Inicio  ›  Actualidad laboral / Tendencias  ›  Control horario en la empresa: cómo lograr una transición exitosa
Actualidad laboral / Tendencias

Control horario en la empresa: cómo lograr una transición exitosa

La legislación sobre el control horario en el lugar de trabajo, de inminente aplicación, tiene a muchas compañías por todo el país ocupadas en la implementación de un nuevo sistema.

¿Se encuentra tu empresa en esta situación? Conoce más sobre las implicaciones del mencionado decreto y las ventajas de ponerlo en práctica. También te decimos cómo ayudar a los empleados a asimilar el cambio de la mejor manera posible.

¿En qué consiste la nueva ley?

El 12 de mayo entra en vigor el Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. Esta ley obliga a las empresas a:

  • Fichar en el trabajo, todos los días, la entrada y salida de los empleados.
  • Al final del período respectivo, entregar al trabajador un comprobante de horas junto con su recibo de salarios.
  • Entregar a los representantes sindicales, mes con mes, la información de las horas extraordinarias trabajadas por cada empleado.
  • Preservar por cuatro años el control de presencia mensual de cada uno de sus trabajadores.

¿Cómo implementar el registro del horario laboral?

Para poder cumplir con la nueva ley, el área de Recursos Humanos deberá ser muy rigurosa en el control horario de los turnos y la gestión de las ausencias y vacaciones. La legislación marca que el sistema de control de presencia laboral, utilizado para documentar la jornada de los trabajadores, deberá pactarse por medio de una negociación colectiva. En este acuerdo deben participar las partes implicadas, es decir, la empresa y los empleados.

Cada negocio es distinto y, por lo tanto, requiere de un control de presencia laboral acorde a sus necesidades. Algunas compañías manejan un solo turno, es decir, todo su personal entra y sale a la misma hora. Otras cuentan con horarios matutinos, vespertinos e incluso nocturnos. Ahora bien, por su entorno laboral, podemos distinguir entre dos tipos de empleados. En primer lugar, están los que acuden todos los días al mismo centro de trabajo y permanecen allí durante toda su jornada. En segundo lugar, hay quienes se desplazan de un lugar a otro.

Ten presente los factores mencionados antes de inclinarte por un sistema de control horario de trabajadores en particular. La cantidad de empleados y el presupuesto de la compañía también son determinantes. Llevar un buen registro de la jornada laboral podría implicar la compra de equipo, el pago de una suscripción mensual o la contratación de personal adicional.

Ventajas del control de presencia para tu empresa

El control horario es parte importante de una estrategia integral destinada a mejorar la productividad de tu empresa. ¿Por qué decimos esto? Pues bien, el absentismo es un hábito recurrente y generalizado en muchas compañías, un problema que corre el riesgo de permanecer oculto o subestimado. Al llevar un registro del horario laboral preciso, podrás asegurarte de que toda la plantilla cumpla con su horario de trabajo.

Fichar en el trabajo contribuye, además, a determinar qué áreas necesitan de más personal para cumplir con los objetivos de la empresa. En términos prácticos, financieros y legales, es mejor hacer nuevas contrataciones que estar pidiendo regularmente a los trabajadores que hagan horas extras o complementarias.

Implementar un adecuado sistema de control horario de trabajadores también repercutirá positivamente en el grado de compromiso y satisfacción de quienes integran la compañía. Los empleados realizarán sus labores con la confianza de que recibirán un pago justo por las horas que trabajen.

Por último, al cumplir con la nueva legislación en materia de control de presencia, no tendrás problemas cuando recibas la visita de un funcionario de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Esto te protegerá de pagar infracciones que van desde los 60 hasta los 187.515 euros.

También puede interesarte:  Nace el nuevo software para control de horas y gestión de turnos Bizneo HR

Las claves para lograr una transición tersa al registro de la jornada laboral

Con todo y las ventajas que reporta para todos los involucrados, algunos trabajadores podrían tener problemas para adoptar el sistema de control horario de trabajadores. ¿Cómo lograr que la puesta en marcha sea lo más suave posible? Te servirá hacer caso a las siguientes recomendaciones.

Ponte en el lugar de los empleados. Si algunos se muestran reticentes a aceptar el nuevo registro de la jornada laboral, no asumas inmediatamente que se trata de rebeldes u holgazanes. Tal vez les preocupe que las condiciones de trabajo se vuelvan demasiado severas o sientan que la empresa desconfía de ellos. Escucha la opinión de todos.

Mantén una comunicación franca y positiva. Cuando informes al personal sobre la necesidad de fichar en el trabajo a partir de cierta fecha, evita describirlo como un reglamento, aunque ciertamente lo es. Menciona, más bien, que el control de presencia laboral busca proteger sus derechos.

También resulta muy útil destacar los beneficios del nuevo plan. De la manera más sencilla posible, explica que el control de presencia contribuirá a aumentar la productividad de la empresa, lo que se traducirá en un mayor aumento de sueldo y reparto de utilidades y en una mejor distribución de las cargas de trabajo.

Garantízales a todos que sus superiores y el área de Recursos Humanos estarán encantados de ayudarles a resolver sus dudas sobre el registro de la jornada laboral y atender cualquier inquietud que tengan en los próximos días.

Dedica tiempo a capacitar a todos. Los cambios bruscos tienden a generar confusión e inconformidades. Por eso, la transición debe ser gradual. Los supervisores de cada área deben ser los primeros en aprender a utilizar el método de control horario de trabajadores. De esta manera, podrán encargarse de capacitar al resto. Comienza con una semana de prueba para ayudar a todos a superar el nerviosismo inicial. Los primeros días o semanas, Recursos Humanos deberá seguir de cerca el nivel de asimilación del nuevo sistema de registro del horario laboral.

Recompensa al personal por su apoyo. No dejes de motivar a los empleados por fichar en el trabajo con diligencia. Para ello, te sugerimos recurrir al refuerzo positivo, es decir, a la práctica de retribuir el buen comportamiento para que se siga repitiendo en el futuro. Las recompensas por un buen registro del horario laboral pueden incluir bonificaciones, días libres, premios, etc.

¿Listo para poner manos a la obra? La buena planificación, empatía, paciencia y actitud positiva son las claves para que todo el personal de tu empresa esté listo cuanto antes para adoptar el nuevo sistema de control de presencia laboral.

Título de la imagen

Dejar un comentario.