Inicio  ›  Gestión del talento  ›  5 Claves de los equipos de alto rendimiento
Gestión del talento

5 Claves de los equipos de alto rendimiento

equipos de alto rendimiento

Los equipos de alto rendimiento permiten a las empresas una consecución de objetivos rápida y eficaz. Sin embargo, su creación demanda requiere ciertas condiciones y necesidades.

Diseñar un buen plan estratégico o fijar objetivos ambiciosos no siempre garantiza el éxito de una empresa. Para que las ideas se conviertan en realidades los equipos humanos deben ser capaces de implementarlas de manera solvente y viable. Es aquí donde demuestran su valor los llamados equipos de alto rendimiento.

Qué son los equipos de alto rendimiento

Los equipos de alto rendimiento son grupos de trabajo diseñados para alcanzar la excelencia en los diferentes ámbitos de la actividad de una empresa. Están compuestos por empleados con una notable capacidad para trabajar en equipo y, al mismo tiempo, asumir responsabilidades específicas sin necesidad de una supervisión estricta. También suelen contar con líderes motivadores y con una visión clara de lo que se espera conseguir.

No todas las cualidades de los integrantes de estos equipos están relacionadas con cuestiones operacionales o formativas. También son empleados altamente comprometidos con la empresa, con una gran capacidad de adaptación a los cambios, con interés por mejorar día a día y que confían en el trabajo de sus compañeros. En suma, un equipo de élite para encauzar todos los esfuerzos de la empresa en la dirección correcta.

5 características de un equipo de alto rendimiento

Junto con las características generales de los equipos de alto rendimiento, hay una serie de claves que justifican su creación por parte de las empresas. No hay que olvidar que, de acuerdo con un estudio publicado por la revista Fortune, apenas el 10% de las buenas estrategias se implementan de manera correcta, mientras que un considerable 70% de los proyectos que no llegan a buen puerto se explican por una mala ejecución. ¿Qué aportan los equipos de alto rendimiento para evitar que se desperdicien las buenas ideas?

1. Multidisciplinariedad del equipo de alto rendimiento

Es una de las claves más relevantes en el éxito de estos equipos de trabajo. Cada miembro del grupo de alto rendimiento está altamente especializado en un aspecto en concreto de la actividad de la empresa. Por ejemplo, puede haber profesionales que dominen varias lenguas, que cuenten con conocimientos avanzados de informática o que procedan del ámbito de la contabilidad y las finanzas.

La variedad de perfiles imprime un carácter multidisciplinar al equipo, que es capaz de enfrentarse a situaciones muy variadas con altas posibilidades de éxito. Eso sí, es importante que todos los profesionales especializados sean capaces de poner en común sus diferentes trabajos y que confíen en las aportaciones de los demás.

2. Liderazgo sólido pero con autonomía para el equipo

Podría pensarse que un equipo de alto rendimiento no debe tener un líder claro, dado que todos sus integrantes se van a regir por elevados estándares de profesionalidad. La realidad es que la figura del líder no desaparece pero se asemeja más bien a la de un coordinador general, que debe asegurarse de que el trabajo de cada empleado se adecúe a los objetivos previstos.

El liderazgo, que presentará un carácter participativo, también debe servir para motivar al resto de miembros del grupo. No hay que olvidar que estos profesionales podrían enfrentarse a situaciones muy exigentes, siendo de gran utilidad una figura de referencia para mantener el compromiso y la determinación. Sea como sea, la autonomía del equipo debe garantizarse, puesto que es la mejor forma de que aflore el talento.

3. Solidaridad y complementariedad

Para que los equipos de alto rendimiento alcancen su máximo potencial, sus integrantes deben colaborar de manera estrecha y prestarse ayuda en casos de necesidad. Estos profesionales han de sentirse respaldados por el resto del equipo, recordando que no están solos en este proyecto y que, si algo no sale según el guión previsto, siempre podrán contar con la comprensión y el auxilio de los demás.

Salta a la vista que el equipo de alto rendimiento se caracteriza por actuar como un bloque compacto, a pesar de que las tareas de los proyectos se reparten entre los empleados. Por norma general, estos trabajadores han desarrollado fuertes vínculos profesionales y, en ocasiones, personales. Confían en los otros y están dispuestos a compartir sus conocimientos y experiencias a fin de mejorar los resultados.

4. Trabajo en base a objetivos claros del equipo de trabajo de alto rendimiento

Estos equipos no se crean para dar con soluciones mágicas a problemas muy complejos ni para alcanzar metas excesivamente ambiciosas o demasiado ambiguas. Para que el equipo de alto rendimiento ofrezca los resultados esperados, es imprescindible que su trabajo tenga un objetivo claro e interiorizado por los empleados.

La clave es que cada integrante del grupo haga suyo el objetivo común, orientando sus esfuerzos y habilidades a alcanzarlo desde su esfera de responsabilidad. Conviene recordar la cuestión de la complementariedad, que llevará a cada trabajador a seguir un camino diferente para contribuir a la meta común.

5. Eficacia, eficiencia y refuerzo positivo

Evidentemente, la creación de un equipo de alto rendimiento lleva implícita la búsqueda de mayores niveles de eficacia y eficiencia en el trabajo. Esta es una de sus características básicas porque todos los integrantes del equipo son conscientes de la responsabilidad que se ha depositado sobre ellos. Cumplen el calendario previsto, se esfuerzan por conseguir resultados positivos y tratan de hacerlo consumiendo los menores recursos posibles.

También puede interesarte:  5 departamentos clave para el negocio en una empresa

Otra seña de identidad de estos grupos es que sus miembros reconocen siempre el esfuerzo de sus compañeros. Por supuesto, la dirección de la empresa también puede mostrar su satisfacción con los resultados, pero aunque esto no sucediera, los integrantes del equipo son capaces de aplicar diferentes técnicas de refuerzo positivo. Los logros individuales se celebran siempre como una consecución grupal.

Cómo formar equipos de alto rendimiento

Después de leer las características anteriores, cualquier empresa estará interesada en contar con un equipo de estas características. Pero, ¿qué criterios hay que seguir para poder formar un equipo de alto rendimiento de plenas garantías? Es aquí donde entra en juego el departamento de RR.HH, que, como veremos en el apartado dedicado a las herramientas digitales para crear equipos, puede servirse de diferentes técnicas para lograrlo.

  • Capacidad de trabajo en equipo: no basta con incluir a los mejores profesionales de la empresa, todos ellos deben ser capaces de colaborar y trabajar en equipo para alcanzar los objetivos. Las individualidades son útiles pero nunca pueden primar sobre la cooperación entre iguales.
  • Rectificar y mejorar: nadie es perfecto, cualquier empleado, por impecable que sea su historial, puede equivocarse en un momento dado. Por lo tanto, los responsables de RR.HH no pueden medir únicamente el volumen de fallos de los profesionales, también conviene ponderar su capacidad para reconocer errores, aprender y mejorar.
  • Especialización y enriquecimiento mutuo: es una de las claves del éxito de estos equipos que ya hemos abordado. Los empleados seleccionados tienen que estar especializados en algún aspecto concreto (o en varios). Eso sí, los progresos de cualquiera de ellos deben ponerse a disposición del resto. Sin personalismos.
  • Definición de las expectativas: ¿para qué se está creando este equipo? Los profesionales escogidos para formar parte del mismo tienen que saber desde el primer minuto cuáles son las expectativas de la empresa y qué calendario de trabajo tienen por delante. No basta con ofrecerles buenos incentivos, deben poder opinar sobre la viabilidad de cualquier proyecto.
  • La importancia del Feedback: un error común a la hora de formar equipos de alto rendimiento es creer que una vez se ha creado el grupo acaban las responsabilidades de la empresa. Como sucede con cualquier otro empleado, cada profesional del equipo necesita recibir el Feedback de su trabajo de manera periódica y detallada.
Título de la imagen

Así te ayuda Bizneo HR a crear equipos de alto rendimiento

Los departamentos de Recursos Humanos son los grandes responsables de la creación y supervisión de los equipos de alto rendimiento. Se trata de una tarea muy exigente, especialmente en las empresas más grandes, en las que es más difícil detectar el mejor talento (y confirmar que estos profesionales son compatibles entre ellos). Bizneo HR cuenta con diferentes herramientas para facilitar su trabajo.

  • LMS Learning: el software LMS Learning puede incluirse en cualquier estrategia de creación de equipos de alto rendimiento porque simplifica el capítulo de la formación de los empleados. El departamento de RR. HH. puede detectar más rápidamente las carencias y los trabajadores disponen de más opciones –y más dinámicas- para cubrir sus lagunas formativas. Sería el caso, por ejemplo, de las habilidades y técnicas para trabajar en equipo.
gestion de formacion
  • Evaluación del desempeño: sin duda, para encontrar a los mejores profesionales es necesario disponer de una buena estrategia para evaluar el rendimiento laboral. El software de evaluación del desempeño de Bizneo HR sirve tanto para localizar a los empleados más compatibles con la filosofía del equipo de alto rendimiento, como para reconocer sus resultados una vez dentro del equipo. Por ello, es también un poderoso factor de motivación al incentivar la productividad.
software de evaluación del desempeño para recursos humanos
  • Portal del empleado y del mánager: ya hemos mencionado la importancia de mantener abiertos canales de comunicación entre el equipo y los responsables de la empresa. El portal del empleado y el portal del mánager de Bizneo HR son dos herramientas que agilizan la interacción entre todas las partes y facilita la actualización de la información personal o profesional más sensible. También es de gran utilidad para generar la necesaria retroalimentación.
Portal del empleado para recursos humanos

Ejemplos de equipos de alto rendimiento

La teoría sobre los equipos de alto rendimiento parece impecable pero, ¿qué sucede cuando estos se llevan a la práctica? ¿Realmente han contribuido tanto a la mejora de los resultados de las empresas? La experiencia de algunas grandes empresas puede arrojar luz al respecto.

  • Starbucks: con una red de cafeterías que suma ya más de cincuenta países, Starbucks es uno de los ejemplos más sorprendentes del éxito de los equipos de alto rendimiento. La cadena norteamericana cuenta con numerosos equipos de esta índole que se ocupan de detectar posibles puntos a mejorar y que colaboran entre ellos para conseguirlo.
  • Southwest: la compañía aérea Southwest confía mucho en sus equipos de trabajo y lo demuestra dándoles una gran autonomía para cumplir las tareas prevista. A cambio, solo les pide eficiencia y compromiso. El modelo ha sido todo un éxito porque aplica el principio de tratar bien a los empleados para que estos hagan lo mismo con los clientes.
  • Google: desde luego, la firma de Silicon Valley no podía faltar en una recopilación de ejemplos sobre gestión laboral innovadora. Históricamente, Google ha valorado mucho el factor humano en su organización interna. Sus equipos de alto rendimiento gozan de gran autonomía, se nutren de profesionales muy especializados y cuentan con la aprobación de la empresa para asumir riesgos.
 software selección de personal

Dejar un comentario.

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]