Inicio  ›  Selección de talento  ›  EVP o Employee Value Proposition: qué es y 7 pasos para desarrollarla
Selección de talento

EVP o Employee Value Proposition: qué es y 7 pasos para desarrollarla

Bajo el concepto de Employer Branding, imprescindible para todo departamento de Recursos Humanos, definimos el conjunto de estrategias y acciones concretas que una organización pone en marcha con el objetivo de atraer y fidelizar el mejor talento.

La llamada Employee Value Proposition, o EVP, es el primer paso que necesitarás dar para desarrollar una marca empleadora realmente atractiva y exitosa.

Para facilitarte la tarea, en este artículo te explicamos en qué consiste la EVP y cómo desarrollar una en 7 sencillos pasos.

¿En qué consiste la Employee Value Proposition (EVP)?

Employee Value Proposition (EVP) es una expresión inglesa que en castellano podría traducirse como “Propuesta de Valor al Empleado” (PVE). En RR.HH., esta fórmula define el conjunto de beneficios -tanto materiales como inmateriales- que una compañía ofrece a sus trabajadores.

La EVP refleja por tanto lo que significa formar parte de una determinada empresa, qué atributos la hacen única y por qué vale la pena trabajar en ella y no en la competencia.

Principales beneficios tangibles que puedes encontrar en una EVP:

  • Salario
  • Vacaciones
  • Flexibilidad horaria y conciliación
  • Planes de formación
  • Tickets restaurant

Principales beneficios intangibles que puedes encontrar en una EVP:

  • Buen ambiente de trabajo
  • Valores de empresa
  • Oportunidades de crecimiento profesional

¿Cómo crear la EVP?

Ya te hemos contado en qué consiste la Employee Value Proposition y por qué necesitas contar con una. En los párrafos siguientes te explicamos en 7 sencillos pasos cómo desarrollarla y empezar de inmediato a atraer al mejor talento.

Habla con tus empleados

Para crear una Employee Value Proposition creíble y efectiva, lo primero que tendrás que hacer es escuchar y tener en cuenta la opinión y visión de los empleados actuales de tu empresa.

Fíjate en cómo responden a estas cinco preguntas básicas:

  1. ¿Por qué decidiste trabajar con nosotros?
  2. ¿Por qué esta compañía es un buen lugar para trabajar?
  3. ¿Cómo definirías su cultura?
  4. ¿Qué hay aquí que no se pueda encontrar en otras organizaciones?
  5. ¿Qué cambiarías?

El punto de vista de tus empleados te permitirá analizar los SWOT de tu marca empleadora:

  • Fortalezas (Strengths)
  • Debilidades (Weaknesses)
  • Oportunidades (Opportunities)
  • Amenazas (Threats)

Por si lo anterior fuera poco, involucrando a tus empleados también mejorarás su motivación y retención. Los más comprometidos hasta se convertirán en embajadores de tu marca empleadora.

Estudia las EVP de la competencia

En fase de análisis es muy útil estudiar lo que están haciendo otras empresas de la competencia. Ante todo, deberás fijarte en:

  • En qué consiste su EVP
  • Cómo la están comunicando
  • Qué puntos tenéis en común
  • Cómo te diferencias de ellas
  • En qué más podrías diferenciarte de ellas
También puede interesarte:  Inbound Recruiting: la seducción como arma para captar talento

Recuerda: en la Guerra por el Talento, tus principales enemigos son las empresas de tu propio sector. Una buena Employee Value Proposition es el arma que tu arsenal necesita para ganarles de una vez por todas.

Apóyate en tu equipo de marketing

Igual que en Marketing el Customer Journey se define a raíz del Consumer Brand, el área de Recursos Humanos tiene la tarea de analizar y definir en qué consiste el Talent Brand de tu empresa, para ver cómo este afecta al Candidate Journey de tus futuros trabajadores.

En términos prácticos, esto significa que tu área de RR.HH. deberá trabajar codo con codo con tu departamento de Marketing para crear una EVP original, atractiva, fácil de comunicar y, más importante aún, fácil de entender.

Difunde tu EVP

Por lo muy bien construida que sea, una estrategia de Employer Branding que no se difunda correctamente no va a tener ninguna utilidad para tu organización.

Para que tu EVP dé los frutos deseados, deberás seleccionar canales de difusión eficaces y, sobre todo, frecuentados por el público que quieres atraer.

Ajusta tu EVP al perfil de empleado que más te interesa

Antes de desarrollar tu Employee Value Proposition deberás definir cuál es tu Target Audience, es decir, a qué tipo de candidato quieres dirigirte.

Materiales o inmateriales que sean, recuerda que los beneficios que ofrece tu empresa no tienen un valor igual para todos los perfiles.

Por ejemplo, no es lo mismo atraer a un trabajador millennial que un baby boomer. Mientras los millennials buscan trabajar en empresas que les ofrezcan beneficios más allá de la retribución económica (como flexibilidad, teletrabajo y oportunidades para crecer profesionalmente), los baby boomers esperan de su trabajo seguridad y estabilidad in primis.

Por tanto, ten siempre en cuenta los siguientes factores a la hora de elaborar tu EVP:

  • Edad del candidato al que quieres dirigirte.
  • Rol y sector de referencia.
  • Nivel de experiencia del candidato.
  • Factores culturales.

Sé honesto

La honestidad es un recurso importante para crear valor a largo plazo. Si tu Employee Value Proposition promete más de lo que realmente eres capaz de ofrecer, terminarás contratando a trabajadores inadecuados para tu organización.

Recuerda que hacer una mala contratación no solamente tiene repercusiones económicas, sino que afecta de forma considerable la productividad y la motivación de tus actuales trabajadores.

No descuides el entorno digital

Es innegable que las Nuevas Tecnologías están revolucionando las medidas de atracción y selección de talento. Para adaptar tus estrategias de Employer Branding al entorno digital deberás:

  • Tener una web corporativa que refleje adecuadamente la cultura de tu empresa.
  • Tener un Career Site adaptado a tu imagen de marca.
  • Adaptar todos tus contenidos online a los dispositivos móviles.
  • Cuidar tu imagen en las Redes Sociales, y no solamente en aquellas que estén directamente enfocadas a la búsqueda de empleo.

Dejar un comentario.