Home  ›  Reclutamiento y Selección  ›  Cómo aplicar las técnicas proyectivas en RR.HH
Reclutamiento y Selección

Cómo aplicar las técnicas proyectivas en RR.HH

Las técnicas proyectivas en RRHH

Conocer cómo encaja el candidato en nuestra plantilla a la hora de contratarlo puede ahorrar muchos problemas a la empresa. Las técnicas proyectivas acaban con la incertidumbre.

En cualquier proceso de selección, los responsables del área de Recursos Humanos se ven obligados a desplegar un amplio abanico de recursos para valorar debidamente a los candidatos. Una de las grandes incógnitas que surgen siempre es la de si el aspirante seleccionado rendirá al nivel deseado y encajará en la empresa. Una cuestión en la que las técnicas proyectivas pueden ser de gran ayuda.

Estas pruebas permiten evaluar aspectos de la personalidad del candidato que no suelen aflorar en las entrevistas convencionales. La principal ventaja de su uso es que anticipan reacciones negativas por parte del candidato cuando es sometido a diferentes estímulos.

Qué son las técnicas proyectivas

Las técnicas proyectivas son, en realidad, sencillos métodos de evaluación de los candidatos que exploran sus respuestas en diferentes escenarios. La clave de estas técnicas es que los usuarios evaluados ofrecen información de manera totalmente inconsciente, tal y como lo harían en un contexto laboral real.

Cada una de las pruebas proyectivas pone el acento en un apartado concreto de la personalidad, siendo útil la combinación de varios métodos.

En líneas generales, las técnicas proyectivas suelen agruparse en cuatro grandes tipos (si bien algunas de ellas pueden hacer uso de varias de estas metodologías):

  • Test proyectivos etructurales: el candidato recibe imágenes desestructuradas o sin sentido aparente y debe ofrecer una descripción razonada de lo que ve.
  • Técnicas proyectivas gráficas: se muestran imágenes bidimensionales para que el usuario comente sus sensaciones al contemplarlas.
  • Pruebas constructivas: los candidatos deben organizar el material visual que se les muestra de manera fragmentada para conseguir una imagen coherente (o según las indicaciones de los responsables del test).
  • Técnicas proyectivas temáticas: a través de diferentes imágenes, los candidatos deben construir una historia coherente.
  • Pruebas proyectivas asociativas: el candidato debe asociar diferentes términos, respondiendo lo primero que le venga a la mente cuando se le presenta una palabra determinada. Es un test muy flexible, por cuanto puede desarrollarse de maneras muy diversas.
Pruebas de Recursos Humanos

Cómo aplicar las pruebas proyectivas en Recursos Humanos

La mayoría de pruebas proyectivas consisten son tipo test, e invitan al candidato evaluado a completar una serie de tareas o a aportar su opinión sobre qué ve reflejado en un papel. En todos estos “exámenes”, la psicología juega un papel fundamental, hasta el punto de que muchas empresas han comenzado a incorporar psicólogos a los procesos de selección.

Para aplicar correctamente las técnicas proyectivas resulta imprescindible definir qué perfil profesional se está buscando y qué tipos de personalidad pueden encajar mejor. Quizá una persona ambiciosa no sea la más recomendable para hacerse cargo de tareas rutinarias pero sí que arrojaría buenos resultados en otras áreas del negocio (ventas, marketing directo, análisis de mercado, etcétera).

Ventajas de aplicar las técnicas proyectivas

Los test proyectivos generan información que resulta de gran utilidad para tomar mejores decisiones en un proceso de contratación de personal. Sin embargo, sus ventajas para las empresas van mucho más allá de facilitar la vida a los responsables de la selección de personal.

  • Bajo coste: las pruebas proyectivas son muy económicas porque el material empleado puede encontrarse en cualquier oficina y porque pueden gestionarse íntegramente dentro de la empresa. Si no se desea contratar psicólogos, puede formarse a algunos responsables de RR.HH para que sean capaces de interpretar los test.
  • Mejora del clima de trabajo: una consecuencia inmediata de la aplicación de las pruebas proyectivas es que la empresa se “ahorra” la contratación de profesionales cuya personalidad puede provocar tensiones con el resto de la plantilla. El trabajo en equipo requiere de la máxima confianza entre los empleados, pues en caso contrario el ambiente en la oficina acabará siendo irrespirable.
  • Mejora de la productividad: en estrecha relación con el aspecto anterior, un mejor clima de trabajo contribuye a aumentar los niveles de productividad de la empresa. De igual modo, si se descartan las personalidades tóxicas o que resultan poco transparentes, la gestión de los equipos humanos será mucho más sencilla.
  • Mejora de los resultados de los procesos de contratación: descuidar el análisis de la personalidad de los candidatos puede desembocar en la contratación de un profesional que, finalmente, no encaje en la empresa. Esto puede suponer su despido y la apertura de un nuevo proceso de selección, con los costes que todo ello plantea para la compañía. Conociendo de antemano la personalidad de los candidatos, la contratación podría ser mucho más satisfactoria.
También puede interesarte:  Cómo elaborar un plan de acogida para nuevos empleados

Técnicas proyectivas más usadas en RR.HH

Aunque todas ellas comparten un mismo objetivo, las pruebas proyectivas pueden arrojar resultados un tanto distinto en función de las parcelas de la personalidad que se desee explorar. Como ya se ha indicado, pueden combinarse varios de estos test para conseguir una fotografía más completa de cada aspirante.

Hemos recopilado las mejores pruebas psicométricas del área de Recursos Humanos. Entre ellas, hay pruebas para captar personal y encontrar las aptitudes profesionales y cualidades personales más necesarias para el puesto. Seleccionar talento diferencial.

Descarga nuestra guía gratuita en el siguiente formulario:

Prueba proyectiva del Test de Murray

En esta técnica proyectiva el aspirante recibe una treintena de láminas de pequeño tamaño que incluyen diferentes imágenes y tiene que construir una historia lógica dejando fuera diez de esas láminas. Es una prueba que se centra en comprobar cómo gestiona el candidato la selección de información y cómo descarta los elementos que considera innecesarios.

Test de figuras humanas

También conocido como Test de Manchover, se trata de una de las técnicas proyectivas más sencillas de ejecutar. Se limita a pedir al candidato que dibuje una figura humana. La clave está en el proceso de dibujo, observando qué partes son dibujadas en primer lugar, cuántos trazos realiza en cada sección o si se utiliza o no la goma de borrar (y en qué proporción).

Test del árbol, una técnica proyectiva eficaz

El test del árbol es una variante del test anterior, puesto que consiste en que el candidato dibuje un árbol mientras se observa qué patrón sigue. La gran diferencia respecto al dibujo de formas humanas es que el árbol se presta a una mayor libertad creativa por parte del aspirante (número de ramas, tipo de árbol, si dibuja o no las raíces…). Se trata de una de las técnicas proyectivas más usadas. No solo en el ámbito laboral.

Test proyectivo de Roscharch

Es uno de los métodos proyectivos más antiguos, dado que se lleva utilizando desde 1921. El aspirante se sienta frente al responsable del test y este le va mostrando diez láminas distintas. Cada una de estas láminas incluye figuras simétricas, abriendo la puerta a múltiples interpretaciones por parte del candidato. Dependiendo de las respuestas proporcionadas, el aspirante irá mostrando diferentes rasgos de su personalidad.

Test de Luscher

Referido ocasionalmente como Test de los colores, esta prueba proyectiva pide al aspirante que ordene ocho tarjetas de colores en función de sus preferencias. Posteriormente, se utiliza una tabla con las implicaciones de haber situado un color en una posición determinada. Los colores en cuestión son azul, verde, rojo, amarillo, violeta, marrón, gris y negro.

Test de Wartegg

En este test proyectivo el aspirante recibe una hoja en blanco en la que figura una cuadrícula con ocho casillas. Cada una de estas casillas incluye una pequeña sección de un dibujo que el candidato debe completar. Las casillas están numeradas y cada una de ellas se ocupa de un rasgo de la personalidad (existe una tabla con el significado de cada casilla).

Test de coeficiente intelectual

El test de coeficiente intelectual suele incluirse entre las técnicas proyectivas y su uso es bastante residual en el ámbito de la selección de personal. Sin embargo, puede ser de utilidad en aquellos trabajos más exigentes en términos intelectuales o que se apoyan en la imaginación y la creatividad.

Software de reclutamiento y selección con PRUEBAS PSICOMÉTRICAS
Capta al mejor talento con un sistema que selecciona aspirantes objetivamente

Más allá de las técnicas proyectivas

Más allá de las técnicas proyectivas, si quieres agilizar tu proceso de reclutamiento y selección, resulta muy recomendable que emplees un software de reclutamiento y selección, que te ayudará a cribar candidatos y a agilizar todo el proceso de selección.

Pruebas psicométricas para captar talento

La plataforma permite incluir filtros específicos, configurar cada proceso en función del puesto y el tipo de perfil que se busca, añadir palabras clave, dejar comentarios (que a posteriori verán el resto de reclutadores) y generar informes. Entre muchas otras funcionalidades clave para ahorrar costes operativos en reclutamiento y selección de personal.

Software de Reclutamiento y Selección

Dejar un comentario

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]