Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Evaluación del desempeño  ›  Retroalimentación en una empresa | Cómo comunicarla
Evaluación del desempeño

Retroalimentación en una empresa | Cómo comunicarla

Retroalimentación

La retroalimentación ayuda a los trabajadores a desarrollar su potencial y rendimiento. Comunicarla con éxito es igual a mejorar la empresa.

Cuidar y potenciar el capital humano es fundamental. La retroalimentación es una de las herramientas más potentes en este sentido. Los empleados conocerán sus puntos fuertes y débiles, tendrán una guía para cumplir objetivos y el clima laboral mejorará.

En Bizneo hemos creado una guía para ayudarte a implementarla en tu empresa. Así, conocerás a fondo lo que te ofrece y cómo implantarla de forma efectiva. Pero antes, vamos con un aperitivo.

¿Qué es la retroalimentación?

La retroalimentación en una empresa tiene como objetivo optimizar el trabajo de la plantilla. Para esto se analiza el rendimiento y comportamiento de los trabajadores, lo que permite descubrir sus fortalezas y debilidades laborales. Luego, mediante reuniones u otros mecanismos, se realiza una crítica, se transmiten sugerencias o las observaciones pertinentes.

Su objetivo es la mejora continua de las capacidades de los empleados y de su rendimiento. Serán más conscientes de su labor en la empresa, así como sus propias posibilidades de desarrollo.

No solo los empleados se ven beneficiados del proceso de retroalimentación en una empresa, sino que la propia compañía sale ganando. La productividad aumenta, la confianza en la dirección se afianza, se potencia el talento interno y la cultura empresarial se acepta con mayor facilidad.

Cómo-comunicar-feedback-de-la-evaluación-del-desempeño

Tipos de retroalimentación en una empresa

En esencia, los tipos de retroalimentación son tres:

  • Según impacto. Se valora los efectos que ha generado una vez transmitido a los empleados. Varía en función de los resultados.
  • Según periodicidad. Si bien lo ideal es que la retroalimentación sea continua, en ocasiones se realiza de forma intermitente.
  • Por su condición. Puede ser positiva o negativa, lo que tendrá un impacto diferente en el trabajador.

Para conocer a fondo este trío, en la guía se tratan con detenimiento y dan ejemplos de retroalimentación para fomentar su aplicación en la empresa. Cuanto mejor sea la comunicación corporativa, mayores resultados se obtendrán.

Portal de un software de RR. HH.

La importancia de la retroalimentación en una empresa

El proceso de retroalimentación es fundamental en el mundo empresarial. Es una forma de subsanar con eficiencia aquellos errores que esté cometiendo la plantilla. Esto lleva a mejorar progresivamente sus aptitudes, a adaptar sus capacidades a lo que está pidiendo el mercado y prepara a la organización frente a los cambios que se puedan dar.

También puede interesarte:  Flexibilidad Laboral | 4 medidas para tu empresa

También contribuye a canalizar las expectativas de la dirección. La comunicación interna ayuda en este aspecto. Cada trabajador debe recibir una retroalimentación acerca de su labor. Así, no habrá un desarrollo desigual.

Además, se analiza activamente los errores que se estén cometiendo, lo que ayuda a prevenirlos y a evitar sus peores consecuencias. 

TODO sobre la Evaluación del Desempeño
Descubre cómo implantarla y cuáles son sus ventajas principales.

Cómo hacer una retroalimentación efectiva

  1. Adaptar la retroalimentación a cada trabajador. Hay que adaptarla a un perfil concreto. Además, se centrará en los nuevos empleados y los de menor y mayor rendimiento. 
  2. Cada persona tiene control sobre su comportamiento. Esto simplificará corregir las actitudes que resulten problemáticas, ya que el empleado podrá hacer cambios de forma directa.
  3. Buscar la comprensión. Ambas partes deben comprender el mensaje que se ha enviado. De ello depende el éxito de la aplicación de lo dicho en la retroalimentación.
  4. Momento apropiado. Es necesario encontrar una situación adecuada para que se asimile toda la información. Hay que evitar momentos de enfado, burnout o que puedan resultar humillantes.
  5. Enfocar a resultados. La retroalimentación debe orientarse a que el empleado mejore su desempeño en el puesto que ocupa. De esta forma, se sentirá apoyado y tendrá un mayor espacio para desarrollarse.
  6. No cuestionar la forma de ser. El objetivo de esta herramienta no es criticar la personalidad, sino el comportamiento en el trabajo. Por tanto, se evitará hacer referencias a rasgos concretos.
  7. Centrarse en comportamientos específicos. Es importante enfocarse en aquellos que sean constatables y evitar generalizaciones. Así, se simplifica su identificación, aclaración ante el afectado y se podrán dar pautas para corregirlo.
Título de la imagen

20 ejemplos de retroalimentación

Para poder aprovechar al máximo el proceso de retroalimentación en una empresa, te ofrecemos esta guía. Aprenderás a escribir una evaluación, los momentos adecuados para realizarla, cómo comunicarla y mucho más. ¡Descárgala gratis para mejorar tu plantilla!

software de evaluacion del desempeño

Dejar un comentario

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]