Inicio  ›  Actualidad laboral / Tendencias  ›  Vacaciones ilimitadas, ¿sí o no?
Actualidad laboral / Tendencias

Vacaciones ilimitadas, ¿sí o no?

vacaciones ilimitadas

Las vacaciones ilimitadas constituyen una propuesta que cuenta con una creciente legión de partidarios pero que sigue suscitando un enconado debate. Los argumentos a favor y en contra oscilan entre la mejora de la productividad por hora trabajada y las disfunciones operativas para la empresa.

La mejora de las condiciones laborales es una de las demandas más antiguas de los trabajadores y una prioridad para las empresas. Un punto en el que los periodos de descanso tienen mucho que ver. Es por eso que está a empezando a sonar un nuevo concepto: el de las vacaciones ilimitadas.

Estas ofrecen a los trabajadores la posibilidad de concentrar su actividad laboral en diferentes periodos del año para prolongar las vacaciones en otros. Si esta medida se ejecuta correctamente, la operatividad de la empresa no debería verse afectada sino todo lo contrario: reforzada.

Qué son las vacaciones ilimitadas

Las vacaciones ilimitadas son una medida de flexibilidad laboral que confiere a los empleados una mayor autonomía para administrar sus periodos de trabajo y descanso.

Es por eso que no se reduce la carga laboral ni se modifican los objetivos de la empresa. Sencillamente, cada trabajador se compromete a cumplir con sus obligaciones en el plazo acordado, agrupando las jornadas de trabajo y de vacaciones según sus preferencias.

Diferentes estudios han constatado que la flexibilidad para disponer de jornadas de descanso es uno de los beneficios empresariales más valorados por los trabajadores, por encima incluso de la disponibilidad de servicios gratuitos.

Cabe recordar que la ampliación de los periodos vacacionales no modifica las condiciones salariales de los empleados, por lo que se trata de vacaciones pagadas.

Beneficios empresariales de las vacaciones ilimitadas

Desde luego, los empleados son, a priori, los principales beneficiados de la implementación de vacaciones libres pagadas. Sin embargo, las empresas también pueden conseguir interesantes ventajas con la puesta en marcha de esta política de flexibilidad laboral.

Cumplimiento de objetivos

Dado que el disfrute de vacaciones más largas está condicionado al cumplimiento de una serie de objetivos, los trabajadores solo podrán acceder a ellas cuando hayan completado debidamente sus tareas.

Esto significa que la empresa se asegura de que ningún empleado se irá de vacaciones sin haber realizado su trabajo. Por consiguiente, el carácter ilimitado de las vacaciones no merma la operatividad de la compañía sino todo lo contrario.

Mayor disponibilidad de los empleados

A resultas de su interés por cumplir con sus obligaciones en el menor tiempo posible, los trabajadores muestran una mayor disponibilidad horaria durante su jornada laboral.

Dicho de otro modo, muchos empleados amplían voluntariamente sus horarios para asegurarse de que les dará tiempo a completar su trabajo antes de las vacaciones. La dirección de la empresa y los managers tienen menos restricciones horarias para comunicarse con sus empleados o encargar tareas.

Las vacaciones ilimitadas mejoran la motivación

Las vacaciones trabajadores con carácter ilimitado son un poderoso incentivo para la plantilla. Ante la perspectiva de poder disfrutar de más días sin tener que acudir a la oficina, muchos trabajadores acometen sus obligaciones diarias con una mejor predisposición. E

sta mejora de la motivación puede traducirse en un repunte de la productividad y de la eficiencia, así como de la satisfacción de los trabajadores.

Fomento del emprendimiento interno

La diligencia de los trabajadores a la hora de cumplir sus tareas es siempre bienvenida en las empresas. Ahora bien, determinados proyectos requieren cierta iniciativa por parte del empleado, lo cual puede convertirse en una fuente de conflictos.

Al ceder al trabajador la gestión de su calendario laboral, se fomenta su espíritu emprendedor, puesto que buscará completar los proyectos en el menor tiempo posible (sin comprometer la calidad).

Las vacaciones ilimitadas retienen el talento

Salta a la vista que, si los trabajadores se sienten valorados y disfrutan de unas óptimas condiciones laborales, será mucho más sencillo retener el mejor talento en la empresa.

No es sencillo conseguir que los profesionales más competentes lleguen a la compañía y se establezcan en ella durante muchos años. Las vacaciones ilimitadas pueden ser un buen argumento para lograrlo.

Ventajas de las vacaciones ilimitadas

Decíamos en un apartado anterior que los empleados prefieren las vacaciones ilimitadas a otro tipo de beneficios laborales. Pero, ¿qué es exactamente lo que consiguen con esta medida?

También puede interesarte:  En qué consiste la nueva ley de control de presencia

Flexibilidad laboral gracias a las vacaciones ilimitadas

Es, sin duda, la ventaja más destacada. Los trabajadores disfrutan de mayor libertad horaria y pueden jugar con el calendario según su propia conveniencia. Es posible que la empresa establezca algunas limitaciones para que la actividad no se detenga en ningún momento pero, por norma general, la flexibilidad laboral aumenta de manera considerable.

Mayor concentración

Aunque las pérdidas de tiempo dañan especialmente a las empresas, también los trabajadores se perjudican a sí mismos cuando dedican más tiempo del necesario a una determinada tarea (reciben críticas o ponen en riesgo su situación en la compañía).

Las vacaciones libres ayudan a mejorar los niveles de concentración porque el trabajador pasa menos tiempo en su puesto de trabajo, lo que reduce el cansancio y le permite ser más perspicaz en sus tareas. En un sentido más amplio, esta tendencia mejora la valoración del empleado por parte de sus superiores.

Compañerismo y espíritu de equipo

Cumplir los plazos previstos es crucial en cualquier trabajo en equipo. Al ser los responsables últimos de la duración de cada proyecto, los empleados desarrollan lazos de solidaridad entre ellos para ayudarse en el cumplimiento de las tareas previstas.

Paralelamente, tienen más libertad para programar sus días de descanso sin afectar a la marcha del proyecto, lo cual reduce el riesgo de conflictos entre compañeros.

Aprendizaje y autoexigencia

Relacionado con el apartado de la motivación, los empleados se vuelven más exigentes cuando sienten que son los principales supervisores de su trabajo. Si quieren tener más vacaciones están obligados a cumplir sus tareas de manera correcta y, además, hacerlo en el menor tiempo posible.

Esta dinámica incentiva la curiosidad del trabajador por aprender nuevas técnicas o implementar estrategias más efectivas para completar su trabajo, al tiempo que refuerza su autoexigencia.

Aprovechar los picos de productividad

Incluso los mejores profesionales presentan picos y descensos en lo que a su productividad se refiere. Por los motivos más diversos, un mismo empleado puede no rendir al mismo nivel en diferentes momentos del calendario.

Con la posibilidad de concentrar su trabajo en un determinado periodo de tiempo, el empleado puede maximizar sus picos de productividad.

Inconvenientes de las vacaciones ilimitadas

Las ventajas para la empresa y la plantilla son innegables pero una incorrecta gestión de la política de vacaciones ilimitadas puede plantear algunos problemas para ambas partes.

Encaje legal de las vacaciones ilimitadas

La legislación española establece que todos los trabajadores tienen derecho a 30 días de descanso o vacaciones remuneradas por cada año trabajado en una misma empresa. Esto significa que una compañía puede ampliar este cupo de vacaciones libres pero no acortarlo.

Por consiguiente, la implementación de esta medida puede aumentar significativamente la cantidad de días de vacaciones para los trabajadores pero nunca reducirla por debajo de los 30 días que marca la ley.

Dificultades de coordinación con las vacaciones ilimitadas

Las vacaciones ilimitadas pueden suponer un notable desafío para los responsables de RR.HH y el resto de departamentos, especialmente en los primeros compases de la puesta en marcha de esta medida.

Si no se prepara debidamente la transición hacia este nuevo modelo, las empresas pueden sufrir disfunciones a la hora de coordinar los días libres de cada empleado y las tareas pendientes.

Presión por cumplir objetivos

Cuando los trabajadores saben que su tiempo para las vacaciones dependerá de la rapidez y eficiencia con la que se cumplan los objetivos previstos, puede someterse a sí mismo a una gran presión. Este estrés puede tener efectos contraproducentes, al mermar la productividad del empleado y sentirse menos motivado en su día a día.

Malas prácticas en las vacaciones ilimitadas

La vinculación de las vacaciones ilimitadas con unos determinados objetivos debería evitar la picaresca de la plantilla pero siempre cabe la posibilidad de que algún empleado haga un mal uso de esta posibilidad. Identificar las malas conductas y tomar las medidas correctoras oportunas con rapidez ayuda a una aplicación positiva de las vacaciones libres.

Cómo gestionar las vacaciones de los empleados, sean vacaciones ilimitadas o no

Uno de los principales desafíos para las empresas que se plantean la introducción de las vacaciones ilimitadas es la manera en que van a gestionar esta nueva situación. Desde luego, los sistemas más tradicionales pueden resultar insuficientes para coordinar todas las acciones de los trabajadores, de ahí que se imponga la implementación de un software especializado como el de Bizneo HR.

El sistema de gestión de vacaciones de Bizneo HR pone el acento en la sencillez de uso y en la claridad a la hora de mostrar la información más relevante. Los cuadrantes de horarios se destacan en diferentes colores y cualquier cambio que se acometa en los mismos modifica automáticamente el calendario.

Título de la imagen

Así, la información se mantiene permanentemente actualizada y se evita cualquier incompatibilidad entre las vacaciones de diferentes empleados.

El software facilita también el trabajo del departamento de RR.HH y de los managers, al automatizar gran parte de las operaciones necesarias para la gestión de las vacaciones ilimitadas.

Cabe destacar que esta herramienta no se limita a los días de vacaciones libres sino que también facilita la gestión de ausencias por otros motivos o las solicitudes de permisos especiales.

Dejar un comentario.