Inicio  ›  Gestión del talento  ›  Clima Laboral  ›  Cómo lidiar con las personas conflictivas en el trabajo
Clima Laboral Gestión del talento

Cómo lidiar con las personas conflictivas en el trabajo

personas conflictivas en el trabajo

Un trabajador conflictivo puede suponer una pequeña brecha que inicie el resquebrajamiento de nuestro ecosistema laboral. Por ello, es importante localizar el foco, tratarlo y crear medidas preventivas que eviten que se repita la situación en el futuro.

Tener personas conflictivas en el trabajo se puede convertir en una auténtica pesadilla si no sabemos cómo controlar correctamente la situación. En estos casos, lo más importante es aprender a manejar a este miembro discordante de nuestro equipo intentando perturbar en lo mínimo posible al resto de la plantilla. 

De hecho, cuando este tipo de situaciones se salen de control, puede resultar en una fuga de talento pues, el 54% de los buenos empleados abandonan las empresas debido a un miembro conflictivo de esta. 

Qué se considera personas conflictivas en el trabajo 

En general, las personas conflictivas en el trabajo son aquellas que de forma sistemática, ya sea voluntaria o involuntariamente, son la causa de distintos trastornos que impiden el normal funcionamiento de la empresa.

Puede ser porque no alcanzan los resultados mínimos esperados de su puesto o porque generan problemas comunicativos o de convivencia en su entorno laboral más próximo. 

Debemos tener en cuenta que, en la gran mayoría de los casos, el empleado no es conflictivo durante toda la vida laboral, sino que más bien debemos entenderlo como un empleado corriente que sufre una temporada problemática.

Esto se puede dar por distintas circunstancias personales o profesionales que provoquen estrés o incomodidad, de forma que el empleado reacciona de forma conflictiva. 

Guía Absentismo laboral

Consecuencias de las personas conflictivas en el trabajo

Cuando aparece un trabajador con estas características pueden producirse cinco situaciones:

Burnout

Contar con una persona conflictiva entre nuestras filas es un hándicap tanto para sus superiores como para sus subordinados.

Los obstáculos que el trabajador conflictivo pone a lo largo de los procesos productivos habituales pueden ir desgastando al resto de trabajadores hasta terminar por quemarlos, lo que se traduce en una empresa con una epidemia incontrolable del síndrome del burnout. 

Fuga de talento 

Como ya habíamos mencionado, un trabajador conflictivo puede suponer una nota discordante en el ecosistema de la empresa de forma que puede incluso llegar a causar incomodidad entre los otros miembros de la comunidad. 

Su actitud negativa y sus provocaciones constantes hacen que el espacio de trabajo se convierta en un campo de batalla en el que muchos empleados ejemplares no sientan cómodos ni puedan dar todo su potencial debido a la intranquilidad constante que se encuentran. Por eso precisamente podría producirse una fuga de talentos.

Descenso de la productividad

Las personas conflictivas en el trabajo provocan un descenso general en la productividad de la empresa debido, especialmente, a los problemas de convivencia que provocan.

Además, los trabajadores conflictivos suelen oponerse a tomar consenso para poder avanzar en las estrategias de la empresa, lo cual dificulta el flujo correcto de trabajo e información, ocasionando con ello retrasos. 

imagen que invita a suscribirse a la newsletter de Bizneo HR

Insatisfacción fruto de las personas conflictivas en el trabajo

Todos los problemas derivados de la aparición de un trabajador conflictivo se traducirán en una sensación de insatisfacción global de todos los empleados pues, la disconformidad del empleado problemático puede contagiarse al resto de la plantilla.  

También puede interesarte:  Salario Emocional | 7 técnicas para retener talento con Felicidad

Trabajo en equipo 

Finalmente, las personas conflictivas en el trabajo suponen una trabaja extra a la hora de trabajar en equipo, pues su actitud puede llegar a imposibilitar el correcto funcionamiento de estas estructuras. 

Cómo identificar a un trabajador conflictivo

5 señales que evidencian la personalidad conflictiva de un empleado:

Desmotivación de las personas conflictivas en el trabajo

En su gran mayoría, los trabajadores conflictivos lo son porque no tienen la motivación necesaria para dar el 100% de sí mismos, lo que se traduce en un empleado a medio gas que termina por frenar todos los procesos de los que forma parte

Oposición del trabajador conflictivo

Este tipo de personas conflictivas en el trabajo pueden serlo porque malinterpretan el rol del líder dentro de la compañía y sienten una fuerte necesidad de oponerse a cualquier propuesta presentada por alguien que no sean ellos mismos.

Entre sus conductas más comunes, podemos encontrarlos intentando quitar mérito al trabajo de otros compañeros o diciendo siempre que no a las propuestas realizadas por una figura de autoridad. 

Falta de disciplina 

Algunos trabajadores conflictivos apuestan por tomarse una excesiva confianza y empezar a actuar de forma incorrecta. Por ejemplo, alargando los descansos, llegando tarde o marchándose antes de tiempo. 

También, pueden ser pequeñas actitudes desafiantes como faltar a un plazo de entrega o generar discusiones innecesarias con otros compañeros.

Problemas de clima laboral 

Otro tipo de trabajador conflictivo es aquel cuyas actuaciones van destinadas a perturbar la convivencia dentro del espacio de trabajo. Para detectarlo, bastará con contar con un sistema de medición de clima laboral, como el que ofrece el HCM de Bizneo HR.

Con su software de Encuestas a Empleados podremos realizar cuestionarios anónimos donde los empleados contesten con sinceridad con aspectos relacionados a la convivencia. Los resultados recibidos nos indicarán en qué estado se encuentra el clima laboral de nuestra compañía. 

Cuestionarios con 20 dimensiones del clima laboral

Negatividad de las personas conflictivas en el trabajo

Un empleado conflictivo también puede ser aquel que afronta todos los retos con una actitud negativa que puede acabar con la motivación del resto del equipo, disminuyendo la productividad notablemente

Cómo lidiar con las personas conflictivas en el trabajo

Si sigues estos cinco consejos conseguirás manejar a una persona con esa personalidad en tu organización:

Dar importancia a la comunicación 

Una vez localizada la persona conflictiva, es importante recolectar datos extraídos de su rendimiento así como información aportada por sus compañeros para crear un pequeño esquema de por qué resulta problemático.

Así, podremos reunirnos con el empleado en cuestión y abordar el tema con fundamento y respeto antes de que se convierta en un conflicto de mayores dimensiones. 

Espacios participativos 

Crear un espacio seguro donde los empleados se puedan expresar con total libertad es un buen antídoto para ayudar a los trabajadores conflictivos a entender sus problemas y así poder solucionarlos de forma exitosa. Lo más importante es que todos tengan la oportunidad de dar su opinión sin miedo a ningún tipo de represalias. 

Evaluación de competencias 

En algunos casos, las personas conflictivas en el trabajo lo son porque no se encuentran desempeñando las funciones para las que están más preparados o son más aptos.

Por ello, realizar una evaluación de competencias puede ayudarnos a localizar estas discordancias y ponerles solución antes de que el conflicto pase a mayores. 

Criterios de evaluación de desempeño

Sistema de recompensas 

Establecer un sistema de beneficios que premie en función de la consecución de objetivos es una buena iniciativa para mantener al personal motivado y disminuir así el índice de conflictividad. 

Guía reconocimiento laboral

Programas de mentoring 

Mediante este método podremos facilitar el aprendizaje de las nuevas incorporaciones, haciendo más sencilla la transición mientras, a la vez, fortalecemos las soft skills del empleado. Esto funciona como una medida preventiva que puede reducir las probabilidades de que un empleado recién incorporado se convierta en un trabajador conflictivo.  

¿Y si el trabajador conflictivo es productivo?

No existe una respuesta universal para esta pregunta pero, en todo caso, conviene poner sobre la balanza los pros y los contras de la situación puesto que, muchas veces, un trabajador conflictivo productivo puede resultar en un factor negativo para la empresa.

Esto es así debido a que los problemas que el sujeto causa pueden desmotivar al resto del equipo. 

De todas formas, lo más recomendable es intentar solventar la situación para así poder seguir contando con ese trabajador productivo sin que este llegue a provocar disfuncionalidades mayores en el global de la compañía. 

software de Recursos Humanos

3 comentarios

  • Hola quisiera sabetmr sobre que material bibliografico se apoyaron para hacer la publicación, que por cierto esta muy interesante.gracias

  • Hola todos.
    Què hacer cuando el trabajador conflictivo està representado en la persona del gerente de recursos humanos?

  • Hola!
    Me encantaría que le dieran respuesta a Gil Pautt, que hacer en este caso?

Dejar un comentario

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]