. Lo habitual es utilizar una fórmula impersonal como “Estimados señores/as” o “A quien corresponda”.

Recomendador

Es decir, el nombre completo de la persona que escribe la carta, su cargo en la empresa y su relación laboral con el recomendado (si era su responsable, el dueño de la empresa o el jefe de equipo, por ejemplo).

Es aconsejable, además, incluir un email o un teléfono de contacto para que otra entidad pueda confirmar la información si lo desea de cara a un proceso de selección en el que participe nuestro ex-trabajador. El DNI del recomendador, si es posible, también debe aparecer.

Recomendado

Es la persona que solicitó la carta de recomendación. Tiene que aparecer su nombre, sus apellidos y cualquier otra información personal que consideremos relevante.

Duración de la relación laboral

Hay que incluir la fecha en la que se inició la trayectoria laboral con la empresa y el día en el que dejó de prestar sus servicios.

Referencia a las actitudes del empleado

En la carta de recomendación laboral deberemos mencionar dos o tres actitudes positivas destacables de su manera de trabajar. No conviene marcar más porque parecería exagerado y perdería fiabilidad.

Algunas de estas características son la puntualidad, la responsabilidad, la capacidad para trabajar en equipo, adaptación a los cambios, liderazgo y la creatividad. Son solo algunos ejemplos, pero debes ser lo más sincero posible.

Título de la imagen

Referencia al puesto que desempeñaba el trabajador

Aquí hay que describir qué cargo ocupaba dentro de la entidad y una breve descripción de las tareas más relevantes que realizaba.

Formación recibida en la empresa o planes de carrera

Explicar en qué cursos ha participado, el número de horas de cada uno de ellos y en qué consistía su contenido. En definitiva todo lo relacionado con su formación laboral..

También puede interesarte:  Evaluación por competencias: qué es y cómo aplicarla

Desarrollo del empleado en la empresa

Relacionado directamente con su crecimiento como profesional.

Frase de recomendación

De manera breve explicar por qué recomiendas a ese empleado para futuros proyectos.

Firma

El recomendador es quien tiene que firmar la carta de recomendación laboral porque se supone que es la persona que ha trabajado directamente con el empleado y quien más puede hablar sobre sus habilidades y competencias. Si es posible también puede firmar la carta el director de la empresa. Justo debajo de las rúbricas es fundamental poner el nombre y los apellidos de los firmantes.

Sellar el documento

El sello de la empresa no puede faltar en ninguna carta de recomendación laboral. También es recomendable que la carta de recomendación laboral esté impresa en un papel corporativo, con el logo de la entidad o similares.

Consejos para redactar la carta de recomendación laboral

Cuando redactamos una carta de recomendación para un empleado será de gran ayuda tener a mano el currículum de la persona recomendada para poder analizar las cualidades, aptitudes, funciones y tareas que queremos ensalzar. 

Respecto a estas segundas –las aptitudes– es recomendable referirse a cómo asumía el empleado las tareas asignadas.

En cuanto al lenguaje de la carta de recomendación laboral debe ser claro y conciso. La idea es sintetizar la información para que el futuro reclutador cuente con información relevante.

Para facilitar el proceso, un software de evaluaciones como el de Bizneo HR nos ayudará a definir rápidamente cuáles son las mejores cualidades y actitudes del recomendado. La plataforma permite evaluar al empleado durante su paso por la empresa, según su rendimiento con tareas y responsabilidades concretas.

Se trata de un software especialmente útil en el caso de grandes empresas con multitud de solicitudes de cartas de recomendación. También podremos acceder a informes específicos de la evolución del empleado, entre otras ventajas.

Título de la imagen

Estructura de la carta de recomendación

Toda carta de recomendación laboral debe estar estructurada en tres partes:

Encabezado

El título del documento; en este caso “Carta de recomendación”. Es recomendable que la tipografía y/o tamaño de la letra sea distinto al del resto del contenido de la carta de recomendación laboral.

Saludo

A continuación, aparecerá el saludo. Si la carta va dirigida a una empresa en concreto pondremos “Muy Sr./a. mío/a” y el nombre de la persona. Si es genérica para que le sirva en más ocasiones al extrabajador, el saludo puede hacerse con “A quien corresponda”.

Posteriormente nos presentamos personal y profesionalmente. Es decir, escribiremos nuestro nombre y apellidos, así como el cargo que ostentamos dentro de la empresa. Por ejemplo: “Yo, Juan Pérez López, jefe del departamento comercial de la empresa X, manifiesto a través de esta carta que…”

Texto principal

Esta parte conforma el grueso de la carta de recomendación laboral. Aquí presentamos al empleado, explicamos sus cualidades tanto personales como profesionales, decimos la antigüedad que tenía, narramos los puestos que ha ocupado en la compañía y cómo los ha desempeñado. Una vez explicados estos puntos recomendamos sus servicios.

Para redactar este texto principal es imprescindible que lo hagamos con un lenguaje claro, sencillo y sin caer en exageraciones que desacrediten la carta de referencia laboral.

Estos son algunos ejemplos de texto principal:

“El Sr. Ferrer ha desempeñado sus funciones como programador demostrando una buena capacidad de trabajo en equipo y con una gran profesionalidad”.

“Trabajar con la Sra. López fue muy positivo porque aportó soluciones muy efectivas en el proceso de cambio que está sufriendo el sector del automóvil. Su trabajo nos permitió ser reconocidos como la mejor empresa automovilística del 2019”.

“Por todo ello recomiendo a la Sra. López para desempeñar un puesto similar en su empresa”.

Despedida

Es la parte final del documento. Nos pondremos a disposición de la empresa que recibe la carta de recomendación laboral para responderle a cualquier duda que les haya surgido de cara a un proceso de selección. Por eso es importante que el referenciador incluya datos de contacto como el correo electrónico o un número de teléfono.

La despedida de una carta de recomendación laboral podría ser algo así:

“Sin más, estoy a su disposición para cualquier aclaración o información adicional que pueda necesitar”. Y debajo poner el email o el teléfono.

“Si requiere más información, póngase en contacto conmigo en el número de teléfono X”

Modelos de carta de recomendación laboral

Existen muchos ejemplos de carta de recomendación laboral. Os dejamos algunos:

Ejemplo de carta de recomendación laboral estándar

Carta de recomendación laboral 1

Modelo de carta de recomendación laboral formal

Carta de recomendación laboral 2

Ejemplo de carta de recomendación laboral cercana

Carta de recomendación 3

Dejar un comentario.