Inicio  ›  Gestión de Personal  ›  Qué es el Personal Branding y qué te aporta
Gestión de Personal

Qué es el Personal Branding y qué te aporta

personal branding

El Personal Branding es el conjunto de estrategias encaminadas a posicionar una marca muy concreta: uno mismo. Se trata de vender mejor las cualidades y habilidades que hacen que cada uno sea único. Así se consigue acceder a nuevas oportunidades profesionales, siempre y cuando la marca personal se desarrolle correctamente.

De la misma manera que las empresas cuidan su imagen de marca, valoran en los candidatos y en sus trabajadores lo que conocemos como Personal Branding. Un punto diferencial que comenzó a utilizarse como una forma de reforzar la imagen del candidato en un contexto de búsqueda de empleo.

Sin embargo, sus beneficios van mucho más allá al constituir una genuina filosofía de desarrollo personal. Por no hablar de lo que supone para una organización contar con trabajadores de este tipo.

Qué es Personal Branding

El Personal Branding es un concepto relacionado con el desarrollo laboral y personal de los profesionales y que incide en posicionar a estos como marcas únicas y reconocibles por parte de los demás.

Se trataría de la adaptación de la tradicional imagen de marca corporativa a la realidad de cada individuo, independientemente de cuál es la actividad que realiza o cuáles son sus propósitos a corto plazo.

Los profesionales detectan cuáles son las cualidades que mejor les definen –o que desearían que les definieran- y modifican ciertos aspectos de su día a día para hacerlos coherentes con la imagen que desean proyectar de sí mismos. Es por ello que el Branding Personal contempla ámbitos como la retórica, el vestuario o la conducta.

Y si bien inicialmente se trataba de una cuestión enfocada a uno mismo, hoy el Personal Branding cuenta con un beneficio adicional para las empresas que apuestan por este tipo de trabajadores: su capacidad de difusión y su potencial para convertirse en embajadores de nuestra propia marca

Es decir, estamos hablando de un trabajador que ya cuenta con unos valores con los que se le identifica. Si son acordes con los de nuestra organización contratarle constituirá una manera de reforzarnos y de retroalimentarnos mutuamente.

imagen que invita a suscribirse a la newsletter de Bizneo HR

Orígenes del Personal Branding

La primera vez que se acuñó el término Personal Branding fue en 1997. En un artículo en Fast Company dirigido a los demandantes de empleo, el consultor estadounidense Tom Peters les invitó a convertirse –metafóricamente- en sociedades anónimas con una imagen de marca perfectamente reconocible. “The Brand Called You” (una marca llamada Tú) causó un hondo impacto entre los responsables de Recursos Humanos y creó la expresión “Yo, S. A.”.

En la primera década del s. XXI, se alteró significativamente el sentido original del término para convertirlo en una recomendación mucho más genérica para todos los profesionales, sea cual sea su situación laboral. El propio Peters afirmó en 2005, refiriéndose a todos los trabajadores, que “vamos a tener que luchar para reinventarnos a nosotros mismos […] hay que luchar y aportar un valor añadido”. Más recientemente, Dan Schawbel calificó el Branding Personal como una parte esencial del liderazgo.

La importancia del Personal Branding

Queda claro lo que es el Personal Branding y cuál es la visión de los grandes expertos en el mercado laboral actual. No obstante, ¿por qué es tan importante el Branding Personal para tener éxito en el s. XXI? Esencialmente, porque es una forma muy efectiva de vender una diferencia. Los profesionales que abanderan una determinada imagen personal son más fácilmente reconocibles que los que no lo hacen.

Más allá de este mejor posicionamiento en el mercado, otro de los aspectos más relevantes de esa postura que es Personal Branding es su carácter de guía. Los profesionales que han desarrollado una imagen personal saben en todo momento cómo deben actuar y qué actitud conviene adaptar. De este modo, incluso en situaciones complicadas, los trabajadores se mantienen fieles a un estilo muy reconocible.

Las empresas, los clientes y el mercado en su conjunto valoran muy positivamente el carácter resolutivo de los profesionales que cuentan con una mayor personalidad. No se trata tanto de acertar en las respuestas en diferentes contextos sino de conservar la calma y trasladar esta seguridad a los demás. En este sentido, se incide más en la percepción que otros se llevan de nosotros que en el fondo de las acciones.

VER VIDEO: EMPLOYER BRANDING Y FIDELIZACIÓN DEL TALENTORetener vs. fidelizar: razones para proteger el talento y que no se marche.

Beneficios del Personal Branding

Implementar con éxito una imagen de marca personal no es sencillo pero los beneficios del Personal Branding hacen que sea sumamente recomendable comenzar cuanto antes.

Acceso a nuevas oportunidades

Y no nos referimos solamente a recibir más ofertas de trabajo sino a posicionarse mejor de cara a la promoción interna dentro de la misma empresa. Un empleado que explota el Personal Branding demuestra tener una gran personalidad y un sentido de la iniciativa, cualidades altamente deseables por parte de los departamentos de RR.HH.

Enseñar a nuestros trabajadores a generar esta imagen, de hecho, puede encontrarse entre los planes de crecimiento de los empleados y en las iniciativas de formación. Una estrategia muy efectiva a la hora de motivarles.

Mayor visibilidad

Relacionado con lo anterior, el profesional que dispone de una marca personal potente consigue destacar entre el resto de candidatos y/o perfiles disponibles para las empresas.

Eso sí, conviene tener presente que ganar en visibilidad no necesariamente es positivo si la imagen que se proyecta de uno mismo no es la deseada. Al tratarse de un juego de percepciones, es muy importante ser coherente con la imagen que se quiere mostrar y evitar que sea interpretada incorrectamente por el público.

Refuerzo del liderazgo

Los profesionales suelen tener referentes en sus empresas o sectores a los que consideran una suerte de espejo en el que mirarse. Los trabajadores que cuentan con una marca personal atractiva y que transmite seguridad suelen ser vistos como líderes dentro de las compañías, un rol no necesariamente buscado pero que puede ser de gran utilidad en la gestión de equipos. Ahora bien, el liderazgo es siempre una responsabilidad, por lo que hay que cuidar al detalle lo que se dice o se hace.

También puede interesarte:  Carta de ascenso laboral | Comunica la promoción interna

Mayor influencia

En la actualidad, la capacidad de influir en la opinión o las acciones de los demás se ha convertido en objeto de deseo por parte de las marcas. El Personal Branding es una forma de ganar peso e influencia en las decisiones corporativas aunque el trabajador no forme parte de la dirección de la empresa.

Al ser visto como una persona con criterio, sus puntos de vista son siempre bien recibidos, cuando no explícitamente solicitados.

Credibilidad e integridad

Otra consecuencia positiva de la adopción de una marca personal nítida y positivamente valorada por los demás es que el profesional en cuestión gana en credibilidad.

Todo cuanto dice o hace parece veraz y coherente con su manera de ver las cosas (que todos conocen porque es una parte esencial de su marca). De igual manera, también se espera de estas personas que se caractericen por su integridad, dado que es su imagen de marca la que está en juego.

Si quieres saber cómo convertir a tus empleados en embajadores de marca no te pierdas ESTE ARTÍCULO.

Herramientas del Personal Branding

Las ventajas de acuñar una marca personal que sea fácilmente identificada por el público son seductoras pero, ¿qué herramientas o recursos pueden utilizarse para trabajar en materia de Personal Branding? Básicamente, todo aquello que interviene en la comunicación con los demás.

Imagen y vestuario

No queremos parecer superficiales pero la imagen física de un profesional es uno de los puntales de su marca personal. Adoptar un estilo propio deja bien claro que ese trabajador tiene unas preferencias nítidas y una manera nada casual de hacer las cosas.

Esto no quiere decir que el profesional en cuestión no alterne diferentes estilos en función de la ocasión.

Sentido común en las redes sociales

Es, a la vez, una evidencia más de la imagen personal y una recomendación para todos aquellos que deseen crear una marca potente. Hay que estar presentes en las redes sociales y mantener en todo momento un estilo concreto y que nos individualiza. Pero esto no es una invitación a llamar la atención al precio que sea. Conviene pensar que no siempre se puede borrar aquello que se ha publicado y ya ha sido visualizado y compartido. Sentido común ante todo.

guía de social recruiting

Retórica y comunicación en público

Los grandes líderes suelen ser personas especialmente elocuentes, capaces de conectar con el auditorio y transmitir un mensaje complejo de manera aparentemente sencilla. Por supuesto, no es necesario llegar tan lejos para construir una buena marca personal. Sí que resulta interesante probar diferentes estilos comunicativos y, cuando se dé con el que mejor se adapta a la imagen que se desea transmitir, conservarlo.

Cómo crear un Personal Branding ganador

Con las herramientas y precauciones anteriores, cualquier profesional puede crear un Personal Branding que le permita alcanzar el éxito en su empresa o en sus proyectos. Esta sería una recopilación de las claves del proceso de creación.

  • Establecer objetivos: Definir las metas para orientar el resto de decisiones en la dirección correcta.
  • Conocer las fortalezas y límites: aunque resulte tentador crear una imagen personal que recopile todas las virtudes profesionales imaginables, lo cierto es que no sería posible mantenerla indefinidamente.
  • Acuñar un sello personal en Internet: disponer de una página web, administrar un blog o mantener cierta actividad en los perfiles de las principales redes sociales son diferentes posibilidades para crear una imagen personal en la red. El alcance de estas herramientas y la facilidad para interactuar con el resto de usuario pueden convertirlas en el elemento más distintivo de tu estrategia de Branding Personal. Otro consejo es el de utilizar el mismo nombre en todas las plataformas. En el ámbito de la empresa pueden incluso compartirse los perfiles de estos empleados cuando se contratan. Por ejemplo, imaginemos que hemos contratado a un fantástico director de marketing cuya página web recibe miles de visitas de profesionales del sector que, además, son nuestro público objetivo. Todos salimos ganando si lo compartimos.
  • La utilidad: lo relevante es que aquello que se ofrezca sea de utilidad para tu público objetivo. Hay tres grandes variables que lo explican: el ahorro de dinero, el ahorro de tiempo y la mejora del bienestar.
  • Cuidar la imagen física: esta recomendación tiene una doble acepción. Por un lado, conviene ser muy cuidadosos en la elección de las fotografías que acompañan a los perfiles en las redes sociales o en cualquier documento físico o digital (el CV, por ejemplo). Por otro, es importante que el aspecto físico del profesional sea coherente con la imagen que trata de proyectar de sí mismo.
  • Conocer a los referentes del sector: en todos los campos profesionales hay una serie de referentes que, bien por el éxito que han cosechado, bien por lo singular de su perfil, pueden ser de gran utilidad a la hora de crear una marca personal. Es recomendable observar sus estrategias en la red, su retórica, su estilo y, si es posible, su manera de trabajar.

Personal Branding y SEO

A modo de conclusión, resulta interesante poner en relación dos conceptos aparentemente inconexos como el Personal Branding y el SEO. Google y otros buscadores han modificado sensiblemente los algoritmos que utilizan para posicionar los diferentes contenidos que se publican a diario, confiriendo una mayor importancia a la autoría. Dicho de otro modo, si el autor goza de cierto predicamento en su campo o genera contenido de calidad y que atrae a otros usuarios, sus páginas aparecerán en un lugar preferente en cada búsqueda.

El Personal Branding ayuda a dar mayor visibilidad a los profesionales, lo que también repercute positivamente en el número de usuarios visitan sus espacios web o visualizan sus contenidos en las redes sociales. De manera indirecta, ello mejora el posicionamiento de todos estos contenidos, lo que a su vez aumenta la capacidad de influencia de los profesionales. Una retroalimentación muy interesante que arranca con la creación de una sólida marca personal.

software de RRHH

Dejar un comentario

[1 vez al mes]
[1 vez al mes]